eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El 21 % de los jóvenes cree que la inmigración es negativa para el crecimiento económico

- PUBLICIDAD -
El 21 % de los jóvenes cree que la inmigración es negativa para el crecimiento económico

El 21 % de los jóvenes cree que la inmigración es negativa para el crecimiento económico

El 21 % de los jóvenes cree que la inmigración es negativa para el crecimiento económico, según la tesis del antropólogo y doctor en Didáctica de las Ciencias Sociales Josué Molina, en el marco del grupo DHIGECS de la Universidad de Barcelona (UB).

El estudio se basa en un trabajo de campo llevado a cabo a partir de un cuestionario a 1.709 alumnos de cuarto de ESO de 30 centros escolares catalanes, cuya media de edad se sitúa en los 16 años.

De los 30 centros elegidos para la muestra, 18 son de Barcelona, 6 de Lleida, 3 de Girona y otros 3 de Tarragona, tanto públicos como concertados y con diferentes realidades sociológicas.

El trabajo argumenta que el 28,8 % de los jóvenes cree que los inmigrantes quitan puestos de trabajo y que el 22,8 % considera que "se llevan las ayudas sociales".

Al filo de esta argumentación, Molina sostiene que "quienes piensan así están equivocados, según todos los estudios de economistas encontrados".

Los datos de la investigación indican, según su autor, que entre los adolescentes de Cataluña "existe un grado de apertura intercultural considerablemente positivo", pues los resultados del trabajo apuntan que el 90 % de los adolescentes considera, o no está en contra, de la idea de que la inmigración es "fuente de enriquecimiento cultural y personal".

A pesar de ello, Molina indica que "parte de los adolescentes son xenófobos y están cargados de estereotipos completamente erróneos sobre las consecuencias del fenómeno migratorio".

Defiende el autor de la tesis que esos jóvenes "reproducen discursos estereotipados que acusan a los sectores de la población más desfavorecidos de ser los causantes de los males de la sociedad, en lugar de cuestionar los orígenes reales y diversos de las desigualdades sociales".

Por esta razón, considera que la materia de Educación para la Ciudadanía Democrática "no ha alcanzado su objetivo al 100 %, porque no ha logrado desarrollar en todo el alumnado los conocimientos y el pensamiento crítico necesario para erradicar la ignorancia asociada a los discursos xenofóbicos estereotipados".

Molina sostiene que esa es la interpretación que puede hacerse de los datos de la investigación y que ésta "reúne los requisitos exigidos a la producción del conocimiento científico".

Los resultados permiten concluir que ni el sexo, ni las creencias religiosas, ni el hecho de asistir a un centro escolar con más o menos porcentaje de inmigración en el aula, ni tampoco el nivel socioeconómico y cultural del estudiante o del conjunto de las familias que asiste al mismo centro, influye de manera sustancial en los estereotipos, prejuicios o en la actitud hacia la diversidad y el pluralismo cultural.

El estudio propone que se deben seguir estrategias educativas para trabajar aspectos como la tolerancia, el respeto y la pluralidad cultural en cualquier contenido en el aula.

Más allá de alguna asignatura específica, para fomentar el respeto a las otras culturas y nacionalidades, "las escuelas deberían diseñar proyectos de centro que abarquen todas las áreas y zonas de convivencia", ha afirmado a Efe el vocal de comunicación del Colegio de Pedagogos de Cataluña, Joan Gamero.

El pedagogo considera que el respeto por aquellos que son diferentes también debe fomentarse desde otros ámbitos como la familia, y ha concretado que "cuando una familia decide no matricular a su hijo en un centro por el elevado número de inmigrantes, está transmitiendo un mensaje de rechazo que puede derivar en xenofobia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha