eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vehículos blindados mantienen la seguridad de partes de la isla de Leyte

- PUBLICIDAD -
La ONU urge más rapidez en la entrega de ayuda en la devastada Filipinas

La ONU urge más rapidez en la entrega de ayuda en la devastada Filipinas

Vehículos militares blindados y efectivos de seguridad con rifles M16 patrullan las calles de Tacloban donde el gobierno afirmó hoy tener "controlada la situación", mientras en otras partes de la región hay alertas de inseguridad, robos y saqueos.

"La situación de seguridad allí ha cambiado. Hemos desplegado 1.200 soldados en apoyo a los 800 miembros de la Policía y cuatro vehículos blindados armados", declaró hoy el ministro filipino de Defensa, Voltaire Gazmin, quien aseguró que tienen "el control total de la seguridad en Tacloban".

No obstante, la desprotección siendo un problema en otras zonas de la región de Leyte con asaltos a gasolineras y almacenes de suministros.

Alrededor de un centenar de supervivientes del tifón Haiyan, que hace seis días arrasó las provincias centrales de Filipinas, invadieron una gasolinera ante la impotencia de los efectivos de seguridad allí desplegados.

Las víctimas lograron abrir el acceso a los depósitos de combustible, el cual extraían litro a litro ayudados por botellas de plástico cortadas por la mitad y atadas a uno de los extremos de largas varas de bambú.

El pasado martes, ocho personas perecieron en la ciudad de Alangalang, a unos 30 kilómetros de Tacloban, al derrumbarse el muro de un almacén de arroz cuando era asaltado por miles de damnificados.

El alcalde de Tacloban, Tecson John Lim, reconoció que es frecuente escuchar disparos por las noches los cuales, la mayoría, son realizados por dueños de casas y tiendas que intentan espantar a los criminales que buscan robar sus bienes.

"Desde el primer día se ha informado de incidentes con armas, pero ahora la situación está más calmada", aseguró a los medios Lim.

Las autoridades penitenciarias de la provincia de Leyte indicaron que unos 160 reclusos escaparon de cinco cárceles de la zona durante el tifón, algunos probablemente fruto de la apertura de algunas celdas por los guardianes para evitar que los reos murieran ahogados.

"Perseguirlos es imposible (...) En Tacloban tenemos 293 policías locales, pero sólo 30 se han presentado a servicio", apuntó Lim, quien no descartó que muchos hayan muerto, mientras otros se encuentren ayudando a sus familias.

La llegada de un destacamento de un millar de marines estadounidenses podría ser esencial para ayudar a las tareas de reparto de ayuda y mantenimiento de la paz en toda la región.

"No hemos llegado a todas las áreas, pero la responsabilidad es nuestra tal como acordamos con los ministerios de Interior y Seguridad Social que nosotros cubriríamos todos los 40 municipios de Leyte", dijo el ministro de Defensa filipino.

El tifón Haiyan, que según declaró el presidente de Filipinas; Benigno Aquino, habría causado la muerte a entre 2.000 y 2.500 personas, sería de confirmarse estas cifras el tercer desastre natural más mortal sucedido en la historia del país.

Haiyan arrasó el pasado viernes 8 de noviembre las provincias centrales del archipiélago con vientos sostenidos de 225 kilómetros por hora y ráfagas máximas que sobrepasaban los 300 kilómetros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha