eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Terrorista histórica del IRA se declara culpable de colaborar con disidentes

- PUBLICIDAD -
Disidentes del IRA obligan a un autobús a llevar una bomba a una comisaría

Disidentes del IRA obligan a un autobús a llevar una bomba a una comisaría

La norirlandesa Marian McGlinchey, miembro histórico del inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), se declaró hoy culpable de colaborar con los asesinos de dos soldados británicos en un atentado perpetrado por el IRA Auténtico (RIRA) en 2009 en Irlanda del Norte.

En una vista celebrada en un juzgado de Belfast, McGlinchey, de 59 años y conocida durante el pasado conflicto por el apellido Price, reconoció haber facilitado un teléfono móvil y alojamiento a individuos con fines terroristas.

Los soldados Mark Quinsey, de 23 años, y Patrick Azimkar, de 21, fueron asesinados el 7 de marzo de 2009 en el cuartel de Massereene, en el condado de Antrim (noreste de Irlanda del Norte), mientras recogían una pizza que habían encargado.

Según la fiscalía norirlandesa, McGlinchey compró el teléfono móvil que fue después usado por miembros del RIRA, una escisión republicana opuesta al proceso de paz, para atribuirse la autoría del atentando contra esa base militar.

La norirlandesa también se declaró culpable de otro cargo presentado por la acusación por alentar el terrorismo durante un mitin de disidentes republicanos celebrado en abril de 2011 en Derry, al oeste de la provincia, donde se lanzaron amenazas de muerte contra policías católicos.

La Justicia norirlandesa anuló el pasado enero la cadena perpetua impuesta el año anterior a Brian Shivers por el asesinato de los dos soldados, mientras que el otro acusado, Colin Duffy, otro histórico del IRA, fue absuelto por falta de pruebas.

McGlinchey fue puesta en libertad el pasado mayo después de permanecer dos años en prisión por participar en el citado mitin republicano.

Anteriormente, pasó varios años en la cárcel por su implicación en un atentado con bomba perpetrado por el IRA en 1973 contra el tribunal penal londinense de Old Bailey, que causó un muerto y heridas a más de 200 personas.

No obstante, tras la firma del acuerdo de paz del Viernes Santo (1998) salió de la cárcel gracias a la amnistía concedida a los presos paramilitares por el Gobierno británico, una medida que en su caso fue revocada en mayo de 2011.

Durante su estancia en la prisión de Hydebank Prison, al sur de Belfast, la excombatiente del IRA tuvo problemas de salud y debió ser ingresada en junio de 2012 en un hospital de la capital norirlandesa, donde permaneció hasta su puesta en libertad.

Su hermana Dolours Price, otra histórica republicana, fue hallada muerta, al parecer por causas naturales, el pasado 24 de enero en su domicilio del barrio dublinés de Malahide, en el noreste de la capital irlandesa.

Ambas formaron parte del comando del IRA que perpetró el atentado contra el tribunal Old Bailey hace 40 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha