eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las voces de la huelga en Educación

Por segunda vez, profesores, padres y alumnos se unen en una huelga general de la comunidad educativa en defensa de una educación pública y de calidad y contra la LOMCE.

La segregación, la desigualdad de oportunidades y los recortes, entre los muchos motivos que levantan ampollas.

- PUBLICIDAD -
Los sindicatos llaman a la unidad de las movilizaciones en el Día de Docentes

Los sindicatos llaman a la unidad de las movilizaciones en el Día de Docentes.

Es la segunda vez en un año que toda la comunidad educativa se suma a una huelga para defender la educación pública y en contra de los recortes y la LOMCE. Profesores, padres y alumnos de todos los niveles educativos –desde la escuela infantil a la universidad e incluso la escuela concertada– se vuelven a unir tras la huelga del pasado 9 de mayo para defender sus derechos, con la ley Wert ya aprobada de forma unilateral por el Gobierno, otro aumento de las tasas universitarias y más recortes en becas y ayudas de comedor o material educativo.

El recuerdo del éxito de la convocatoria de huelga en Baleares y los dos días de huelga llevados a cabo el martes y el miércoles por los estudiantes en todo el país han calentado una jornada que todos los agentes convocantes prevén masiva.

Enumerar solo tres razones por las que hay que ir a la huelga es complicado –coinciden los protagonistas–, dada la multitud de frentes abiertos. ElDiario.es ha propuesto un ejercicio de síntesis para secundar los paros que finalizarán con manifestación en todas las ciudades del país el jueves por la tarde.

Los profesores: "Una educación al servicio de los mercados"

Guadalupe Jover, profesora de Secundaria en el IES María Guerrero de Collado-Villalba (Madrid) y miembro de la plataforma Yo estudié en la pública.

"Por la LOMCE. Una ley educativa no se puede imponer por el rodillo parlamentario, sino que ha de ser fruto del consenso de la sociedad. Nos imponen una ley sin diálogo que opta por poner la educación al servicio de los mercados y no de lo que la ciudadanía ha consensuado, y cuyo objetivo debe ser la felicidad y el desarrollo de los niños y la formación de una sociedad democrática, libre, justa y culta. Además de ser una educación terriblemente segregadora. Cuando hablamos de chavales, no podemos permitir dejar a críos fuera del sistema".

"Es una ley que consagra un modelo de centros absolutamente antidemocrático. Hablan de la autonomía de los centros pero eso implicaría que la comunidad educativa diseña su proceso educativo por consenso y no, como se pretende, que haya un director títere de la administración que decida todo dejando al Consejo Escolar sin voz ni voto".

"Porque solo en la zona oeste de Madrid se han perdido en estos años un 25% de las plantillas de profesores. Estos recortes empezaron afectando a los departamentos de orientación (psicólogos, psicopedagogos, trabajadores sociales, logopedas, aulas de enlace…), pero ya están en todos. Cuando los profesores nos quejamos no lo hacemos por nosotros, lo hacemos por los chicos. Menos profesores junto al aumento de las ratios (de 23 a 33 alumnos) hace que no podamos ofrecer a todos la atención individualizada que requieren. La gente que dice que esto da igual piensa en una clase magistral al estilo de los 50 y los 60 pero, si estamos por un modelo educativo más dialogado, que fomente el trabajo en equipo, la investigación, las TIC…, necesitamos grupos más reducidos. Y, desde luego, no segregados, porque hay que promover una escuela inclusiva frente a la fórmula de crear guetos de la LOMCE, algo que, además de empobrecedor, es muy peligroso socialmente".

Los estudiantes: "El fin del presente y el futuro de la juventud"

Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes.

"El PP está acabando con el presente y futuro de la juventud. Esta tratando de ajustar el sistema educativo al futuro laboral que quiere para nosotros, de salarios de 500 a 700 euros y sin ningún derecho laboral. Para eso necesita que salgamos del sistema con la menor cualificación, y es lo que buscan estas reformas educativas: expulsarnos prematuramente del sistema educativo. Es decir, el PP nos quiere expulsar del sistema educativo para que seamos carne de cañón para la explotación. Y porque, ante el autoritarismo del Gobierno, del que su máximo exponente es el Ministerio de Educación, hay que salir a la calle y decirle que no aceptamos ser la generación que pierda los derechos de la educación pública".

"Porque nos dicen que no hay dinero para la educación pública ,pero la verdad es que se lo han dado a los grandes banqueros y a los poderes económicos responsables de esta crisis. Es tremendamente injusto que los responsables se hagan más ricos; y las víctimas, más pobres".

"Por los recortes. Cerca de 600.000 estudiantes han dejado de recibir becas de libros, se han aumentado salvajemente las tasas universitarias –de 600-700 euros a 2.500 en cinco años– y las becas para los más necesitados, en la práctica, también se han recortado. A esto se suman los decenas de miles de nuestros profesores que han sido despedidos, el aumento de ratios –en Secundaria han pasado de 25 a 33; y en Bachillerato, de 33 a 42 alumnos–, motivo doble por el que las aulas están masificadas. Todo ello significa una evidente pérdida de la calidad educativa que provocará que los compañeros que necesitan más apoyo se queden en el camino porque los profesores, obviamente, no son todopoderosos. Sin olvidar las reválidas que representan una vuelta al sistema de los 50 y 60 que busca, en vez de mejorar la educación, expulsar al mayor número de jóvenes de la educación superior".

Las familias: "Una educación en función de la capacidad económica"

José Luis Pazos, portavoz de la CEAPA.

"Porque el derecho a la educación de nuestros hijos está siendo atacado frontalmente convirtiéndolos en clientes de una red privatizada que va a poner su futuro a expensas de la capacidad económica de sus familias".

"Por la imposición de unas contrarreformas y una legislación educativa que se hace a espaldas de la comunidad educativa y contra la comunidad educativa y que, a pesar de que es rechazada, el Gobierno sigue adelante como si los ciudadanos no existirán y su opinión no importara. Los ciudadanos habíamos pedido que cualquier cambio del sistema educativo estuviera consensuado, y este Gobierno ha ignorado constantemente las demandas de la ciudadanía".

"Todas las medidas educativas están orientadas en dos cuestiones. Por un lado, eliminar la democracia de los centros educativos imponiendo un modelo económico que no cree en la democracia y que la combate. Por otro, expulsar al alumnado que necesita del progreso y el ascensor social del proceso educativo. Hay una élite gobernando para que su descendencia no tenga problemas. Y enfrente nos encontramos una ruptura de la igualdad de oportunidades frontal y un ataque contra los derechos constitucionales".

Los rectores: " La clase política no lo está haciendo bien porque los ciudadanos esperan un acuerdo en un tema tan crucial para un país como es el sistema educativo"

Fernando Galván, rector de la Universidad de Alcalá de Henares y presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Madrileñas (CRUMA).

"Hay, sin duda, muchas razones para protestar por la situación de la educación en España como son la política de becas, la subida de las tasas universitarias, el hecho de que la financiación pública esté poniendo en riesgo la investigación y el desarrollo en las universidades o la situación de inequidad que está produciendo entre las comunidades autónomas. Es injusto que un estudiante de Madrid pague el triple que el de otra universidad de otra región por hacer los mismo estudios".

"También es un motivo importante la falta de visión de consenso y de búsqueda de un pacto de Estado en el tema de la educacion. Es una de las debilidades fundamentales en este país el hecho de que tengamos tantas leyes educativas. Y además crea una enorme dificultad de planificación, incertidumbre, y desmotiva a los propios docentes. En este momento en España, y de esto quizás no se habla suficiente, hay muchos docentes y maestros absolutamente desmotivados ante esta situación porque sienten que las administraciones públicas no tienen la sensibilidad suficiente para afrontar el tema de la educación".

"Da la impresión de que la clase política no lo está haciendo bien porque los ciudadanos esperan que los gobernantes asuman la responsabilidad de juntarse a hablar y llegar a un acuerdo en un tema tan crucial para un país como es su sistema educativo. La educación tiene que tener una solución pactada. Es algo que intentó el anterior ministro Ángel Gabilondo pero no impulsó un cambio legislativo de esta naturaleza, y ahora tenemos una ley que todos los partidos de la oposición han dicho que van a derogar; la expectactiva es terrorífica. Más allá de sus fortalezas o sus debilidades, si dentro de dos años cambia el Gobierno y tenemos una ley nueva, sería un nuevo desastre".

Gobierno: "Las razones de la huelga no están relacionadas con la reforma"

Declaraciones hechas por los responsables de Educación.

Montserrat Gomendio, secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades.

"Las razones de la huelga no están para nada relacionadas con la reforma educativa".

"Hay que tener en cuenta, pensando en los padres, que el colectivo de docentes tiene un puesto de trabajo asegurado y, sin embargo, los padres se están enfrentando a unas tasas de desempleo muy elevadas y dificultades económicas importantes".

José Ignacio Wert, ministro de Educación.

"Hacer rehenes a los niños de Baleares de una estrategia que no tiene más que un contenido estrictamente político es profundamente irresponsable".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha