eldiario.es

9

Don Quijote de Las Ramblas

En Cataluña se trata de convencer, no de vencer, pero tampoco estaría de más que todos pudiesen jugar en igualdad de condiciones y en el mismo marco mental.

Propagandas y eslóganes aparte, aquí no está claro quién es David y quién es Goliath. De hecho, podrían intercambiarse los roles. Ni Cataluña es ese pequeño pueblo oprimido por los invasores que se zafa de sus cadenas castellanas ni el resto de España es un molino de viento que lanza sus aspas contra héroes que se parapetan en las barricadas de Sant Jaume armados sólo de su dignidad y de su coraje.

No, Artur Mas no es un Don Quijote luchando en Las Ramblas contra unos gigantes envueltos en rojigualdas. Eso tal vez valga para las futuras películas y libros que retraten de manera hagiográfica este alzamiento nacional de las esteladas catalanas, pero para la realidad vale nada o casi nada.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Ocho que ochenta

Pedro Pacheco, exalcalde de Jerez de la Frontera / EFE

Triunfan los metepatas, los mezquinos, los matones. No den cancha a esta gente, por lo que más quieran. Colman adrede el vaso, ronean su ignorancia, conocen los entresijos de la tontería mercadotécnica y siempre salen ganando. Buscan solo audiencia, a falta de otras aspiraciones más elevadas. Meten la pata, causan dolor o se comportan como los amos del rancho, y luego piden perdón, envueltos en aires de capricho. Y a otra cosa. No falla. Convierten cada gesto, cada palabra, todos sus actos u omisiones, en un espectáculo. El personal desvalido y turulato muestra su pronto más ocurrente e indignado, inocente y burlón, sigue la bola, los telediarios recurren a los chascarrillos de las redes sociales, oh, las redes sociales, la plaza pública, la hoguera, y millones de creadores de opinión echan la tarde subidos a la pantalla del ego colectivo. El pantallazo.

Gallardón ha encontrado trabajo, qué suerte. Bárcenas se está hartando de sopas de sobre en la trena. Algunos peces gordos de la farándula social se quedan sin amigos en las alturas, donde se rifan guantazos con la mano abierta. Y a todo esto, Valderas echa un cable a Díaz, ¿para qué vamos a investigar los cursillos de formación si todo el mundo sabe lo que sucedió?   

Aquí, en el cuarto-baño, analizamos en profundidad ahora la situación de Expagna y Catalonia y llegamos a una conclusión, no sin antes tirar de la cadena: nos importa un pimiento. Las noticias ya no resultan emocionantes, a estas alturas y bajuras. Lo verdaderamente interesante viene inmediatamente después de las noticias, las cortinas de humo, que más que cortinas parecen telones sin fondo, que hagan mutis por el foro las explicaciones infundadas alrededor de lo que pasa, que suenen con alegría las teorías de la conspiración. Al quite, la Policía siempre guarda una detención sonada de un barbudo miembro de la Yihad, un depredador sexual, algo fuerte que justifique una mañana truculenta, otro pantallazo en condiciones.

Descubrieron los candidatos que un buen pantallazo, aunque inspire vergüenza ajena, garantiza una cuota de atención, aunque sirva de cachondeo. La justicia diaria es un cachondeo, pregunten a Pedro Pacheco qué piensa acrca del doble rasero: cinco años y medio de cárcel por enchufar a unos cuantos asesores pese a los "infórmenes" contrarios. Un poco raro, ¿no? ¿Qué habrá detrás? ¡Otra cortina de humo!

Por cierto, el atribulado rey de la telebasura recibió hace años un Ondas de la mano de los que tienen más Prisa. Una prisa distinta a la que recurren a la izquierda del cuadro, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Uno va en paracaídas y el otro empieza a tener miedo. Podemos liarla. Que no es lo mismo que Ganemos dinero. Cuidado con los juegos de palabras, el demonio maneja la escena. ¡Un montaje! Llevan la voz cantante los inventores de montajes, teóricos del entramado y del arreglo.

Al Sur del Sur, como la gente es muy elocuente, se habla mucho. Y como la gente es muy tolerante y liberal, se habla mucho por delante y por detrás. Doble trabajo. Lo curioso de la gente aparentemente elocuente es que escucha poco. Lo mejor, que digas lo que digas, oigas lo que oigas, todo importa ocho que ochenta. Imagino que en Minesota ocurrirá lo mismo, aunque allí el destino no sea tan viejo.

Seguir leyendo »

Regeneración 'made' in Gallardón

Yo quiero una "regeneración" como la de Gallardón. Así deben pensar a estas alturas millones de ciudadanos, al conocer que el muy católico ex ministro de Justicia, pasa sin solución de continuidad, a muy católico magistrado del Consejo Consultivo, previo pago del módico estipendio de 8.500 euros mensualees, el doble de lo que percibe el presidente del Gobierno y más o menos lo mismo de lo que cobramos cualquiera de nosotros.

Y es que al "pobre" Alberto, le hacía "mucha ilusión", ser miembro del consultivo y por lo tanto, dicho y hecho, casi sin vaciar los cajones de la mesa ministerial, al Faraón le llegaba el ofrecimiento de su otrora enemigo íntimo, Ignacio González, para ocupar una plaza en tan "austero" Consejo. No sé si tanta celeridad le sería aplicada a las ilusiones de cualquiera de ustedes, pero me temo que no, así que no pierdan el tiempo en verbalizar que les haría mucha "ilusión", ser embajadores en las islas Fidji, o presidentes del FMI. No va a colar.

La sabiduría del refranero español, es de perfecta aplicación al caso por aquello de que "las penas con pan son menos", así que ni les cuento, como serán con 8.500 euros de vellón al mes. Es cierto que Alberto estaba apenado, afligido, conturbado y contrariado, a la vista de que su concebido proyecto no nacido, quedaba indefenso, al albur de las aviesas intenciones, de las hordas rojas y para nada "protegido" por un Gobierno, cuyas políticas sociales son proverbiales y generosas.

Seguir leyendo »

Si se dictara sentencia al ritmo que el juez V. Taín publica novelas

Hemos conseguido que Gallardón deje de ser ministro de Justicia. La celebración de los éxitos es tan necesaria como la lucha para obtenerlos. Da fuerza para afrontar batallas que quedan. Y el éxito es la paralización de la Ley Gallardón (de penalización del aborto y represión de la mujer). La dimisión es mera consecuencia anexa. Rajoy ha dejado caer a su amigo o le ha empujado al precipicio, no porque el parecer mayoritario de los españoles le haya hecho replantearse sus principios, sino por cálculo electoral. Mayo se acerca inexorable, con sus flores y sus elecciones municipales y es mal momento para cabrear a posibles votantes.

Tenemos al Gobierno en modo astucia. Ojo, dentro de un contexto europeo donde el más tonto hace relojes. Así, el Sistema Europeo de Cuentas (SEC) se acaba de cambiar para, entre otras mejoras, que en el cálculo del PIB se metan las riquezas que generan la prostitución, el narcotráfico, el contrabando y el juego ilegal. Nada por aquí, nada por allá y España gana 26.193 millones de euros, el PIB crece un 2,5% y por tanto sobre el total, menguan nuestros déficit y deuda. ¡Menos mal que los prestidigitadores de la gran estafa aplican ahora su magia al crecimiento de brotes verdes, de amapola o marihuana! ¡Esos Draghi y secuaces, qué manos tienen, cuánto saben!

Cuenta Julia Otero que en Gran Bretaña, donde rinden más explicaciones, dicen haber calculado las meretrices, el número de sus servicios semanales y el precio medio de cada uno y luego a multiplicar. Pero los datos, ¿de dónde se han sacado? ¿Se han inventado? Las autoridades afirman haber sondeado a las profesionales. Lo que no es exportable a los narcotraficantes. Porque cabe esperar que a éstos los cuerpos de seguridad les visiten con órdenes de detención en vez de con tests de contabilidad.

Seguir leyendo »

Capitán de las sardinas

Rajoy visita el símbolo de China del siglo XXI / Fotografía facilitada por Presidencia del Gobierno.

Hay días en los que me encanta este oficio de correveidile. Y hoy es uno de ellos, ya que en tan fastuosa jornada puedo asegurar, sin riesgo de acabar ante la jueza Alaya, que los militantes y simpatizantes del PP son unos nazis (sin ánimo de halagarles), ya que con su voto van a propiciar el asesinato selectivo de los más débiles de entre nosotros, privando a la raza española de 120.000 personitas por año. Y no lo digo yo, que estoy citando casi testicularmente el recurso que el mismísimo Mariano Rajoy presentó ante el Tribunal Constitucional contra la ley del aborto aprobada por el diabólico Zapatero, que Dios confunda.

Y puedo añadir que quien en su día presentó la contrarreforma para mejor servir a Dios y a la Patria y ahora la retira para mejor servir a Dios y a la Patria, no es más que un cobarde gallina, capitán de las sardinas, asustado por el coco de las encuestas y por el coco propiamente dicho, Pablo Iglesias, el líder de Podemos. Y tampoco lo digo yo, que tal verdad ha sido manifestada por la Brunete mediática, esa que aplaude con las orejas hasta cuando el PP priva a los niños pobres de la única comida sustanciosa, la que hacen en los colegios públicos, cuando tienen colegio al que ir.

Otra ventaja añadida está en la constatación de que el niño Gallardón, perpetrador de la ley cavernaria, se nos va para no volver nunca más, o sea, hasta dentro de un año o poco menos. Lo perdemos para la política, pero es posible que lo gane el yacimiento arqueológico de Atapuerca, mucho más acorde a sus inquietudes espirituales.

Pero cuando se trata de los honestos y fiables dirigentes de la derecha española, tampoco quiero echar las campanas al vuelo, que nadie puede ser tan tonto como para pegarse un tiro en el pie, si exceptuamos a Froilán y al líder de los populares andaluces, Moreno Bonilla, que quién le mandó dejar un curro cómodo y bien pagado en Madrid para venirse aquí a heredar las derrotas de Arenas Bocanegra.

Puesto a ser un malpensado, se me ocurre que todo esto de la salvación y posterior asesinato del concebido no nacido no es más que una astuta maniobra de Rajoy, que nos ha tenido enredados un par de años con el nasciturus para que no pensáramos en que nos estaba aplicando la eutanasia retardada a todos los demás a cuenta de tanto recorte y tantos impuestos.

Y ahora, a falta de un embarazo para las elecciones municipales, retira la reforma para que sigamos entretenidos con los fetos y los nacionalistas catalanes (sin ánimo de comparar) en la seguridad de que la tercera cámara nacional, antes llamada Tribunal Constitucional, abortará la ley de plazos -como abortó el Estatuto catalán- para sustituirla por el catecismo del padre Ripalda.

Y sería muy fácil, ya que el recurso será visto por un tribunal con mayoría muy conservadora, en el que el presidente es miembro del PP, sin pagar la cuota, y el jefe de la sala y ponente de la sentencia es su eminencia reverendísima don Andrés Ollero, miembro del PP sin cuota y del Opus Dei con cuota y bula, que ya se ha mostrado muy beligerante contra la actual ley. Recordemos que Ollero es natural de Sevilla y fue vecino de Granada, donde aprendió su oficio de la mano de la peor burguesía de España, según dijo García Lorca poco antes de ser abortado de noche en un descampado.

Así pues, sigamos atentos a la jugada no vaya a ser que todo esto no sea más que una cortina de humo para que miremos hacia Antequera mientras nos maniobran por la retaguardia inspirados por Dios, ese dios en cuyo nombre se quemaban herejes y se fusilaban poetas, eso sí, mayores de nueve meses.

Seguir leyendo »

Divulga que algo queda

Clara Grima, en el evento Naukas de 2013/ Foto: @wicho

No hace mucho, en una tertulia televisiva, dos de nuestros eruditos nacionales se mofaban, comentando el experimento Bicep2, de no tener ni idea de qué eran las ondas gravitacionales. Es más, uno de ellos hacía gala de su ignorancia confesando que a él le habían suspendido en quebrados. Se refería, supongo, a los números racionales, no a su cerebro. No sé por qué extraña razón resulta tan cool ser un ignorante en este país. Claro que solo así se entiende que la televisión pública, la de todos, tenga en plantilla a una señora que asegura que no está científicamente demostrado que el alma, (sí, señores, han leído bien, el alma) no se transmita en los trasplantes de órganos. O que una determinada carta la firma un tal Q.E.P.D. En fin...

Parecía que todos teníamos claro, cuando nos imaginamos el futuro, que éste sería cada vez más tecnológico (videollamadas, coches que vuelan...) gracias a los avances de la ciencia y tecnología pero, como decía Asimov, me da a mí que no estaremos a la altura para entenderlo. Es más, a la vista de este tipo de cosas, hay quien parece no querer entenderlo.

Puede que peque de ingenua, pero a estas altura del siglo XXI, nadie debería dudar de que la cultura, lo que llamamos cultura general, incluye (o debería incluir) unos conocimientos básicos de Ciencia. Y no sólo porque, como he dicho, sea imprescindible en la cultura, sino porque el conocimiento de la Ciencia hace a los ciudadanos más libres y menos vulnerables. Por ejemplo, frente a productos bancarios o complementos alimenticios milagrosos. Es por ello que el desconocimiento de la ciencia nos pone muchas veces en peligro o nos hace tomar decisiones erróneas en nuestras vidas.

Seguir leyendo »

Adelaida García Morales, donde habite la sombra

'El espíritu de la colmena' es una de las películas basadas en un cuento de Adelaida García Morales.

Se dice en los círculos cinematográficos que Víctor Erice anda preparando un proyecto del que no se sabe absolutamente nada… a excepción del título: Cazadores de sombras. Una maravilla, como todos los nombres de sus escasas y formidables obras: desde la última El sol del membrillo a la primera El espíritu de la colmena, pasando por la que le dio celebridad y reconocimiento unánimes, el Sur, de un cuento de Adelaida García Morales.

Qué curioso que como un Alfa y Omega el cineasta ande ocupado en buscar sombras porque si el olvido nos convierte en sombras, la que fuera su pareja y cómplice era ya una sombra hace años. Tanto que la noticia de su muerte ha sido casi pura literatura, una lectora encuentra una esquela con el nombre y apellidos exactos, ve que coincide la fecha aproximada de nacimiento y pregunta a amigas periodistas. La noticia vuela, como una sombra, por los teléfonos, los wasap y busca desesperadamente en las redes una confirmación. La madrugadora, y un poco siniestra, wikipedia la da por viva. Nadie sabe si es un fake y estamos matando a la escritora antes de tiempo mientras ella, tal vez, viva una vida ajena a los tristes augurios que tejen quienes la aman, la admiran, la añoran.

Siempre fue una mujer tímida e introspectiva, tanto como esa literatura certera y parca que evocaba atmósferas más que relatos. Tal vez por eso la magia del sur que no aparece nunca en la película de Erice es tan Adelaida, tan esa manera de ser Andalucía desde la insinuación y no desde lo obvio. Ella había nacido en Badajoz pero se trasladó muy pronto a Sevilla donde se construye como joven y como mujer de la cultura. Su paso por el veterano grupo de teatro Esperpento no fue largo (nada fue largo entonces aunque tenga tanto peso que marca como una eternidad la memoria cultural de Andalucía) pero la marcó y marcó.

Seguir leyendo »

Menos pelotas, señores tenistas

Jugadoras del equipo femenino de la Copa Federación de Tenis, capitaneadas por Conchita Martínez, celebran una victoria./EFE

Sólo al que asó la manteca se le puede ocurrir poner a una mujer a dirigir el equipo masculino de Copa Davis. Tienen toda la razón este Toni Nadal, tío de Rafa, o Fernando Verdasco. Qué pintará una chica como Gala León dando instrucciones en un vestuario lleno de hombres sudados y “con poca ropa”, o tal vez ninguna. Es como si a alguien se le ocurriera colocar, es un poner, a un hombre al frente de la selección femenina de fútbol, o de baloncesto, o de waterpolo, o de voleibol, o de balonmano, o del Sevilla FC femenino, del Granada Club de Fútbol, del Espanyol, del Arsenal Ladies, del equipo de fútbol sala de la Universidad de Alicante, de Talavera, del Bilbo de Vizcaya, del equipo femenino de fútbol americano, o hasta hace no tanto de la propia selección de la Copa Federación, versión femenina de la Copa Davis. ¿Se lo imaginan?

Lo han adivinado: no hace falta imaginárselo. En la mayoría de equipos de mujeres los entrenadores son hombres. La situación, estoy convencida, debe ser ingobernable. Sólo de milagro se explican las medallas y los éxitos que últimamente nos regalan nuestras deportistas, teniendo que convivir a diario con esas “dificultades logísticas difíciles de solventar” a las que se ha referido Toni Nadal. Supongo que el entrenador se comunicará con el vestuario por megafonía, o entrará con antifaz, o colará notitas por debajo de la puerta. Tiene todo el sentido. ¿Qué otra cosa podría hacer un técnico profesional con décadas de experiencia en una sala llena de mujeres, salvo intentar cazar al vuelo el flash de una teta?

Yo no sé si Gala León es tan buena como Becky Hammon, la ex jugadora de baloncesto que ha hecho historia al ingresar en el equipo técnico de los San Antonio Spurs, uno de los grandes de la NBA. Si no merece el puesto, si no conoce el tenis masculino, si no sabe cómo tratar a los jugadores, la Federación de Tenis habrá cometido un error evidente con su nombramiento. Una equivocación que los debates de taberna y los comentarios paternalistas -afortunadamente, parece que minoritarios entre los tenistas- hacen mucho más difícil corregir. Si Gala León es una incompetente, estas críticas le habrán hecho el mayor favor de su vida. Pero, quizá sin pretenderlo, con estos argumentos se estará sembrando de tachuelas el camino de otras muchas mujeres deportistas llenas de talento y ambición a las que les importa un pito verle el culo a Rafa Nadal.

Seguir leyendo »

¡Socorro!

Estas cosas pasan desde que perdonaron el control de calidad. Nuestros prebostes electrodomésticos funden los plomos del sol cautivo, gripan como una vieja bultaco, codifican las palabras gastadas y tiemblan de frío crepuscular al conocer los vaticinios patrocinados por Murphy, la mirada del tuerto.

La subcontrata de listos avanza imparable, mientras los almacenes de los no contribuyentes agotan las existencias de paciencia infinita. Hablamos solos o en compañía de otros televidentes, tuteamos al olvido.

Tiempo de fascículos, fusiones, monopolios, mafias familiares, negocio necrofílico, mentiras oficiales, tramas gluten, imputados extrafinos, lecciones de democracia. Exigen a los recién llegados que cumplan los requisitos que vulneraron por sistema los amos del calabozo. Curioso. La gente elegida que ni siquiera ha sido elegida por los suyos imparte cursillos de malformación ética, llueve sobre mojado, todos lo sabían y nadie lo contaba. Mala prensa de la prensa que todo lo consiente, que sufre envidia cochina de la prensa digital, la verdad sigue los pasos del eufemismo barato. Y aquí seguimos exportando josefers, toñis moreno, isas y altramuces que reniegan de su acento. Funeral por la presunta modernidad, beatificación de los sospechosos ya, hoy hay pucherazo, menú del día, un programa realizable y moldeable para los futuros enchufados de multinacionales esdrújulas. El enemigo es populista y demagogo. El amigo, un peligro en casa. Tiempo de mudar la piel, la chaqueta de cuero español y la nostalgia de futuro.

Seguir leyendo »

¿Y entonces todo esto para qué, señor Gallardón?

Tanto tiempo labrándote una imagen de derecha culta, refinada, sensible, electoral, europeísta, etcétera, etcétera, para que ahora puedas terminar hundido porque ni a tus compañeros del PP les gusta una reforma megaconservadora de la ley del aborto que, visto lo visto, en realidad nadie pidió ni estaba de verdad en el programa electoral.

No voy a entrar en consideraciones éticas sino políticas. Si, como parece, Rajoy ha seguido las prescripciones del doctor Arriola, el gurú sociológico de don Mariano, y ha dejado que la grúa se lleve el coche de la reforma del aborto, don Alberto Ruiz Gallardón no debería de durar en el Consejo de Ministros más tiempo del que precise en devolver su cartera ministerial y en preguntar si se puede quedar de recuerdo con el teléfono móvil.

El tortazo que ha recibido (por ahora, con el presunto por delante) se asemeja a las cornadas de tres trayectorias. Es incontestable. O no, si uno tiene los quinquenios en política necesarios para soltar lastre de la humillación a la voz de ya, diciendo sin que se te mueva ni un pelo de tus pobladísimas cejas que lo que de verdad está ahora en su agenda no es esta reforma sino el proceso soberanista de Cataluña.

Seguir leyendo »