eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El movimiento de cabeza de Javier Arenas

46 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Muchos periodistas teníamos preparada la misma pregunta para María Dolores de Cospedal: ¿están dispuestos todos a facilitar sus declaraciones de renta desde 1990 para demostrar que están limpios? Cuando Cristina Pardo, de La Sexta Noticias, lo preguntó, la secretaria general del PP la atendió con su mejor sonrisa y miró discretamente hacia abajo.

Javier Arenas movía la cabeza de un lado a otro y decía que no sin hablar. Carlos Floriano fruncía el ceño pero no cabeceaba. Desde mi asiento, no vi si Esteban González Pons hacía algún gesto. Mientras tanto, Cospedal había arrancado a hablar para responder que los pagos en el PP son públicos, claros y transparentes porque todo se refleja en las declaraciones de la renta. Tras unas frases algo confusas, finalmente dijo "pues mire, sí, van a verlas todas, se van a presentar”.

No quedó muy claro si pretenden colgar todas sus declaraciones de renta en su web o si el trámite consistirá en dárselas a la tesorera del partido para elaborar su investigación. Cospedal ya ha prometido que los resultados de la auditoría interna serán públicos y que Carmen Navarro tiene vía libre para barrer debajo de cualquier alfombra.

Ella y los otros tres vicesecretarios ya han hecho sus declaraciones juradas. Rajoy, aún no “por cuestiones de agenda”, pero también la hará. La duda es si veremos los documentos o sólo las conclusiones que haya sacado en el PP a partir de ellos.

Arenas aclara, a través del departamento de comunicación del PP, que no estaba haciendo ninguna indicación a Cospedal y que todo es una “cuestión de interpretación” de la que escribe. El hecho de que pueda consultarse su declaración en la web del Parlamento Andaluz es la prueba, según Arenas, de que no negaba nada.

Hay que recordar que la cuestión de los ingresos brutos del dirigente andaluz ha provocado polémica y que el PP los hizo llegar al Parlamento autonómico en julio de 2011, varios días después de publicar los de José Antonio Griñán. Arenas ya había renunciado a parte de los ingresos que le llegaban de Génova en concepto de gastos de representación para que no se entendieran como parte de su sueldo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha