eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diario Turing Diario Turing

Entrevista

“Es mejor que los músicos tengan una base de datos que página en Facebook"

Tracey Gill es la manager global de CDBaby, empresa norteamericana de distribución física y digital de música independiente y autoeditada, que acaba de desembarcar en España

"Si tu música no está disponible online no vas a tener ninguna opción. Además, si la gente quiere piratear tu música lo va a hacer con tu CD físico", afirma

- PUBLICIDAD -
Tracey Gill, global manager de CDBaby

Tracey Gill, global manager de CDBaby

CDBaby.com es otra historia de garajes de finales de los noventa. Fue en 1998 cuando Derek Sivers la creó en Nueva York con el fin de vender sus propios CDs a través de Internet.

En poco tiempo tuvo un gran éxito y aquello refrendó la idea de ayudar a los músicos que no estaban en ningún sello. Ellos subían su disco autoeditado a la página desde donde sus fans podían comprar el CD. La empresa se basaba además en una serie de principios:

  • pagar a los músicos cada semana,
  • que estos tuvieran una base de datos de aquellos que compraban su música 
  • que los artistas nunca fueran eliminados de la tienda por no vender lo suficiente
  • que la página web jamás tendría publicidad (y hoy sigue sin tenerla)

Ya en 2004 comenzaron con la distribución digital a través de iTunes, Amazon, Deezer y otras plataformas. Desde entonces se han adherido a todas las plataformas existentes para distribuir la música de su catálogo, que hoy componen 330.000 músicos independientes, y de donde salieron, entre otros, The National o Bon Iver.

CD Baby, que actúa como plataforma de intermediación para que los músicos puedan vender sus discos, ya sea través del formato físico o digital, además de proporcionar herramientas para la fabricación del disco y gestión de sus derechos, acaba de desembarcar a España de la mano de Autoeditarte para captar a aquellos artistas que carezcan de sello y quieran difundir su música a través de Internet. Su manager, Tracey Gill, está estos días en el Primavera Sound para contar el proyecto y la situación de la música con las plataformas digitales. 

¿Por qué han llegado ahora al mercado español?

Tracey Gill - Queremos abrirnos internacionalmente, y en el mundo hispanohablante hay mucha cultura de la música. En Latinoamérica no se entiende bien todavía el tema de la música digital y estamos ayudándoles a entender cómo funciona y como se puede aprovechar la parte digital para ganar dinero y vivir de la música. Por otro lado, los tres países con mayor volumen de artistas hispanohablantes que tenemos ahora proceden de Estados Unidos, España y México. De España ya hay unas 2.000 bandas.

Los artistas pequeños no tienen problemas con la piratería, no hay que tenerle miedo

En España sí se ha desarrollado el tema de la música en plataformas online. Spotify, de hecho, tiene un buen número de usuarios, tanto free como Premium.

Tracey Gill - En cada país había un problema de la piratería, y Spotify fue una respuesta para darle a la gente una forma de escuchar música y al mismo tiempo ayudar a los artistas a ganar un dinero que, aunque sea poco, es mejor que nada. Es una solución y espero que sea mejor en el futuro para los artistas, aunque para los independientes sí es una buena manera de difundir la música.

Sí, la cuestión es la de la difusión, pero ya hay artistas que se han negado a estar en Spotify porque no ganan dinero. Apenas céntimos por reproducción.

Tracey Gill - Depende de dónde estés en tu carrera. Si eres Taylor Swift has llegado a un punto en el que tienes tal número de fans que no hace falta que le ofrezcas tu música de forma casi gratuita. Para ellos es mejor que compres el álbum. Pero si eres un músico pequeño sin una gran base de fans es una herramienta que puedes utilizar para lanzar tu carrera y que la gente te descubra. Si no das la opción a la gente de encontrar tu música online, en el caso de que les gustes, la buscarán en otro lado y estarás potenciando la piratería. Por tanto depende de en qué momento de tu carrera estés y tienes que saber en dónde estás.

¿Cree que España es un país pirata como se dice en Estados Unidos donde estamos incluidos en la lista negra de la piratería?

Tracey Gill - Nosotros no queremos que el contenido sea pirateado, queremos apoyar a los artistas, pero dado que trabajamos con músicos pequeños, generalmente no tienen problemas con la piratería. Además, muchas veces dicen que si fueran pirateados para ellos sería un honor. Obviamente, eso no es lo ideal, pero nosotros pensamos que no hay que tener miedo de la piratería. Si tu música no está disponible online no vas a tener ninguna opción. Además, si la gente quiere piratear tu música lo va a hacer con tu CD físico. Lo sube a Internet y ya está. Hay fans que sí quieren comprar la música y no les das la opción. Es mejor tener la música en todas partes porque vas a tener más opciones. Y los artistas tienen que pensar en todas las fuentes de ingresos.

Antes la única manera era con la venta de los discos, pero ahora hay otras maneras como la monetización en YouTube, sincronización de licencias, venta de discos digitales y físicos. Lo que hay que hacer es saber utilizar todas las fuentes. Y además ahora hay mucha más relación entre artistas y fans con las redes sociales. Y hay que aprovecharse de ello.

¿Cómo funciona CD Baby? Quién puede subir la música?

Tracey Gill - Cualquiera. Hay que ir a es.members.CD Baby, crear una cuenta, subir la música, darnos los datos del autor de las canciones, quién canta… Tienes que subir la portada del álbum y pagar la inscripción.

¿Cuánto cuesta esta inscripción?

Tracey Gill - 49 euros. Es una de las patas de nuestro modelo de negocio. Pero es el único pago que tiene que hacer. Después nos quedamos con el 9% de las ventas.

Pero si la música se distribuye por canales como Spotify, iTunes o Amazon, con los que también tenéis acuerdos, ¿cuánto le queda al artista?

Tracey Gill - Sí, cuando vendes música en iTunes o alguno de nuestros socios, ellos se llevan un porcentaje, alrededor del 30%. Así que si vendes una canción en iTunes y el precio son 99 céntimos, ellos se quedan con el 30%, por lo que quedan 69 céntimos, y de ahí nosotros nos quedamos con el 9%, que son unos cuatro euros, por lo que el artista se queda con unos 63 céntimos. Sin embargo, también tenemos nuestra propia tienda de venta directa y ahí los artistas se ahorran el 30% del intermediario, por lo que por la misma canción ganarían 91 céntimos.

¿Por qué solo disponen de ventas de CD o descargas de canciones? ¿Por qué no un servicio de streaming?

Tracey Gill - Porque no tiene sentido competir con Spotify o Tidal. CD Baby era originalmente una distribuidora de música física antes de iTunes, y en ese momento vendíamos discos a través del sitio web. Después evolucionamos, pero nos quedamos con la tienda. Al mismo tiempo tenemos una aplicación que los artistas pueden utilizar y que se llama Music Player. En ella los artistas pueden crear una playlist, que da lugar a un código que los artistas pueden incrustar en cualquier sitio web para que la gente lo escuche. Los músicos tienen la opción de decidir cuánto tiempo dura la canción, si es completa o 30 segundos o lo que sea. Y de forma gratuita. Por otro lado también tenemos CD Baby Free, que es la plataforma para los artistas y permite que suban su música directamente sin el gasto inicial de 49 euros, pero la diferencia es que nos llevamos el 15% en vez del 9%.

Continúan con la apuesta por la venta de CDs cuando las estadísticas dicen que sube el consumo digital y baja el formato físico.

Tracey Gill - Sí. En toda la industria está bajando, pero para nosotros las ventas están subiendo un 15% año por año. Hay personas a las que les gusta este formato, igual pasa con el vinilo. Creen que la calidad del sonido es mejor que la música online. Hay mucha gente que acude a nuestra web para buscar música independiente y saben que están apoyando a los músicos cuando compran la música. Por otro lado, son los músicos los que se fabrican su propio CD y nos envían a nosotros las unidades para que las distribuyamos, pero sin ningún coste.

¿No tienen almacén de discos en España? Es decir, si yo quiero enviaros un CD o comprarlo, ¿sale de vuestro almacén de EEUU?

Tracey Gill - Sí, de momento sí, pero queremos que esto cambie porque entendemos que es más gastos de envío etc.

¿No trabajan con discográficas?

Tracey Gill - No, tenemos sellos pequeños, pero trabajamos directamente con los artistas.

Y, ¿se queda CD Baby con los derechos?

Tracey Gill - No, no, nunca. Siempre se los dejamos a los artistas. Y si ellos están con nosotros, pero después tienen una oferta de un sello pueden cancelar con nosotros, aunque les aconsejamos que dejen los discos que ya tienen con nosotros para que se puedan seguir vendiendo.

Por cierto, también venden la música a través de Facebook en la Music Store, ¿cómo funciona?

Tracey Gill - La Music Store era para un formato anterior de Facebook. Antes había como diferentes paneles dentro una página de Facebook, pero ahora es un poco diferente. La tienda que tenemos en Facebook es útil, pero no tanto como era antes. Es una aplicación que permite que los artistas puedan entrar en la cuenta de CD Baby en Facebook y puedan personalizarla como quieran y colocar ahí los álbumes para venderlos. La verdad es que no sé cómo hemos llegado al acuerdo con Facebook, pero cada venta que tienes a través de Facebook está tratada como si fuera a través de CD Baby.

Ya, pero si yo compro entrando a través de la cuenta de Facebook, ¿con cuánto se queda Facebook?

Tracey Gill - No, no, con nada. Entras en la cuenta de Facebook, pero la compra es a través de CD Baby. Ahora bien, Facebook acabará aprovechándose de esto. Ya están empezando con los vídeos y probablemente la música también entrará. Por otro lado, las redes sociales están muy bien para los músicos independientes, pero dado que ahora ha cambiado el algoritmo de Facebook, lo que recomendamos es que los músicos comiencen a construir una base de datos de correos electrónicos, esa es la mejor manera para hacer la promoción de su música. Con Facebook ahora, aunque tengas 10.000 fans, para alcanzar a todos, tienes que pagar. Es mejor tener la base de datos directamente, aunque claro, para esto tienes que tener una página web tuya y mucha más infraestructura.

Otro canal que pueden utilizar los músicos que están en CD Baby es YouTube. ¿Cómo funciona?

Tracey Gill - Tenemos un programa de licencias de sincronización. Si estás inscrito y por ejemplo, se utiliza tu música para el vídeo de una boda, YouTube lo encuentra y puede colocar publicidad. Y los artistas pueden gana un porcentaje de esta publicidad cada vez que se haga click. Por eso incentivamos que se utilice este programa de licencias. Este año hemos pagado 3,5 millones de dólares generados por YouTube a unos 400.000 artistas.

¿YouTube es más importante que Spotify?

Tracey Gill - Depende. No quiero decir esto. De nuevo, depende de en qué punto estés en tu carrera.

CD Baby no funciona con una tarifa plana, sin embargo, las plataformas están implementando esta modalidad.

Tracey Gill - No, la compra es por unidades. Pero es porque dejamos los precios de los álbumes a los artistas y no controlamos cuánto quieren cobrar, por eso no damos una tarifa plana. Es verdad que parece que por ahí es por donde va la industria, pero depende de si la publicidad funciona o no. Yo uso Pandora en Estados Unidos y uso Pandora free porque no me molesta la publicidad, pero depende.

¿Puede tener éxito Tidal frente a Spotify?

Tracey Gill - Ya estamos trabajando con ellos. Creo que es interesante porque es un mercado específico. Ya están ofreciendo un servicio de alta calidad de la música, y hay gente a la que le importa, pero es menos mercado. La verdad es que no sé si acabará rompiendo con Spotify.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha