eldiario.es

9

Robben, Robben

En esta apartada orilla hay más tontos útiles que listos torpes, que ya es decir, y crece la tabla de elementos sospechosos hasta el punto de que hay quien está a punto de establecer mecanismos para mandar a más de uno al mismo carajo. Están todos metidos. Todos queremos ser como ellos. Fútbol cruel. Vecinos molestos. Trepas en el aire. Observen la enfermedad en boga, el exhibicionismo voraz. Esta crisis va a resultar un éxito. La marca Expaña ya no marca ni de penalti injusto. Expaña es un país donde cabemos todos, salvo usted, que quiere acabar con nuestro chollo, dijo el mafioso oficial no sin antes pensar seriamente en cambiar las leyes de la gravedad. ¡Digo!

A vueltas con el dolor, la culpa y el arrepentimiento, dimiten en masa los historiadores de mañana. Un país encanallado enfila la recta final de su huida hacia adelante. Mientras tanto, aplican curas de humildad en el Mundial de la Desigualdad. Alguien cuelga un cartel: "Liberté, egalité, beyoncé". Suena una bella melodía jevi, los viejos melenudos siguen marcando paqué en el palacio de congré.

La gente cambia de contraseña por si las moscas, el ultramarinos de la esquina ya no fía, el vecino de abajo engorda su producto interior bestia con papafritas Santa Ana, encaja goles tontos, soporta las arbitrariedades del trencilla de turno, se come las injusticias a caraperro y busca excusas. Como el baranda de los empresarios, que echa la culpa a las amas de casa, o el señor Ánsar, que propugna matarnos de hambre directamente.

A nosotros, que no somos rentables, nadie nos quiere privatizar. Los hijos de papá gobierno chocan borrachos, los socavones de la calle piden socorro, no hay presupuesto, cuatro reyes tiene la baraja. Se venden, o a unas malas se alquilan, varios raseros de medir en este mercadillo tirano de mirada turbia. El señor Trampas pone piedras en el camino, todo el mundo sabe que su destino es rodar y rodar, robar y robar. Robben, Robben, maldito extremo naranja. La patria de la cartera y la ambición trata de vencer dividiendo, lo mismo que pierde dividendos, juegan con nuestras pensiones en el casino europeo, canta la retaguardia en el sur del mundo, cantan por fandangos los defensas de Camerún de la Isla.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Como el agua

La transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda participación de los poderes públicos

Bonito, ¿verdad? Suena bien. Claro y transparente como el agua. El párrafo anterior es el principio del preámbulo de la Ley 19/2013, del 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno. Aprobada, como todas las leyes, por el Congreso de los Diputados. Esta lo fue el pasado 28 de noviembre con el apoyo del PP y del espectro nacionalista (CiU, PNV, Coalición Canaria, UPN y Foro), y el rechazo del PSOE, Izquierda Plural, UPyD y el resto del grupo mixto. Significativa especialmente la negativa del PSOE por motivos “de contexto”, esto es, por la sombra alargada de Bárcenas, más que por desacuerdo con el texto normativo.

Como también es muy significativo que, 7 meses después el mismo Congreso de los Diputados que aprobara esta ley se niegue a dar información plena y veraz sobre el fondo de pensiones que la institución tiene contratado con el BBVA, según publica este mismo www.eldiario.es

Seguir leyendo »

Pulso al poder: doble o nada

Atravesamos tiempos turbulentos. ¿Quién iba a decirlo a esa generación que llaman “perdida” tras haberla criado como la más preparada de la historia? Tiempos turbulentos y decisivos. Y lo sabemos. Se veía venir. Al menos desde el 15-M. Y al fin ocurre. Tras las europeas del 25 de mayo todo se ha precipitado. Resulta que ahora el líder del PSOE será o Eduardo Madina -el único que suena algo a la ciudadanía- o los anteayer desconocidos Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias. Resulta que Juan Carlos I ha abdicado a la carrera en Felipe VI -tanto empeño en su aforamiento hace prever que razones irán saliendo. Resulta que lo que parecía inmutable cae. 

Van a oponerse el deseo de cambio sistémico y la obstrucción a la transformación. Hay quien tiene mucho que perder. Y lo sabe. Y ya trabaja para evitar el fin de esta monárquía bipartidista.

Las dos vías para mantener el status quo son: el enroque en la negación de la “crisis institucional/de partidos” por putrefacción vía corrupción, elegido por el PP y la lampedusiana “que todo cambie para que todo siga igual” del PSOE, entregado a una lucha de nombres que, gane quien gane, se saben provisionales. 

Seguir leyendo »

Sumisa, enamorada e imputada

La Infanta Cristina ha sido imputada en el Caso Aizoon

El juez Castro tendrá sus miedos como cualquier otro ser humano, pero desde luego no sufre de miedo escénico. Los que sostenían que no tendría bemoles para mantener la imputación sobre la hermana de Felipe VI por su implicación en el caso Aizoon están procediendo a comerse esas sentencias tremendistas dictadas en el patíbulo de las redes sociales.

Seis días después de la coronación de su hermano menor (en eso sí que habido una cierta ‘prudencia escénica’ por parte del juez), Doña Cristina sigue los pasos de su marido y se encamina hacia un juicio en el que tendrá que sentarse por su presunta cooperación en la comisión de delitos fiscales y de blanqueo de capitales que habría cometido Iñaki Urdangarín.

Nunca un jugador de Balonmano había hecho tanto por la causa de la Tercera República. El escándalo protagonizado por los Duques de Palma ha dinamitado la imagen pública de la Casa Real, pero no ha quedado demostrado en absoluto que el Poder Judicial haya estado conchabado o algo por el estilo para evitar el enjuiciamiento de la hija del rey Juan Carlos.

Seguir leyendo »

¿Y tú de quién eres?

CSIF ve "anecdóticos" los parentescos en el Tribunal de Cuentas y recalca que los funcionarios pasan oposiciones

Como en casa con la familia no se está en ninguna parte, o eso, al menos, es lo que debe pensar el  casi centenar de familiares de altos y ex altos cargos del Tribunal de Cuentas. Yo me imagino pasear por los pasillos de la citada institución preguntando, como la señora con rodete de la canción de los No me pises que llevo chanclas, aquello de “¿y tú de quién eres?”. 

Bien mirado, está bien, ¿no? Porque si se les quedan cuentas sin terminar en la oficina, pueden terminarlas más relajados mientras comparten una paella familiar o en la cena de Nochebuena. Bueno, y lo que se ahorrarán en transporte si van juntos al trabajo. Mira, tiene hasta ventajas ecológicas. Algunos se han mosqueado con el tema sin pensar en las evidentes ventajas del mismo.

Ay, si don Luis García Berlanga levantara la cabeza se moriría de envidia por ver superado el surrealismo de aquellos maravillosos guiones suyos como el de Calabuch, por ejemplo.

Seguir leyendo »

Estado líquido … o gaseoso

Me explicaba don Anacleto, uno de esos maestros rurales represaliados por la dictadura franquista que dedicó su vida a desasnar mozalbetes, que los estados de la materia eran el sólido, el líquido y el gaseoso y que en algunos casos un elemento podría presentarse en los tres dependiendo de las circunstancias. Andando el tiempo, he tenido como inamovible la definición, hasta que los acontecimientos que estamos viviendo de un tiempo a esta parte me han hecho situarme en las filas del maestro Muñoz Molina y las cosas que siempre me han parecido sólidas, se me antojan cada vez más líquidas, cuando no gaseosas.

Testigo de una época en la que aún no estaban a nuestro alcance derechos que ahora peligran, Muñoz Molina nos recuerda que nada es para siempre, que cualquier derecho puede desaparecer. Su ensayo “Todo lo que era sólido” nos convoca: "hace falta una serena rebelión cívica" y nos apremia: "hay cosas inaplazables". No importa el lugar ideológico en el que nos movamos, dónde vivamos o nuestra condición social; el autor de Plenilunio nos hace una llamada para que reaccionemos, cada uno desde nuestro ámbito de actuación, y contagiemos con nuestro ejemplo una responsabilidad cívica que hemos de exigir, de manera contundente, a nuestros gobernantes.

Creíamos vivir en una Democracia, en la que nuestros deberes y derechos se definían como estado sólido; pero el poder económico, que nunca ha estado cómodo en escenarios que no haya controlado férreamente, ha aprovechado circunstancias, como la desaparición del bloque comunista, para hacerse vorazmente con todos los resortes del poder. El capitalismo más salvaje ha sometido a la Democracia y a nuestros derechos a temperaturas y presiones tan extremas que los han hecho pasar del estado sólido, que creíamos inamovible, al líquido y al paso que llevamos al gaseoso.

Seguir leyendo »

Justicia gratuita

No es cierto que la Justicia en este país sea ciega, ya que ve bastante bien hacia la parte izquierda; y tampoco es verdad que la impartición de Justicia dependa del juzgado que te toque, que si eres sindicalista y el juez granadino es seguro que sobre ti caerá todo el peso de la ley. De la ley del embudo, que tan bien se ha aplicado a Rafael Blasco, consejero del PP en la Comunidad Valenciana, condenado a ocho años de prisión por robar ocho millones de euros de la ayuda al desarrollo. Considerando que está el hombre muy mayor y como la sentencia todavía no es firme, el juez ha tenido a bien pensar que podemos liberar y liberamos de la cárcel al susodicho presunto individuo, mediante el pago de una caución de 200.000 euros, aunque no sabemos cómo el pobre hombre va a reunir ese dineral.

Otrosí, considerando que un incauto joven guardia civil, a la sazón hijo de un concejal del PP, actuó sin maldad al grabar un vídeo mientras un amigote agredía sexualmente a una mujer, el ministro de Gracia y Justicia (menos gracia que Justicia, si ello fuera posible) ha decidido que puede indultar e indulta al susodicho benemérito número, que la seguridad española se vería seriamente comprometida si pierde a tan ilustre miembro viril.

Además, este gracioso indulto servirá de precedente al ministro Gallardón en el hipotético e improbable caso de que sea condenado su niño, Gallardón III, que huyó de la escena de un accidente de tráfico antes de que se le pudiera realizar el test de alcoholemia, que la Patria no puede permitirse el lujo de prescindir del hijísimo de Gallardón II y nietísimo del gran Gallardón I y padrísimo de Gallardón IV.

Seguir leyendo »

Moreno Bonilla y la silla vacía

La reunión de alcaldes del PP en Antequera

La imagen es del pasado sábado en Antequera. Los alcaldes del PP de las capitales de provincia reunidos alrededor de una mesa. En la cabecera, presidiendo el encuentro, una silla vacía. Al fondo podemos distinguir al presidente popular, Juan Manuel Moreno Bonilla, junto a su número dos. Esa silla sin ocupar y todo el misterio que la rodea son protagonistas absolutos de la escena. El eje a partir del cual parece haberse trazado ese lienzo de rostros graves, pesados faldones y viejas enciclopedias.

La imagen está cuidadosamente diseñada. Con ella se pretende dejar en evidencia a la presidenta andaluza, ausente en la reunión, y denunciar de este modo el maltrato de la Junta hacia las grandes ciudades, aquellas que generan más riqueza y dinamismo a Andalucía. Sin embargo, al volver a mirarla, algo no acaba de encajar.

Para empezar, el espacio elegido, esa biblioteca algo vetusta y mal iluminada, hace que más que una cumbre de alcaldes de capitales uno crea asistir a la reunión de un claustro de profesores al final del cuatrimestre, o del patronato de un ateneo de provincias convocado al caer la tarde.

Seguir leyendo »

Privatiza, que algo queda

Lo siguiente forma ya parte de la Historia: en 1996 el primer ministro británico conservador John Major, como colofón a una serie de grandes privatizaciones de servicios públicos llevadas a cabo por su predecesora en el cargo, la también conservadora Margaret Thatcher, hacía lo propio con la British Rail (la RENFE británica).  Dinero efectivo, contante y sonante para las arcas públicas del Reino Unido. Dos años después comenzaron los graves accidentes ferroviarios (en uno de ellos hubo 31 muertos) y ya con el laborista Toni Blair en el Gobierno, en 2001, el Estado tuvo que volver a hacerse cargo de una compañía desastrosa que había llevado a la UVI al servicio ferroviario más antiguo de Europa.

Lo que viene a continuación ocurrió el viernes pasado. No, no tiene nada que ver con la derrota de la selección española de fútbol ante la holandesa, sino con los acuerdos del Consejo de Ministros, algo mucho más aburrido, qué duda cabe. Mientras tres cuartas partes de España soñaba con, y se preparaba para la que tenía que haber sido una nueva tarde gloriosa de La Roja, el Gobierno de Rajoy y sus muchachos acordaban la entrada de capital privado en AENA y en RENFE. Así, nada de nocturnidad ni alevosía, sino todo lo contrario: a plena luz del día, con luz, taquígrafo y grandes dosis de demagogia.

Porque, nos contaba la ministra Ana Pastor, con ello se dota “al mercado de mayor oferta y precios competitivos para el uso del transporte ferroviario”, que se busca “incrementar el uso de las infraestructuras y optimizar la gestión de RENFE” y que "la mayor eficiencia de Aena será un estímulo al sector del transporte aéreo en España y a los sectores estratégicos vinculados, como el turismo y el comercio”.

Seguir leyendo »

O cambian o lo descambian

De la decisión con mayúsculas de Susana Díaz se ha dicho ya casi todo, así que les voy a ahorrar el análisis número 1.154 sobre las razones que habrán llevado a la trianera a quedarse en Andalucía mientras los suyos de arriba escenifican el pressing catch más asambleario en las puertas de Ferraz. Me asalta en todo caso una duda. Esto, ¿cómo ha sentado de verdad en el PP andaluz?

Hemos escuchado a Moreno Bonilla afirmar que lo de Susana Díaz es un “repliegue táctico” y que pronto la veremos paseando por la Gran Vía de Madrid. Lo dicho: veremos. De momento, tranquilidad y buenos alimentos. Mantengan la calma.

Susana Díaz se queda en donde estaba y deja las cosas donde estaban: con un PSOE andaluz reconvertido en nueve meses en la aldea irreductible de los socialistas ibéricos y con el PP andaluz con el mismo gesto gruñón y perplejo que destilaban los legionarios romanos cuando se tenían que enfrentar a Obélix y a Astérix.

Seguir leyendo »