eldiario.es

Menú

Queridos jueces argentinos

Querellantes por los crímenes del franquismo agradecen el respaldo de Argentina

Queridos jueces argentinos:

Con la orden de detención internacional dictada desde vuestra tierra contra cuatro torturadores del franquismo se inicia, a nuestro entender, la verdadera transición democrática de este país marcado a sangre y fuego por el genocidio fascista.

Una sociedad que niega, que cierra los ojos ante una larga etapa de 40 años durante los cuales se cometieron toda clase de torturas, asesinatos extrajudiciales, desapariciones forzadas, no es una sociedad sana ni puede constituirse realmente en un estado de derecho. Era necesario el reconocimiento político y judicial de tales atrocidades, hacer justicia en la medida de lo posible, aunque ya muchos de los criminales estén muertos.

Seguir leyendo »

La sombra del franquismo es alargada

Grupo de la ONU visita el lunes España y verá a las víctimas del franquismo/ Foto: EFE

José Ortiz de Toro, concejal de un pueblo de Granada, ha asegurado en un pleno, entre otras perlas, que Franco es parte de la historia. El argumento de que Franco es historia, y que por eso no hay que tocar los símbolos franquistas, sería válido de no ser porque es mentira. La sombra de Franco es alargada y no es ni mucho menos historia. Que se lo digan a las personas que aún siguen buscando los restos de sus familiares en las cunetas y en los muros de los cementerios. A Guillermina, que lleva sus más de 70 años de vida buscando a un padre que no conoció. Que se lo digan a los jóvenes proyectos de políticos que enarbolan la bandera con el águila franquista con algo más que nostalgia. Que se lo digan a los hombres, aún vivos, contra los que Argentina ha dictado una orden de detención por torturas durante el franquismo.

El problema no son las palabras del concejal de Cádiar. El problema no es si se le cesa o no por ello. El problema es que sus palabras transmiten una imagen de tolerancia que no comprendo ni comparto. Esa percepción de que se pueden tolerar sin pudor y sin vergüenza 40 años de dictadura, de falta de libertades, de ausencia de libertad de expresión, de violencia. Esa percepción que asume que  cualquier crítica al respecto es "abrir viejas heridas". Ese "no es para tanto" que preocupa, la verdad. "Es que se vivía mejor", dicen los que de verdad vivían mejor. "Es que también hizo cosas bien", replican.

Lo que hizo bien fue educar en los valores franquistas prácticamente a dos generaciones de españoles. Lo que hizo bien fue hacer olvidar a muchos que sí es para tanto, y que una dictadura no se puede tolerar ni entonces ni ahora. Porque la democracia no es la bomba pero desde luego es mucho mejor que la dictadura; y no es posible que miremos con condescendenia esta forma de Gobierno que el país ha padecido, como una inflexión del tiempo, como un accidente. 40 años son toda una vida. 40 años son una larga historia en sí mismos. Un árbol crecido que proyecta una sombra de la que parece difícil escapar.

Seguir leyendo »

Lo que de verdad importa

Foto: EP

En el breve manual de manipulación 'Vender la moto', el psiquiatra Matteo Rampin ofrece una receta de último recurso para camuflar un problema cuando ya no es posible ocultarlo completamente a la opinión pública: "Separar un detalle e inflarlo desmesuradamente para que la gente pierda de vista la totalidad".

Un ejemplo: la contaminación urbana. Cuando más intenso era el debate ciudadano sobre los riesgos para la salud de humo de los coches, autoridades e industria automovilística decidieron al unísono que toda la culpa la tenía el plomo de la gasolina. Era el enemigo público número uno de nuestros pulmones. También era, casualmente, el aditivo más fácil y económico de suprimir. Así, la solución fue rápida y sencilla: la UE prohibió la gasolina con plomo, mientras las petroleras ya tenían listos los nuevos combustibles light y los concesionarios una flamante flota de vehículos adaptados. En realidad, el humo del tráfico no dejó de ser tóxico -si acaso, un poquito menos-, pero a ojos de la opinión pública el problema de la contaminación parecía resuelto.

¿Está pasando ahora algo parecido con la política? ¿Estamos ciegos ante el verdadero problema a base de magnificar alguna de sus partes? ¿Hemos optado por resolver sólo lo más fácil por nuestra incapacidad -o falta de voluntad- de meterle mano al fondo del asunto? Unas veces el cáncer de nuestra democracia son los sueldos de los políticos. Si Rajoy gana más que Rubalcaba o al revés. Otras, la deuda galopante de las administraciones. A día siguiente, las listas electorales cerradas. Después, la falta de transparencia. Siempre, la corrupción. Da igual a qué tertulia nos asomemos: los argumentos a izquierda y derecha son alarmantemente unánimes. ¿Son problemas graves? Sin duda. Pero el elefante en la habitación que nos empeñamos en no ver es otro: tal vez más difuso, y al mismo tiempo también más evidente: la creciente irrelevancia de la política.

Seguir leyendo »

Acato y ¿respeto?

Torres-Dulce /Foto: EFE

Cuando un país transita instalado en la desconfianza ante sus gobernantes y el desencanto con sus legisladores, sólo sus jueces se convierten en el último reducto de los ciudadanos para corregir los desafueros que unos y otros perpetran contra el sentido común de la ciudadanía. Es por ello que el poder judicial –una casta, para muchos intocable- está más que nunca bajo el escrutinio diario de millones de ciudadanos que ven en sus jueces la última esperanza para evitar la consumación de conductas incomprensibles... quizás incalificables.

Precisamente ese papel de última frontera para la salud mental de la ciudadanía es el que obliga a los jueces a ser especialmente escrupulosos en sus actuaciones y no convertirse en piedra de escándalo –arrojada por unos partidos u otros- que los equiparen a quienes han superado los peores sueños de una sociedad democrática.

Una de las frases más tópicas a la hora de valorar las sentencias judiciales es aquella que reza: "Acato y respeto ...". Pues bien, algunas de las últimas decisiones de sus señorías echan por tierra el tópico, porque si bien no hay más remedio que acatar, ya que lo contrario sería incurrir en un delito, el respeto no se impone, se gana y no parece que algunos autos y actuaciones judiciales estén haciendo méritos para ello.

Seguir leyendo »

El debate territorial es de todos

Este jueves Ignacio Escolar escribió un artículo sobre el debate abierto en Cataluña. Coincido en casi todo el planteamiento de "España: reforma o ruptura". Y digo en casi todo. Porque creo que se ha dejado un apunte en el tintero. Rajoy no debe hacer esto solo. No hablo de la ruptura: la independencia de Cataluña o de Burgos (si se ponen) es cosa de los catalanes o los burgalenses (el derecho de un pueblo a decidir me parece fundamental). Pero si de lo que vamos a hablar es de reforma, de "convencer" como dice Ignacio, la reforma del modelo territorial no puede saldarse sólo en una conversación entre Artur Mas y Mariano Rajoy, y menos en una reunión secreta cuando en estos días se le llena la boca al presidente con la palabra "transparencia". Este debate no es un toma y daca entre dos actores. El resto de España no quiere quedarse mirando.

En eso (como en tantas cosas) se equivoca, señor Rajoy. El debate está en su mano, la reforma depende de su partido, pero el diálogo tiene que ser de todos. Hay muchas otras comunidades autónomas con peso, aunque muchos se empeñen en ignorarlo. Pero las que son gobernadas por el PP no quieren ni oír hablar del asunto y cierran filas. La técnica de ni veo ni oigo ni escucho no va a funcionar. Pero hay más, Señor Rajoy.

Le recuerdo que desde el sur, desde Andalucía, se está hablando desde hace meses de propuestas federales que podrían, al menos, plantear escenarios nuevos, abrir posibilidades distintas. Pero no hay oídos para eso porque, efectivamente, Rajoy se debe a una parte de su electorado que no lleva bien los cambios en general y el debate sobre el modelo territorial en particular. Pero también porque, como ya es tradición, el presidente no está dispuesto a escuchar propuestas de un Gobierno de izquierdas. Y mucho menos, de un territorio que se le resiste cual aldea gala.

Seguir leyendo »

Relaxing descafeinao

El futuro ya está aquí. Pasado de rosca. Cinco aros por la sanidad, la educación, los servicios sociales, la cultura y todo lo urgente y necesario. Cuando la autoridad pasa olímpicamente de las reglas ocurren estas cosas. Viene el coco y afea la conducta a medio mundo civilizado. Es lo que tiene heredar el alto cargo de conciencia. El olvido se encarga de archivar los discursos por orden estrambótico. Las palabras más rimbombantes pierden fuelle a medida que la gente entra en materia reservada. Relaxing descafeinado en un momento dado, pasen y lean el ridículo espantoso, vamos a darle fuerte a la Botella hasta perder el control presupuestario. Total...

De cómo practicar el victimismo voraz como estrategia de la comunicación oraldine. Qué tiempos. Corren despavoridos en pos de una medalla de hojalata los niños del barrio, campeones todos. Y se hacen mayores a la cuarta vuelta, con tol pescao vendío. Suena la campana. El público persigue sombras. La tele vende ilusiones fugaces. "Estamos contigo", rezaba el otrora lema olímpico, cuando el colacao obsequiaba estampitas y las cajas de polvorones traían almanaques.

Alegrías de Cádiz 3030, 91 por ciento de paro olímpico. Lanzamiento de caña del país. Hockey sobre piedras. Bádminton corrupto caprichoso. Cuatro por cien sustos morrocotudos. Folletos subtitulados para brutícolas.

Seguir leyendo »

"¿Qué mayor enemigo del garantismo que la arbitrariedad judicial?"

Alaya ha abierto el proceso de imputación contra Griñán, Chaves y cinco exconsejeros.

El Auto de 10 de septiembre de 2013 de la jueza Alaya, en el que señala, imputa, inculpa o notifica (todos estos calificativos se utilizan en dicho auto) a una serie de aforados, se puede interpretar desde diferentes puntos de vistas a nivel jurídico.

1.- Alaya, defensora del garantismo penal.

Los defensores de esta interpretación aducen que qué mejor forma de garantizar los derechos de cualquier persona que garantizar a las partes en el procedimiento o a terceras personas que estén ajenas a él, pero que sean suceptibles de entrar en el mismo como parte, toda la información que pueda afectar a los mismos. Evidentemente, es una posibilidad que existe en la Ley de Enjuiciamiento Criminal pero que está pensada para la figura de los imputados y para las víctimas de delitos.

Seguir leyendo »

El auto dictado

Mercedes Alaya es la jueza de instrucción en el Caso ERE /Foto: EFE

En un auto dictado por la juez Alaya, la Justicia -por fin- se ha decidido a señalar a dos ex presidentes de la Junta y a cinco ex consejeros en el caso de los ERE fraudulentos, tras las reiteradas insinuaciones hechas al respecto por la Brunete mediática y por el propio PP, y perdonen la redundancia. Tal es así, que muchos demonios socialistas, e incluso algún jurista de la cáscara amarga, han llegado a afirmar que efectivamente, es un auto dictado. Dictado también por las circunstancias, ya que el mismo día que se conocía la providencia (divina), tenía lugar la toma de posesión de la nueva jefa andaluza, Susana Díaz, y de su nuevo Gobierno de rojos masones, a los que se les atragantó el trámite. Otra casualidad.

Como también es casualidad que el clarificador auto lo diera a conocer a las partes la propia maquinaria administrativa del PP andaluz, de la que puedo decir, sin riesgo a equivocarme, que es mucho más eficiente que su homónima del PP nacional, donde se pierden las agendas y los ordenadores, e incluso han extraviado a Javier Arenas Bocanegra.

Aunque esto de que se lo comunicaron a las partes es un decir, ya que Chaves, Griñán y los otros cinco interesados no pueden darse por enterados, por la sencilla razón de que están imputados, pero sólo la puntita, y para ser parte del proceso hay que estar imputado, pero hasta la cruz. Y hay que ser muy torpe, incluso más que Montoro, para aceptar la sugerencia de la jueza y presentarse voluntariamente en su juzgado, renunciando a que actúe un tribunal superior, al que tienen derecho ya que todos son aforados. No aforrados, como es el caso de la cúpula nacional del PP.

Seguir leyendo »

La "medicina natural" y la homosexualidad

Fotografías de la naturaleza

Cuando Hipócrates de Cos dijo aquello de "lo primero no hacer daño", no creo que llegara a imaginar en lo que terminarían aquellos cuidados que empezaba a desarrollar en la Grecia del siglo V antes de nuestra era. La teoría del considerado Padre de la Medicina se basaba en el "poder curativo de la Naturaleza" ( vis medicatrix naturae), y en la necesidad de restaurar la armonía en el organismo.

El organismo era biología y la biología era Naturaleza, por lo que la forma de curar las diferentes enfermedades se basaba en restablecer el equilibrio entre los cuatro humores que había en el cuerpo: la sangre, la bilis negra, la bilis amarilla y la flema.

Lo que sorprende con el paso del tiempo, no es la posición innovadora y revolucionaria de Hipócrates y su ruptura con todas las supersticiones y tradiciones que a causaban el daño que él tanto rechazó. Lo que realmente llama la atención es que casi 2.500 años después, la medicina del siglo XXI todavía sea entendida en la mente de muchos médicos y de muchas médicas, como una ciencia biologicista dirigida a un cuerpo descabezado, y que sea la "naturaleza" la referencia tomada como patrón para abordar lo que para esos profesionales es o no es enfermedad.

Seguir leyendo »

Las "imprudencias" de Alaya (II)

Cuando se desarrolló la Operación Heracles de la Guardia Civil, en marzo pasado, publicamos en este blog un artículo que daba detallada cuenta de las coincidencias temporales ente las decisiones de la jueza Alaya en la investigación del caso de los ERE y determinadas actividades del Gobierno andaluz. Este martes, 10 de septiembre, la instructora ha rizado el rizo y, con las sillas de los exconsejeros aún calientes, ha marcado el camino judicial para que Chaves, Griñán y hasta cinco ex consejeros (entre ellos, dos de los que traspasaban su cartera) sean imputados en la causa por su presunta participación en los hechos que investiga desde hace dos años y medio. Si en esta ocasión no cabe hablar de "imprudencia" como tal, pues no nos encontramos en período electoral ni preelectoral, es innegable la casualidad o su puntería a la hora de dictar algunas resoluciones, valga la coincidencia.

Más allá de las dudas jurídicas del auto y las 'jurisprudencias', Alaya ha aguado el acto de toma de posesión del nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía, en manos desde hace solo unas horas de Susana Díaz. Los consejeros, minutos después de acceder formalmente al cargo, en lugar de indicar cuáles serán sus prioridades en la nueva etapa que se abre para luchar contra la crisis desde Andalucía, han tenido que comentar (o así se lo pedía la prensa en el mismo Palacio de San Telmo) la decisión de Alaya de señalar con el dedo a siete ex altos cargos del Ejecutivo, entre ellos nada menos que dos expresidentes, aforados en todos los casos y que impide una imputación formal por parte de la jueza instructora, que deja en manos de un tribunal superior tal posibilidad.

La de este martes no ha sido la única coincidencia temporal entre los escritos que parten del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla y los movimientos de la Junta o del PSOE. Entre las más recientes, las del pasado julio. El día 2 de dicho mes, Alaya imputaba a una veintena de altos y exaltos cargos de la Administración andaluza, entre ellos Magdalena Álvarez como referente más destacado. Esa misma noche, el Comité Director del PSOE-A, convocado de manera extraordinaria, ratificaba el proceso de primarias socialistas en la comunidad autónoma. Griñán decía que "nada ni nadie" iba a condicionar la agenda del PSOE. No le hizo falta especificar más. Semanas más tarde, a finales de julio, unas horas después de que Susana Díaz celebrara su nombramiento como única candidata a la Junta, Alaya estaba tomando declaración al exinterventor general Manuel Gómez que, como se preveía, no dejó en demasiado buen lugar a José Antonio Griñán, entonces aún presidente.

Seguir leyendo »