eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Funcas: Terminar de estudiar en crisis económica da lugar a menores salarios

- PUBLICIDAD -
Funcas: Terminar de estudiar en crisis económica da lugar a menores salarios

Funcas: Terminar de estudiar en crisis económica da lugar a menores salarios

Terminar los estudios en un contexto de crisis económica da lugar a menores ingresos laborales que si se hace en situaciones de expansión, aunque la clave no está tanto en que se vayan a percibir menores salarios sino en la menor probabilidad de encontrar empleo.

Ésta es la conclusión de un informe elaborado por Daniel Fernández-Kranz y Nuria Rodríguez-Planas y publicado por Funcas, que explica cómo afecta el ciclo económico en el momento en que un trabajador se incorpora al mercado de trabajo sobre su futura trayectoria laboral.

El estudio indica que si se compara a los jóvenes que se incorporaron al mercado laboral cuando había crisis económica con quienes lo hicieron en una situación de crecimiento se ve que, incluso a largo plazo, "a los primeros les va peor que a los segundos porque se benefician menos de la posterior recuperación".

Esto se debe a que la generación que termina sus estudios en un año de crisis reduce fuertemente la probabilidad de encontrar empleo.

Así, considera que los ingresos anuales para esta generación disminuyen de media en el periodo de crisis el 9,6 % (para los individuos con educación secundaria), el 12,5 % (para los de formación profesional) y el 6,4 % (para los de licenciatura universitaria).

La clave, dice el artículo, no está en el salario, sino en la menor probabilidad de encontrar un empleo de los que terminan sus estudios en épocas de crisis, dando como resultado un mercado de trabajo caracterizado por la dualidad.

La penalización por incorporarse al mercado de trabajo en momentos de crisis es mayor y más persistente por efecto de la temporalidad en el empleo, especialmente entre los jóvenes sin una licenciatura universitaria, dice el informe.

Esto sugiere que los contratos temporales, en lugar de funcionar como un peldaño hacia mejores empleos, "atrapan a los trabajadores en el segmento precario del mercado".

Así, todo hace pensar que estos efectos negativos probablemente seguirán presentes para la generación actual de jóvenes que terminaron sus estudios durante la última crisis financiera, debido a que la reforma laboral de 2012 "no corrigió sustancialmente la dualidad del mercado laboral español".

En este sentido, considera que aún persisten muchas de las características que definían al mercado de trabajo español al comienzo de crisis anteriores como los elevados niveles de paro, sobre todo, de larga duración y juvenil.

También, "una fuerte brecha divisoria entre los sujetos que gozan de un contrato permanente y aquellos otros atrapados en empleos precarios, con los contratos temporales representando más del 90 % de toda la nueva contratación en los últimos dos años", dice.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha