eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El médico acusado de abusos actuó fuera de la práctica común, según los forenses

- PUBLICIDAD -
El médico acusado de abusos actuó fuera de la práctica común, según los forenses

El médico acusado de abusos actuó fuera de la práctica común, según los forenses

El exjefe de urgencias del Hospital Santa Caterina de Salt, acusado de abusos a cinco de sus pacientes, actuó en todos esos casos fuera de la práctica médica común, según han confirmado los forenses que han declarado hoy en el juicio que tiene lugar en la Audiencia de Girona.

Los expertos han dictaminado que hubo una "praxis incorrecta" en las actuaciones de Josep C., quien realizó exploraciones a las víctimas que nada tenían que ver con las dolencias que presentaban.

Los forenses, que han analizado caso por caso, han mantenido que la inspección de órganos genitales carecía de valor alguno para diagnosticar el dolor en la cadera por el que una de las pacientes acudió al servicio de urgencias.

Por contra, los dos peritos aportados por la defensa, uno de ellos una ginecóloga, han negado la existencia de tocamientos innecesarios y han calificado la práctica del acusado de minuciosa.

Uno de los forenses ha recordado a estos los testimonios de la defensa que Josep C. acompañó las manipulaciones con comentarios libidinosos y ha contado con el respaldo del doctor en cuya valoración se apoyó el expediente del Instituto de Asistencia Sanitaria (IAS) de despido disciplinario del procesado por mala praxis.

Las psicólogas que visitaron a las víctimas han descrito los cuadros ansioso-depresivos que presentaban y han calificado de "reacción lógica" la ausencia de denuncia de los hechos de las pacientes en un primer momento.

Los agentes de los Mossos d'Esquadra que llevaron el caso han ratificaron que dieron credibilidad al relato de las víctimas y han explicado que había otra mujer que relató abusos, pero que eludió denunciar al acusado.

Estos policías han respaldado el testimonio de ayer del jefe de Recursos Humanos del IAS, quien desveló que varias enfermeras se negaban a trabajar con Josep C. por las proposiciones sexuales que les hacía.

El fiscal pide una pena de dieciocho años de cárcel y el mismo tiempo de inhabilitación para el procesado, a quien acusa de cinco delitos de abuso sexual, dos de ellos con introducción de miembros corporales por vía vaginal.

Además, la solicitud incluye la imposibilidad de acercarse a menos de 500 metros de las víctimas y una indemnización total de 26.000 euros.

La defensa mantiene que Josep C. es un profesional "irreprochable", con veinticinco años de trayectoria, e insiste en que todas las exploraciones que realizó respondieron a criterios médicos.

El imputado declarará mañana antes de la presentación de los informes finales, después de que su abogado postergara este trámite al final del juicio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha