eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un libro indaga en el verdadero rostro del político portugués José Sócrates

- PUBLICIDAD -
Un libro indaga en el verdadero rostro del político portugués José Sócrates

Un libro indaga en el verdadero rostro del político portugués José Sócrates

Siempre preocupado por proyectar una imagen perfecta delante de las cámaras, el ex primer ministro portugués José Sócrates llevaba a todas partes su propio estuche de maquillaje, en un intento de esconder al hombre que necesitaba inyecciones para tener energía y aguantar los mítines electorales.

Ésta es una de las revelaciones recogidas en "Cercado", un libro escrito por el periodista Fernando Esteves que será presentado hoy y que desgrana la vida del político socialista, actualmente en prisión preventiva acusado de los delitos de corrupción, fraude fiscal y blanqueo de capitales.

A partir de documentos y entrevistas con personas del entorno del antiguo jefe del Gobierno luso, el libro muestra la imagen menos conocida de Sócrates, la del hombre empeñado en hacer historia que recurría habitualmente a maquilladoras profesionales y que nunca iba a un evento sin su propio estuche de maquillaje.

Cuando estaba en horas bajas, el que fue primer ministro de Portugal durante dos legislaturas (2005-2009 y 2009-2011) se esforzaba por mantener la imagen que había creado ante las cámaras.

En 2011, después de presentar su dimisión y solicitar la asistencia financiera de la 'troika', el líder socialista afrontaba unas elecciones legislativas sin mucha confianza en la victoria.

Una de las personas más cercanas a él contó a Esteves que por aquel entonces hablaron mucho del discurso que tendría que dar si salía derrotado en las elecciones, como finalmente ocurrió, a pesar de que también tenían escrito un discurso de victoria.

El desgaste de Sócrates era tal que a última hora de la tarde, un médico se desplazaba a su hotel para administrarle una inyección que le ayudara a aguantar los mítines nocturnos.

El libro también desvela las solicitudes periódicas de dinero que el ex primer ministro le hacía a Carlos Santos Silva, amigo íntimo de Sócrates y ex directivo de una de las empresas del entramado de la llamada "Operación Marqués", que también se encuentra en prisión preventiva.

Sócrates le pedía cantidades que oscilaban entre los 5.000 y los 50.000 euros una media de tres veces al mes, para pagar todo tipo de gastos: el sueldo de su secretaria, viajes, ropa o su alojamiento en París, donde mantenía una casa.

En una ocasión, demandó que le entregara 20.000 euros de un día para otro.

Sócrates fue detenido el pasado 21 de noviembre en el aeropuerto de Lisboa nada más llegar, procedente de París.

El libro desvela que esa misma noche, cuando todavía estaba en París, envió un correo electrónico al Departamento Central de Investigación y Acción Penal ofreciéndose a colaborar con la justicia portuguesa en la "Operación Marqués", lo que no evitó que acabara en prisión preventiva.

Sabiendo lo que le esperaba, durante la última llamada efectuada por Sócrates, todavía dentro del avión, se despidió de un amigo diciendo que le estaban esperando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha