eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sánchez mantiene el control de Ferraz dos días después de la rebelión

- PUBLICIDAD -

La Ejecutiva en funciones de Pedro Sánchez mantiene el control de la sede socialista de Ferraz y de sus instrumentos de comunicación transcurridos dos días desde que se desatara la rebelión de los críticos para destronarle con la dimisión de 17 miembros de la dirección.

Sánchez y su equipo siguen trabajando en las dependencias del edificio situado en el número 70 de la calle Ferraz, que permanece abierto, con el habitual dispositivo de seguridad interna y con un actividad aparentemente normal.

La dirección en funciones tiene también bajo su tutela los servicios de prensa y comunicación, como son el correo electrónico y las cuentas de las redes sociales.

A través de estos canales, han distribuido hoy un mensaje para pedir a la militancia que no se manifieste mañana ante las sedes y locales del partido con motivo del Comité Federal.

En el interior de la sede, Sánchez sigue ocupando su despacho en la cuarta planta, donde también están sus principales colaboradores, si bien el secretario de Organización en funciones, César Luena, está en la quinta.

La principal novedad es que están cerrados los despachos de los miembros de la Ejecutiva que dimitieron el pasado miércoles para forzar la dimisión de Sánchez.

No obstante, siguen en su puesto de trabajo los asistentes de los dimisionarios al ser personal laboral del partido.

Esta situación, según ha señalado a EFE uno de los empleados, ha generado un clima de trabajo "un poco raro" entre los afines y los críticos con el secretario general.

"El ambiente está muy polarizado entre los que son de Sánchez y los que no", ha confesado.

Otro trabajador ha descrito la situación de "tranquilidad absoluta", aunque con una actividad a "medio gas", centrada principalmente en la organización del Comité Federal de mañana, que se antoja decisivo para ver cómo evoluciona la división en el partido.

El momento de más tensión vivido en la sede fue en la tarde del pasado miércoles después de que los críticos desencadenaran la rebelión.

El secretario de Política Federal y portavoz de los críticos, Antonio Pradas, se quejó de que le habían impedido recoger los objetos personales de su despacho, como la foto de su hijo al regresar a la sede pocas horas después de haber presentado su dimisión.

Sí se permitió ayer, jueves, el acceso a la dirigente andaluza Verónica Pérez, quien acudió a Ferraz declarándose "la única autoridad" del PSOE por ser la presidenta de la Mesa del Comité Federal.

En la sede continúa también trabajando el gerente, Gregorio Martínez, que fue quien atendió a Pérez cuando estuvo en el edificio para registrar su petición de que se reuniera la Comisión Federal de Ética y Garantías para pronunciarse sobre la situación en la que queda la Ejecutiva.

Desde última hora del miércoles, cuando tuvo lugar la última comparecencia ante los medios a cargo de Luena para hablar de las dimisiones, los periodistas no han accedido a la zona de prensa de la sede y han tenido que permanecer en la calle.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha