eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La jueza imputa al comisario Villarejo por el apuñalamiento de la doctora Pinto

Le llama a declarar el 29 de junio después de que fuera reconocido por la mujer en una rueda de reconocimiento

La doctora denuncia que el policía le agredió en plena calle mientras decía: "López Madrid quiere que cierres la boca"

Su reconocimiento se ha retrasado dos años porque el Ministerio del Interior excusó al agente antes de jubilarse por viajes en el extranjero

59 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El comisario Villarejo en el acto de condecoración y a su izquierda, el número dos de la Policía, Eugenio Pino

El comisario Villarejo en el acto de condecoración y a su izquierda, el número dos de la Policía, Eugenio Pino

La jueza Belén Sánchez ha citado al comisario de Policía José Manuel Villarejo para que declare como imputado por el apuñalamiento de la doctora Elisa Pinto en abril de 2014. La citación se produce después de que la mujer reconociera al policía jubilado en una rueda de reconocimiento celebrada la pasada semana en sede judicial y más de dos años después de que la agredida reconociera a su presunto agresor por primera vez en las fotografías que le fueron enseñadas en comisaría.

A pesar de aquel reconocimiento fotográfico de mayo de 2015, el comisario había logrado eludir una rueda de reconocimiento en el juzgado hasta el pasado martes. Las primeras citaciones tuvieron lugar en julio y septiembre de 2015. Entonces, Villarejo estaba destinado en la Dirección Adjunta Operativa de la Policía, a las órdenes directas del comisario Eugenio Pino, y el Ministerio del Interior le excusaba con el argumento de que estaba en misiones policiales secretas fuera de España.

Unos meses antes, en marzo de 2015, eldiario.es publicó que Villarejo había sido condecorado el año anterior por su participación en las maniobras policiales en Cataluña. El pasado verano fue el propio comisario quien, próximo a su jubilación, reconoció haber participado en la Operación Cataluña, la utilización partidista de medios materiales y humanos para investigar a políticos que lideran el proceso soberanista.

Aquel reconocimiento de sus actividades se produjo durante otra declaración judicial, también como imputado. Sobre Villarejo pesa todavía esa condición en una pieza separada del caso del Pequeño Nicolás, la grabación ilegal a otros policías y agentes del CNI, y su posterior difusión a los medios. Los investigadores del caso redactaron un extenso informe en el que denuncian un complot de la cúpula policial de Fernández Díaz para sabotear el caso del Pequeño Nicolás y proteger a Villarejo.

El ministro del Interior de la época, Jorge Fernández Díaz, destacó los servicios al Estado del comisario hoy jubilado cuando El País publicó que posee un patrimonio de 16 sociedad valoradas en 12 millones de euros.

La doctora Elisa Pinto denunció en 2014 una campaña de acoso por parte de uno de sus pacientes, Javier López Madrid, por entonces consejero de OHL y yerno todavía de Juan Miguel Villar Mir. En el marco de ese acoso, la doctora ha denunciado dos agresiones con arma blanca. Una de ellas se produjo el 10 de abril en plena calle. López Madrid respondió con otra denuncia contra la mujer, que a día de hoy sigue imputada en otro juzgado.

Según el relato de la mujer, ella se bajó de su coche para dirigirse al maletero, momento en el que un hombre la acometió, le pinchó en el costado y dijo: “López Madrid quiere que cierres la boca”. Uno de sus hijos, que iba en el asiento trasero, también reconoce a Villarejo como el hombre que se dirigió una vez a él a la salida del colegio y al que pudo ver otras merodeando en los alrededores.

Tras reconocerle en la rueda de reconocimiento, la defensa de la doctora ha solicitado a la jueza una orden de alejamiento para el policía jubilado que todavía no ha sido resuelta. La defensa de la mujer razona su petición en que “impida o dificulte la perpetuación de la actuación delictiva del presunto investigado”, quien habría continuado con un “hostigamiento” contra la denunciante con posterioridad a la agresión del 10 de abril de 2014.

El jefe de la comisaría donde denunció Elisa Pinto el acoso de López Madrid citó a la dermatóloga en mayo de 2015, después de recibir información de un confidente según la cual su compañero Villarejo podría ser el autor de la agresión. El comisario Jaime Barrado organizó dos reconocimientos con fotografías de hombres parecidos a Villarejo e incluyó sendas instantáneas del sospechoso, una reciente y otra de hace más de quince años. La doctora lo reconoció en ambas “sin ningún género de dudas”, según consta en el acta.

Después llegaron una serie de informes policiales que tres años después de las primeras denuncias de la doctora daban un vuelco al caso. La Policía aseguraba que la doctora era la auténtica autora del acoso y que había falsificado pruebas. La jueza Belén Sánchez archivó el caso, pero la Audiencia Provincial de Madrid le ordenó el pasado mes de abril reabrirlo y practicar una serie de diligencias, entre ellas la rueda de reconocimiento de Villarejo. También obligó a la jueza a tomar declaración a varios testigos.

Entre los que comparecieron el pasado martes están los facultativos que atendieron a la mujer y que ante la jueza descartaron que la doctora se autolesionara, como apuntaban los informes que exculpaban al yerno de Villar Mir y a Villarejo. La declaración de Villarejo está prevista para el próximo 29 de junio a las 11:00 horas. 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha