eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lo que no se nombra, no existe. Sobre el ciberacoso a menores

- PUBLICIDAD -
Declaraciones Save the Children

*Nombre modificado para proteger la identidad del menor.

Con 12 años tuve Internet en casa. Fui una de las primeras del colegio (el mismo año me regalaron un router y un furby). Lo mío siempre fue la tecnología.

En su momento no había mucha actividad en internet, al menos para gente de mi edad. Generalmente mandaba correos - teníamos una cuenta de correo para toda la familia, como si habláramos del buzón del portal- y chateaba en el IRC. Ahí aprendí que Internet servía para ligar y que se podían regalar rosas hechas con caracteres a miles de kilómetros de distancia. También descubrí que había gente que te proponía cibersexo, y que eso daba miedo. No me considero una víctima de ciberacoso, pero algún que otro susto me he llevado, y cuando eres pequeño estas cosas son difíciles de tratar. No lo sabes identificar y mucho menos lo sabes comunicar. Por mucha confianza que tengas con tus padres, lo que no tiene nombre, no existe. Afortunadamente ahora tiene nombre, ahora hablamos de ciberacoso.

El uso del ordenador entre los menores (de 10 a 15 años) alcanza el 93,8% y el 92% utiliza Internet. Se conectan a diario y, desgraciadamente, pocas veces se les ha enseñado cómo usar estas nuevas tecnologías. No desde un punto de vista tecnológico (saben usar un smartphone mejor que yo), no desde un punto de vista de "los peligros de Internet", hablo de enseñarles qué pasa con sus datos, por dónde viaja esa información y cómo detectar que se les está acosando. Existe un término que lo define, la alfabetización digital, y una charla muy interesante de Juan García al respecto, uno de mis referentes en docencia a menores sobre el uso de medios digitales.

Este uso de las nuevas tecnologías, y por tanto de menores que son vulnerables, es más extendido de lo que pensamos. Tanto Internet como el ordenador son usados por niños menores de 10 años. El smartphone es sin duda el gran protagonista ya que, en hogares de renta baja (inferior a 900€) encontramos que 8 de cada 10 utilizan un ordenador, Internet, y la mitad tienen un móvil. Esta tendencia no va desaparecer, así que proteger a estos menores debería ser una prioridad, y no una medida de las que cae en el cajón de los temas que no interesan, como muchos otros de los referidos a la infancia.

El ciberacoso se puede definir como una forma de invasión en el mundo de la víctima de forma repetida, disruptiva y sin consentimiento usando las posibilidades que ofrece Internet. En definitiva, una nueva forma de violencia que sufren los niños, donde, por cierto, resurge la violencia de género, algo que preocupa más, si cabe.

Las chicas adolescentes son especialmente vulnerables. De las jóvenes que han sido víctimas de acoso a través de las nuevas tecnologías, el 62% asegura haber recibido mensajes con insultos, el 36% ha recibido algún mensaje que les ha hecho “sentir miedo”, el 15% han recibido algún mensaje para presionarlas a participar en actividades de tipo sexual y hasta un 17,6% de las jóvenes asegura que han visto difundidas imágenes suyas comprometidas o de carácter sexual sin su consentimiento.

Los niños no perciben el riesgo

Las nuevas tecnologías les han ayudado a compensar dificultades en sus relaciones. En el caso de los chicos, hablan de una mejora de las relaciones con la gente a través de Internet. En el caso de las chicas, de un uso de Internet cuando se sienten solas.

A pesar de que la mayoría de los padres y madres hablan habitualmente con sus hijos sobre los riesgos de Internet el 28% de los adolescentes no considera una conducta de riesgo el responder a un mensaje en el que les insulten, 1 de cada 4 colgaría una foto suya que sus padres no autorizarían y el 50% de los chicos y el 26% de las chicas no consideran peligroso quedar con un chico o una chica que hayan conocido por Internet.

¿Esto se puede evitar?

Por supuesto que sí. El ciberacoso es violencia y desde Save the Children pedimos una Ley Integral de protección frente a todas las formas de violencia contra los niños y las niñas, e incluimos también todas aquellas formas de hostigamiento y violencia que se prodecen a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en los que las víctimas son los menores de edad

Es necesaria una estrategia integral que garantice una respuesta ante cualquier forma de violencia contra la infancia con medidas de prevención, detección y asignar los recursos necesarios.

Las administraciones públicas y el Estado Español, tiene la responsabilidad de garantizar el cumplimiento de los derechos de los niños y en concreto su integridad física y moral. Pedimos tanto a los partidos políticos como al Gobierno de España que así lo hagan

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha