eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La alianza libia avanza por el oeste hacia Sirte en un intento por cercar al EI

- PUBLICIDAD -
La alianza libia avanza por el oeste hacia Sirte en un intento por cercar al EI

La alianza libia avanza por el oeste hacia Sirte en un intento por cercar al EI

Los combates se intensificaron hoy en los aledaños de Sirte, ciudad libia hacia la que avanzan las milicias de la alianza formada por el llamado Gobierno de unidad en un intento por cercar y expulsar a los yihadistas que la controlan desde hace un año.

Una fuente de la citada fuerza explicó a Efe que unidades de combate se incautaron anoche de 37 kilos de oro, cerca de 3 millones de dólares y un importe indeterminado en otras monedas que los yihadistas abandonaron en la localidad vecina de Abu Najim, reconquistada tras días de duros enfrentamientos.

"Actualmente no queda ninguna huella del EI aquí, los yihadistas han desaparecido completamente de la ciudad y se han replegado 30 kilómetros al oeste de Sirte", explicó la fuente, que prefirió no ser identificada.

Según su relato, el botín estaba oculto en uno de los edificios de la localidad y junto a él los soldados, la mayoría procedentes de la ciudad vecina de Misrata, hallaron gran cantidad de armas y municiones.

"Nuestras informaciones de inteligencia militar apuntan a que los yihadistas han comenzado ya a abandonar Sirte y se han instalado en la ciudad costera de Harawa", situada a unos 70 kilómetros al este, en cuya comisaría se han visto vehículos del EI repletos de presos, agregó la fuente.

En el frente este están apostadas también las fuerzas fieles al gobierno de Tobruk, bajo el mando del general Jalifa Hafter, quien anoche reunió a su alto mando para atacar, aunque sin coordinación con la alianza.

Hafter, exmiembro de la cúpula que en 1969 aupó al poder a Muamar al Gadafi y que fue reclutado años después por la CIA para convertirse en su principal opositor en el exilio, trazó planes para penetrar también en Bengasi, segunda urbe del país.

El portavoz militar de la Alianza, Mohamed al Jasri, reveló, por su parte, que la alianza prepara una vasta operación cuyo objetivo es cercar Sirte con ayuda de la fuerza autónoma que protege las instalaciones petroleras.

"Instamos a los residentes a abandonar la ciudad", bastión de los yihadistas desde junio de 2015, advirtió Al Jasri aunque sin concretar fecha para una ofensiva de la que Trípoli habla desde hace semanas.

Una alianza de milicias bajo el mando del Gobierno de unidad se prepara desde hace un mes para asaltar Sirte, ciudad en la que nació Al Gadafi y en la que murió apaleado por una turbamulta en octubre de 2011 tras ser derrocado.

Las citadas fuerzas mataron en los últimos días a Jaled al Shaib, uno de los principales cabecillas del EI en el norte de África, sobre el que pesaba una orden de captura internacional.

Conocido bajo el sobrenombre de "Abu Sajr", el extremista estaba considerado el coordinador de las fuerzas afines al EI en la costa africana y cerebro del atentado que en marzo de 2015 segó la vida de 22 turistas extranjeros en el museo El Bardo de Túnez.

Su cadáver fue hallado en los alrededores de Sirte junto a otros 40 supuestos miembros del EI, organización que desde la radio que controla en la ciudad ha jurado bombardear Misrata en represalia por las muertes.

El diario "Times" asegura que en la citada operación participaron soldados de élite del Reino Unido, que junto a unidades militares italianas, francés y norteamericanas colaboran con el gobierno de unidad.

Hasta Misrata llegó este lunes el enviado especial de la ONU para Libia, Martin Kobler, quien expresó su apoyo a las operaciones bélicas y trató con las autoridades locales la situación económica y humanitaria.

"He venido aquí para escuchar la opinión de los representantes de Misrata, sobre los próximos objetivos y para discutir la política, la cuestión humanitaria, la seguridad y la situación económica", señaló.

El diplomático alemán se reunió con representantes del Consejo Municipal de Misrata y parlamentarios del Parlamento de Tobruk, reconocido por la comunidad internacional, visitó el hospital de la ciudad y abordó con los médicos locales las "ayudas urgentes" y la mejora de la cooperación con las Naciones Unidas.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional apoyara el alzamiento rebelde y contribuyera militarmente a la caída del régimen dictatorial de Gadafi.

En la actualidad tiene tres gobiernos: uno considerado rebelde y que hasta marzo controló Trípoli; otro en Tobruk, que aún retiene la legitimidad popular y un tercero "de unidad nacional" al que Naciones Unidas y la Unión Europea apoyan pese a que los otros dos no lo reconocen.

De este conflicto han sacado provecho los grupos yihadistas, en especial el Estado Islámico y la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que además de Sirte controlan la ciudad de Derna, vecina a Egipto, y barrios de Bengasi.

Por Mohamad abdel Kader

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha