eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los constitucionalistas ganan en Pineda de Mar, uno de los pueblos con escraches a policías el 1-O

Los partidos independentistas mantienen la mayoría en Calella y Sant Julià de Ramis

- PUBLICIDAD -

Los partidos constitucionalistas (Ciudadanos, PSC y PP) han ganado en Pineda de Mar, uno de los pueblos con escraches a policías tras el referéndum del 1 de octubre, y los partidos independentistas han mantenido el respaldo de la mayoría en otras localidades como Calella o Sant Julià de Ramis, que también vivieron momentos de tensión tras la votación suspendida por el Tribunal Constitucional.

Ciudadanos ha barrido en votos a los partidos independentistas en Pineda de Mar y ha mejorado notablemente y capitalizado el voto constitucionalista en Calella, donde estaban alojados guardias civiles que tuvieron igualmente que abandonar la localidad por las presiones de vecinos.

Al contrario que en 2015, en Pineda de Mar los 14.986 votantes han respaldado mayoritariamente a Ciudadanos (31,03%), PSC (14,89%) y PP (4,87%). En total, el 50,79% ha votado a estos tres partidos, frente al 38,63% sumado por ERC y JuntsxCat (dos años atrás, habían conseguido el 35,72%). La CUP ha bajado ligeramente hasta el 3,12%.

En Calella, JuntxCat ha obtenido el 29,63% de los 9.928 votos. Al partido liderado por Carles Puigdemont le sigue con el 24,40% ERC y, en tercera posición, Ciudadanos con el 21,59%. El partido 'naranja' pasa de 1.147 votos (12,26%) en 2015 a los 2.135 apoyos en las autonómicas convocadas este 21-D en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Por bloques, los constitucionalistas suman el 34,86% y los independentistas que concurrieron conjuntamente en 2015 bajo las siglas de Junts pel Sí el 54,03%. La CUP ha obtenido el 4,39% (frente al 7,96%).

SANT JULIÀ DE RAMIS

Sant Julià de Ramis, en Girona, fue otro de los municipios donde se vivió más tensión durante la votación del 1-O. Ante la permisividad de los Mossos d'Esquadra, los vecinos colocaron un tractor en la puerta del centro de votación donde estaba previsto que acudiera el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

La Guardia Civil desplegó un dispositivo para tratar de impedir la votación. Ante la resistencia de algunos ciudadanos, los agentes cargaron, dejando imágenes que se convirtieron en virales como la del agente del Instituto Armado que, en medio de los empujones, instó a un padre a que desistiera de su actitud, ya que portaba a su hijo en hombros.

Este 21-D, JuntsxCat ha sido la fuerza más votada doblando a la segunda formación, ERC. Los 2.189 votantes se han repartido entre el partido de Puigdemont (38,62%), ERC (21,80%) y Ciudadanos (20,38%). Junts pel Sí consiguió el respaldo de 1.182 vecinos de Sant Julià en 2015. Este jueves, el partido de Puigdemont ha conseguido 843 votos y ERC 476, ligeramente superior a hace dos años.

Es decir, la suma de JuntsxCat y ERC ha alcanzado el 60,42%, frente al 56,77% en 2015. La CUP ha sido respaldada por el 5,13% de los vecinos de Sant Julià. El bloque constitucionalista de Ciudadanos, PSC y PP ha mejorado ligeramente, gracias al partido 'naranja', aunque la suma no ha superado el 30%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha