eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una nueva vida como superviviente tras diez años maltratada en el hogar

- PUBLICIDAD -
Mato condena el último asesinato y anima a reaccionar ante cualquier síntoma

Mato condena el último asesinato y anima a reaccionar ante cualquier síntoma

Sufrió durante diez años la violencia física, psíquica y sexual que sobre ella ejerció su exmarido, al que denunció hasta tres veces antes de decidirse a abandonarlo con sus dos hijos y emprender, como superviviente, una nueva vida en la que sentirse "capaz de conseguir todo lo que me propusiera".

María Dolores, de 30 años, es una de las 2.150.000 mujeres que han sufrido maltrato alguna vez en su vida en España y que, tras escapar de un "infierno", ha podido contar su caso en el primer Congreso Internacional de Mujeres Supervivientes que se celebra en Valencia.

"No cambian tanto las cosas como cuando cambia una misma", ha asegurado a EFE María Dolores, quien ha subrayado el valor que tiene la independencia económica para que una mujer maltratada pueda salir adelante con sus hijos, aumentar su autoestima y aprender a valorarse.

María Dolores tenía 16 años cuando conoció a su marido, once años mayor que ella, y desde entonces sufrió malos tratos psíquicos, físicos y sexuales, hasta que le agredió delante de sus dos hijos y este fue el detonante para "dejarlo todo e irme sin nada a otra ciudad donde no tenía a nadie".

Aunque los denunció en hasta tres ocasiones, siempre volvía a casa por sus hijos, pero tras la última agresión su exmarido tiene una sentencia judicial condenatoria y una orden de alejamiento de doce años.

"No sé nada de él desde hace cerca de seis años y quiero seguir sin saber nada", ha afirmado María Dolores, quien ha confesado que llegó a tener miedo por ella, pero cuando los afectados son los más débiles, "eso te hace reaccionar".

Fue entonces cuando supo de la Fundación Ana Bella y gracias a esta entidad pudo conseguir un trabajo como "embajadora" de Danone en un hipermercado en el que, posteriormente, le ofrecieron un contrato y, con ello, una independencia económica que le permitió iniciar una nueva vida con sus dos hijos, de 10 y 12 años.

Desde la Fundación las mujeres ponen su voz y testimonios positivos para que otras mujeres "vean que hay que denunciar, que hay otra alternativa a la muerte, que es la vida y una vida feliz", ha asegurado a EFE Ana Bella, presidenta de esta entidad que lleva su nombre.

"No queremos que la sociedad nos siga viendo como víctimas, sino como mujeres supervivientes que podemos ser parte de la solución", ha destacado Ana Bella, que abandonó el hogar familiar con tres hijos tras aguantar once años de violencia.

María Dolores ha reconocido que la adversidad "te hace más fuerte" y que ahora "se valora más el trabajo y el esfuerzo para que otra mujer no esté en mi misma situación", motivo por el cual intenta transmitir a sus hijos valores como el respeto y la igualdad.

Aconseja a todas las mujeres maltratadas que denuncien a sus agresores, ya que solo el 27 por ciento de ellas lo hace, y a todos los ciudadanos que "no miren a otro lado", porque la violencia machista es "un problema de todos".

"Me ha pasado a mi, pero le puede pasar a cualquier mujer", concluye.

Concha Tejerina

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha