eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Técnicos de Hacienda dicen que la única explicación es que Bárcenas haya regularizado a través de su mujer o sociedades

Mollinedo dice que la regularización a través de la Ley Tributaria costaría entre 6,11 millones como persona física y 4,42 como sociedad

- PUBLICIDAD -
Técnicos de Hacienda dicen que la única explicación es que Bárcenas haya regularizado a través de su mujer o sociedades

El secretario general del sindicato de Técnicos de Hacienda, José María Mollinedo, ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que la única explicación, si Hacienda dice que Luis Bárcenas no se ha acogido a la amnistía fiscal y su abogado asegura que sí lo ha hecho, es que el ex tesorero del PP haya regularizado por esa vía a través de su mujer o de una sociedad.

El citado técnico ve difícil que lo pueda haber hecho por la vía de la Ley General Tributaria porque el coste, con los recargos y los intereses de demora, elevaría la factura a 6,61 millones de euros si lo realiza como persona física y a 4,42 millones de euros, si lo hace como una sociedad. Unas cifras que contrastan con el millón de euros que debe abonar por la vía de la amnistía fiscal.

Luis Bárcenas fue imputado penalmente por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, por un delito fiscal presuntamente cometido en la declaración del IRPF de 2006, cuando ingresó medio millón de euros en metálico que el ex tesorero atribuyó a una operación de compra de cuadros que luego no realizó.

Por ello, según precisó este técnico, las cantidades que ha podido regularizar corresponderían a los años siguientes, ya que cuando una persona está siendo investigada por vía administrativa o judicial por un ejercicio fiscal concreto, implica que en el caso de la amnistía fiscal no se considere una regularización, ni tampoco sería una declaración voluntaria, sino un pago a cuenta y no impediría ni las sanciones, ni la imputación penal.

Mollinedo añadió que, en todo caso, se conseguiría un "atenuante por reparación del daño, pero no la eximente" por ese ejercicio por el que está siendo investigado.

Teniendo en cuenta esto, cree que Luis Bárcenas podría haberse acogido a la amnistía fiscal para los ejercicios 2007, 2008, 2009 y 2010, ya que, aunque la prescripción administrativa es de cuatro años, la penal es de cinco, y lo lógico es que quisiera evitar cualquier tipo de imputación penal por delitos fiscales ese año.

Sin embargo, añade que, como Hacienda dice que Bárcenas no se acogió a la amnistía fiscal y su abogado insiste en que sí ha regularizado 10 millones de euros que tenía en paraísos fiscales, "la única explicación es que, o bien lo ha hecho su mujer o bien cualquiera de las sociedades que evadieron o las que recibieron en su momento el dinero evadido".

El secretario general de Gestha afirma que si no ha sido así "no tendría ningún sentido que un abogado de la talla del abogado de Bárcenas fuera a decir una tontería que no fuera cierta".

COSTE DE LA REGULARIZACION POR LA LEY TRIBUTARIA

El representante de los Técnicos de Hacienda duda de que la regularización se haya producido por la vía de la Ley General Tributaria, que supone un elevado coste para alguien que ha tratado de ocultar al fisco sus ingresos durante años.

Según los cálculos realizados por Mollinedo, una regularización de estas características supondría pagar, en caso de hacerlo como persona física, el 44,9 por ciento de los presuntamente 10 millones de euros que Bárcenas evadió, a lo que habría que añadir el recargo del 20 por ciento por declaración extemporánea y los intereses de demora desde 2009 hasta la actualidad que serían del 7 por ciento en 2009 y del 5 por ciento en los años siguientes.

La suma arrojaría un pago a Hacienda de 6.117.625 euros, de los que 4.490.000 euros sería la cantidad que no pagó en su día por los ingresos; 898.000 euros constituirían el recargo y 729.625 euros, los intereses de demora.

Si la regularización de los 10 millones de euros no declarados se realizara a través de una empresa, el pago sería del 32,5 por ciento, más intereses de demora y recargos y la suma que arrojaría son 4.428.125 euros, de los que 3.250.000 euros correspoden al impuesto de sociedades no pagado en su momento; 650.000 euros, al recargo y 528.125 euros por los intereses de demora.

Unas cantidades muy superiores a las que debería pagar de acogerse a la amnistía fiscal por la que debería haber abonado al fisco un millón de euros, de los diez que tenía ocultos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha