eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La derecha endurece las críticas a Bachelet y todos coinciden en llamar a votar

- PUBLICIDAD -
La derecha endurece las críticas a Bachelet y todos coinciden en llamar a votar

La derecha endurece las críticas a Bachelet y todos coinciden en llamar a votar

La derecha chilena endureció hoy sus críticas a la candidata presidencial mejor situada, Michelle Bachelet, al entrar en su etapa final la campaña para las elecciones del domingo con llamamientos de todos los partidos a concurrir a votar.

En este cruce de renovadas acusaciones, las principales proceden de la derecha y su aspirante presidencial, Evelyn Matthei, que puso en duda el alto gasto electoral de Bachelet, de centroizquierda y favorita en los sondeos, asegurando que bordea el límite legal y que ha recibido financiación de empresarios.

Los comentarios fueron refutados hoy por el presidente del Partido Socialista, al que Bachelet pertenece, Osvaldo Andrade, que dijo que las críticas de Matthei, aspirante por La Alianza, son parte de "la desesperación de una candidatura que no prendió".

Andrade agregó que los fondos que financian la campaña de Bachelet provienen de créditos solicitados por ella y su partido.

Según los últimos sondeos, Bachelet lleva mucha ventaja sobre Matthei y los otros siete candidatos a la Presidencia, e incluso apuntan que la expresidenta, que gobernó entre 2006 y 2010, podría imponerse en primera vuelta y la coalición que la respalda, Nueva Mayoría, obtener una mayoría parlamentaria.

En vista de las proyecciones, el oficialismo ha endurecido su discurso y ha dicho que las propuestas de Bachelet de reformar la Constitución -aprobada durante la dictadura de Augusto Pinochet- garantizar educación gratuita universal y elevar los impuestos a las empresas, echarán por tierra los avances económicos alcanzados por el país en las últimas décadas.

"Si vence Bachelet, se puede imponer un giro a la izquierda demasiado brusco para un país moderado como Chile", aseveró el jefe de campaña de Matthei, Joaquín Lavín.

Los partidarios de Bachelet han calificado las acusaciones de los conservadores como una "campaña del terror" sin sustento real.

Más allá de los dardos de lado y lado, los candidatos, que preparan ya sus cierres de campaña, han coincidido en llamar a la población a concurrir a las urnas el domingo para evitar una alta abstención, como ocurrió en los comicios municipales de octubre del 2012, cuando se estrenó en Chile el voto voluntario.

Pero especialmente la derecha, que teme poca participación de sus simpatizantes por el mal posicionamiento de Matthei en las encuestas y los constantes roces que han tenido los dos partidos del pacto oficialista, han redoblado sus esfuerzos por atraer votantes.

Mario Desbordes, secretario general de Renovación Nacional (RN), uno de los partidos de la Alianza, pidió así a la "familia militar" que "entregue sus votos a la candidata Eveleyn Matthei", hija de un general retirado que integró la junta militar en tiempos de Pinochet.

Los analistas coinciden en que si el oficialismo, tanto en la elección presidencial como en las legislativas, obtuviera pobres resultados, la crisis de la derecha, que se reflejó en el sucesivo cambio de candidatos presidenciales, hasta que Matthei fue proclamada en agosto, se profundizará.

El propio presidente de RN, Carlos Larraín, declaró hoy que "fue un error" de la Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido de Matthei, renunciar a su primer aspirante, el exministro de Obras Públicas Laurence Golborne, tras un fallo judicial que lo vinculó a cobros abusivos por parte de una empresa minorista de la que anteriormente fue gerente.

Golborne entregó el testigo a Pablo Longueira, exministro de Economía, que en junio se impuso en las primarias conservadoras sobre el candidato de RN, el exministro de Defensa Andrés Allamand.

Pero unos días después Longueira abandonó la candidatura a causa de una depresión y la derecha quedó desarbolada.

En medio de una fuerte tensión entre ambos partidos, la UDI proclamó a Matthei y RN la apoyó, dejando de lado sus propias aspiraciones.

Desde el Gobierno se hicieron serios intentos por reforzar la opción de Matthei, aprovechando que la popularidad del presidente Sebastián Piñera ha repuntado lentamente, hasta situarse en torno a un 40 por ciento, según los últimos sondeos.

Entretanto, las autoridades también deben preocuparse de resolver otros problemas que pueden afectar la jornada electoral, principalmente una huelga que desde hace tres semanas mantienen los empleados municipales, ya que los centros de votación se instalan mayoritariamente en escuelas que dependen de los municipios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha