eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Grecia se compromete a mejorar la situación de los refugiados en Idomeni

El Gobierno griego acelera los planes de traslado para los más de 12.000 refugiados del campamento de Idomeni, en la frontera con Macedonia

La reacción ha llegado tras la polémica por la publicación de una impactante foto de un bebé recién nacido que estaba siendo bañado a la intemperie

- PUBLICIDAD -
Una niña salta un charco en el campamento de refugiados de Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia, 14 de marzo de 2016.

Una niña salta un charco en el campamento de refugiados de Idomeni. EFE

El ministro griego que coordina la crisis de los refugiados se ha comprometido a trasladar en el plazo de una semana a todos los migrantes que se encuentran en un improvisado campamento situado en la frontera con Macedonia. Su reacción ha tenido lugar después de que se difundiera la fotografía de un bebé que probablemente ha nacido en el campamento.

En la impactante imagen se ve cómo un recién nacido es limpiado con una botella de agua a la intemperie, en el campamento de refugiados de Idomeni, donde más de 12.000 personas viven en condiciones infrahumanas con la esperanza de poder cruzar la frontera y entrar en Grecia.

Sarah Collins, una enfermera que trabaja con la ONG Médicos del Mundo y que ha pasado los dos últimos meses en el campamento, indica que si bien las instalaciones han acogido a muchas mujeres que se encuentran en la última fase de embarazo, la mayoría ha dado a luz en hospitales locales.

"Las condiciones en el campamento son realmente lamentables, no hemos tenido brotes de enfermedades concretas pero los más pequeños son especialmente propensos a contraer neumonía o sufrir deshidratación como consecuencia de una gastroenteritis. Las mujeres cuyo embarazo pueda presentar complicaciones lo tendrían realmente difícil para recibir cuidados médicos inmediatos", lamenta. 

Collins atendió recientemente a una veinteañera siria que había dado a luz cinco días antes en un hospital local y que vivía en una tienda de campaña con capacidad para dos personas con su bebé, su marido y su madre.

Vista del campamento de refugiados e inmigrantes de Idomeni. Miles de personas permanecen en condiciones deplorables a la espera de poder pasar y continuar su camino hacia Alemaia, pero las fronteras están cerradas. | Sergi Cámara

Vista del campamento de refugiados e inmigrantes de Idomeni. Miles de personas permanecen en condiciones deplorables a la espera de poder pasar y continuar su camino hacia Alemaia, pero las fronteras están cerradas. | Sergi Cámara

"Le habían practicado una cesárea y esa noche tenía una hemorragia, como es lógico estaba muy asustada y vino a pedir ayuda a la caseta de atención médica, llamamos una ambulancia", explica: "Ella y su familia vivían en una tienda de campaña que no los protegía de la lluvia, ni siquiera te la llevarías a un festival de música".

Dimitris Vitsas, el ministro griego que coordina la crisis de refugiados, volvió a indicar que el gobierno griego cumplirá con su promesa y trasladará a los niños, mujeres y hombres a unos centros de recepción de refugiados en el plazo de una semana. "Espero que la situación del campamento de Idomeni se resuelva en menos de una semana sin necesidad de tener que recurrir a la fuerza", indicó este sábado en declaraciones a la cadena de televisión Mega TV. Los centros de recepción tendrán capacidad para unos 50.000 refugiados, 10.000 más que las plazas disponibles actualmente.

Vitsas también ha indicado que espera que el gobierno pueda convencer a los refugiados de la conveniencia de un traslado a los centros de recepción. El viernes pasado, unos 400 refugiados ya se trasladaron a unas instalaciones situadas en el norte del país.

Con este objetivo, el gobierno está distribuyendo folletos explicativos entre los refugiados, para pedirles consentimiento para el traslado y para explicarles que el cierre en la frontera impide emprender la ruta de los Balcanes, que tiene como destino final el norte de Europa.

La semana pasada los líderes de la Unión Europea cerraron el acuerdo "uno por uno" con Turquía, mediante el cual este país acogerá a los refugiados que lleguen a Grecia, a cambio de la reubicación en Europa de los refugiados sirios que se encuentran en Turquía.

Grecia ya ha estado devolviendo a decenas de personas que, en su criterio, no cumplen las condiciones necesarias para solicitar asilo conforme a la legislación internacional; la mayoría de Pakistán y del norte de África.

Este plan, cuya legalidad ha sido cuestionada por Naciones Unidas y otras organizaciones de defensa de los derechos humanos, terminará de perfilarse en la Cumbre de la Unión Europea que se celebrará el próximo 17 de marzo. 

Traducción de Emma Reverter

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha