eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los miradores de Canarias sorprenden con sus mares de nubes, degolladas y calderas, vistas de 360º y mantos de estrella

El artista lanzaroteño César Manrique es autor de algunos de los miradores más especiales del archipiélago

- PUBLICIDAD -

Los miradores mas importantes e imponentes del archipiélago canario sorprenden a sus visitantes gracias a sus mares de nubes, a sus montañas, degolladas y calderas, así como con sus vistas panorámicas de casi 360 grados que permiten ver las islas desde perspectivas vertiginosas e inéditas.

Además, si aguarda hasta el atardecer podrá ver los auténticos espectáculos naturales de colores que ofrecen los momentos finales del día. Y si es capaz de esperar algo más, hasta entrada la noche, hará lo propio con los claros y brillantes mantos de estrellas que estas atalayas privilegiadas permiten.

Empezando por la isla más occidental, la de El Hierro, cabe destacar el Mirador de la Peña, diseñado --como otros varios de los mejores miradores del archipiélago-- por el artista lanzaroteño César Manrique.

Este punto panorámico domina todo el valle de El Golfo, una amplia bahía orientada hacia el norte, en una isla cuyo abrupto relieve genera una gran cantidad de atalayas vertiginosas hacia todos los puntos cardinales, entre las cuales también destacan los miradores de Bascos y de Las Playas.

EN LA GOMERA PODRÁ VER LOS ESCARPADOS ROQUES DE AGANDO U OJILA

En La Gomera, por su parte, cabe destacar el Mirador de los Roques, muy cercano al Parque Nacional de Garajonay. Este mirador, situado junto a la carretera TF-713, apenas a 300 metros del cruce con la CV-14, ofrece grandes vistas de las crestas más escarpadas de la isla: los roques de Agando, Ojila, La Zarcita y Carmona.

Otras panorámicas imprescindibles de La Gomera se pueden admirar desde los miradores de Abrante, cerca de Agulo, y de Palmarejo, en Valle Gran Rey.

Cuando visite La Palma --algo que seguramente disfrute especialmente si cuenta con coche para recorrerla--, puede tomar un breve desvío de la carretera LP-4, en el extremo norte del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.

Allí dará con el Mirador del Roque de los Muchachos, que se encuentra justo al lado del observatorio astronómico de La Palma, en el punto más alto de la isla, a 2.426 metros, una altitud que en un día despejado le permitirá observar El Hierro, La Gomera y hasta el pico del Teide, en Tenerife.

Un espectacular mar de nubes suele estancarse en las faldas de la caldera. De él emergen solo los roques más altos en una estampa que no olvidará.

LA PALMA OFRECE LOS CIELOS MÁS LIMPIOS DEL PLANETA

Si aguanta despierto hasta la madrugada, allí podrá disfrutar de los cielos más limpios del planeta y podrá intentar descifrar los secretos de las estrellas. También en La Palma puede visitar otros miradores de relevancia como los de la Cumbrecita y del Time.

El Mirador del Río (Lanzarote), también fruto de la mano de César Manrique, está situado en el extremo norte de la isla y convive mimetizado con en el entorno.

Así, ofrece una de las panorámicas más excepcionales de todo el archipiélago, con vistas hacia el norte del estrecho conocido como El Río --de la isla de La Graciosa y los demás islotes del archipiélago Chinijo-- y hacia el sur, a través de la gran plaza que precede al edificio, del altivo Volcán de la Corona, que domina la zona.

En Fuerteventura, por su parte, Manrique también dejó su impronta en el Mirador del Morro Velosa, dos kilómetros al norte de la localidad de Betancuria por la carretera FV-30, a 669 metros de altitud.

VOLCANES Y ESTRELLAS, PROTAGONISTAS EN FUERTEVENTURA

Domina una amplia panorámica del centro de la isla, con la población de Antigua a los pies y el paisaje volcánico tachonado de cráteres que se extiende hasta la costa oriental. Además de las vistas diurnas, este mirador es un lugar ideal para la observación de las estrellas.

Unos pocos kilómetros más al sur por la misma FV-30 se alcanza el mirador de Las Peñitas, situado cerca de la localidad de Vega de Río Palmas y que también merece una visita.

El centro de la isla de Gran Canaria acoge el Mirador del Pico de las Nieves, que se sitúa a escasa distancia del Pico homónimo que alcanza los 1.949 metros y representa el punto más alto de la isla redonda.

Este mirador ofrece vistas del Roque Nublo y de las calderas de Tejeda y Tirajana e incluso del Teide, en la vecina Tenerife, que aparece a menudo con su base envuelta en nubes.

Más al sur, a siete kilómetros de Maspalomas, se encuentra el mirador de la Degollada de las Yeguas, que ofrece unas espectaculares vistas del valle de Fataga, de las dunas de Maspalomas y del Atlántico norte que baña el archipiélago.

DESDE EL MIRADOR DE ORTUÑO 'CAMINARÁ' SOBRE EL MAR DE NUBES DEL TEIDE

En el caso de Tenerife, le recomendamos ir en dirección al Teide (si es desde Santa Cruz a través de la TF-24). En el punto kilométrico 19, en pleno Parque Natural de Las Lagunetas, se encuentra el reconocido Mirador de Ortuño, situado 1.590 metros sobre el nivel del mar.

Esa altitud permite al visitante apreciar a sus propios pies el mar de nubes sobre el que se yergue el Teide. Al norte de Santa Cruz de Tenerife también puede encontrar otros miradores que sin duda hacen merecer el paseo.

Para empezar, el mirador del Pico del Inglés, con grandes vistas de los roques de Anaga y de la capital; mientras que al oeste, muy cerca de Masca, se encuentra el mirador de Cherfe, con panorámicas de los vertiginosos barrancos del Parque Rural del Teno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha