eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

UPyD cumple 5 años y se ve más necesario que nunca por las amenazas al Estado

- PUBLICIDAD -
UPyD cumple 5 años y se ve más necesario que nunca por las amenazas al Estado

UPyD cumple 5 años y se ve más necesario que nunca por las amenazas al Estado

UPyD cumple su quinto aniversario convencido de que un partido como éste, que saltó a la política para defender "algo tan revolucionario" en su momento como el Estado y la regeneración democrática, es hoy "más necesario que nunca", asegura a Efe su líder, Rosa Díez, ante los últimos pulsos nacionalistas.

No quiere hablar de expectativas, ni cumplidas ni superadas, pero sí de que UPyD va haciendo los deberes en cada nuevo reto que afronta y se ha convertido en un instrumento "imprescindible" -dice- para defender la igualdad de los ciudadanos en todo el territorio frente a las pretensiones nacionalistas de Cataluña y en Euskadi.

Cinco diputados en el Congreso, ocho en la Asamblea de Madrid, uno en el parlamento vasco y otro en el asturiano -éste decisivo para permitir la formación de un gobierno socialista en el Principado hace cuatro meses- son algunos de los resultados que exhibe UPyD desde que un 29 de septiembre de hace cinco años arrancara esta nueva formación.

También en su "haber" cuenta con un eurodiputado y cinco concejales en el Ayuntamiento de la capital, lo que pone de relieve -subraya Díez- que hay "muchas razones" para "estar muy contentos" de este cumpleaños, que celebrará mañana, sábado, en Vitoria, con un acto público.

En el balance del "debe", Rosa Díez admite que tiene flancos "débiles" en las comunidades históricas, pero piensa que es precisamente por falta de un discurso nacional y más cohesionado, "de españoles sin complejos".

De hecho, en las elecciones del 21 de octubre en Galicia, donde no tiene representación, y en el País Vasco, los sondeos no están muy de su parte. Podría incluso perder el escaño que tiene en la Cámara vasca, según éstos.

En Cataluña, el adelanto electoral al 25 de noviembre, con el desafío secesionista detrás, UPyD tampoco tiene mucho que arañar y así lo comprobó en los comicios autonómicos de 2011, donde sólo logró el 0,17 por ciento del respaldo, por debajo incluso de partidos un tanto estrafalarios, como el del travesti Carmen de Mairena.

No obstante, el hecho de reconocer estos puntos débiles en las comunidades históricas no va a apartar a Rosa Díez ni un milímetro de su discurso en clave "de Estado" y no piensa hacer concesiones programáticas de carácter territorialista.

Reivindica, de esta manera, un Estado federal, con "corresponsabilidad política", y que el Gobierno central recupere algunas competencias, como la de educación, que la considera básica por entender que "vertebra" el país desde el punto de vista de la igualdad y de la competitividad.

Pero aparte de las dificultades para hacer llegar el mensaje en algunas comunidades, la líder de UPyD, en la conversación mantenida con Efe, ve también que a su partido le cuesta "penetrar" en la sociedad al no pertenecer al "'establishment'" y no contar con "padrinos económicos ni tampoco los recursos" de otras fuerzas políticas .

Hay todavía muchos ciudadanos que "no han descubierto" sus siglas, insiste Rosa Díez, aunque su marca está "muy bien valorada" como lo reflejan las encuestas, que, además, recalca Díez, sitúan al 80 por ciento de los españoles en el espacio ideológico que ocupa UPyD.

En esta todavía corta andadura política, UPyD ha superado hasta su primera crisis interna, aunque Díez no la considera como tal sino como parte de la dinámica democrática que debe imperar en los partidos. "Unos vienen, otros se van. No ha habido ninguna crisis", afirma rotunda.

Y el que se fue y agitó las aguas del partido fue Mikel Buesa, un símbolo de la lucha contra el terrorismo, que abandonó UPyD en julio de 2009 por estar en desacuerdo, según adujo entonces, con el "autoritarismo" de la ejecutiva.

En su marcha arrastró a catorce dirigentes y militantes, expedientados por intentar crear una estructura paralela. De aquel episodio, no queda ni rastro.

Hoy UPyD, que debutó en las elecciones generales de 2008, se ve fuerte y "en alza" para ocupar ese hueco que cree que está dejando el "desencanto" que han generado los dos grandes partidos, el PP y el PSOE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha