La portada de mañana
Acceder
4,2 millones de personas no se han vacunado todavía en España
El futuro de Juan Carlos I incomoda al Gobierno
El nuevo centro de gravedad de la geopolítica mundial es el Indopacífico

Cs le pone imposible a Espadas el reto de repetir un presupuesto de Sevilla con apoyos a derecha e izquierda

Pimentel y Espadas rubrican el acuerdo presupuestario que dio luz verde a las cuentas de 2021.

La partida del presupuesto para 2022 en el Ayuntamiento de Sevilla se disputa no sólo en clave local, sino también autonómica. El hecho de que el alcalde, Juan Espadas, vaya a ser el candidato del PSOE a las próximas elecciones en Andalucía ha cambiado el escenario de la política municipal en los mensajes que se lanzan, los temas que se abordan… y las alianzas que se tejen. Y eso afecta muy directamente a las cuentas municipales para el año que viene, en la que Espadas va a tener imposible reeditar la fotografía de un pacto de esos que dan en llamar de geometría variable, fruto de un acuerdo a izquierda (Adelante Sevilla, la confluencia de Podemos e IU) y a derecha (Cs).

El PSOE logra en Sevilla la cuadratura del círculo: aprueba con Cs el presupuesto municipal sin que Adelante se moleste (demasiado)

El PSOE logra en Sevilla la cuadratura del círculo: aprueba con Cs el presupuesto municipal sin que Adelante se moleste (demasiado)

Es precisamente la formación naranja la que más esfuerzos está haciendo por marcar distancias con el gobierno municipal socialista. Mientras en Adelante Sevilla esperan la llamada formal para negociar con la intención de no ponérselo fácil a Espadas, quien ya se lo ha puesto imposible es Cs, que este miércoles daba otra vuelta de tuerca insistiendo en unas "líneas naranjas" que sabe que el PSOE no va a asumir.

El mensaje lo lanzaba el portavoz municipal de Cs, Álvaro Pimentel, que reiteraba unas condiciones ya conocidas: bajada de impuestos locales, bonificación de tasas municipales y ayudas directas a pymes y autónomos. Estos requisitos los adornaba con un discurso en el que presentaba a un Espadas más pendiente de su tarea como secretario general del PSOE andaluz que de la ciudad, por lo que una vez más le invitaba a dejar la Alcaldía cuanto antes.

"Muy difícil poder alcanzar acuerdos"

"En la situación actual se nos hace muy difícil poder alcanzar acuerdos", apuntaba Pimentel, para quien el objetivo de sus propuestas económicas es "apostar por que el dinero esté en el bolsillo de los ciudadanos". Estas son las prioritarias, pero también se exigirán "otras medidas para mejorar" la ciudad: infraestructuras, movilidad, seguridad, limpieza "y avanzar en el compromiso de una Sevilla verde que lucha contra el cambio climático".

En definitiva, que no hay muchas opciones de reeditar el pacto presupuestario que hace un año suscribieron PSOE y Cs, con lo que los naranjas votaron a favor de las cuentas para 2021 y a ello se unió la abstención de Adelante Sevilla. Hoy las condiciones son muy distintas, empezando con que Espadas es el rival político a batir por el Gobierno andaluz, que hoy ocupan PP y Cs, lo que hace que los naranjas no puedan permitirse el lujo de regalarle al regidor una foto que refuerce un perfil conciliador capaz de acuerdos a su izquierda y a su derecha.

Por no querer, Pimentel no quiere ni al propio Espadas en la negociación presupuestaria que en teoría debería abrirse en breve. Por un lado, le reprocha su "campaña de confrontación con la Junta de Andalucía", y por otro considera que "lo mejor para Sevilla es que la persona que negocie el presupuesto sea la que lo va a ejecutar, y entendemos que esa condición no se cumple" en un Espadas al que le quedan meses en la Alcaldía.

Adelante Sevilla en el horizonte

El portazo de Cs aboca al PSOE a necesitar el respaldo de Adelante Sevilla para sacar adelante las cuentas, como ya hizo con las de 2020, aunque para las de este año apostase por un pacto con los naranja al considerar que le daba más estabilidad. Adelante Sevilla, por su parte, no vive su mejor momento, ya que la expulsión de Podemos de la concejal Sandra Heredia ha propiciado su paso a ser edil no adscrita y ha dejado al grupo con tres representantes, dos de IU y uno de Podemos.

Y precisamente, tres son los votos que necesita el PSOE para garantizarse la mayoría absoluta que le permita aprobar el presupuesto, aunque a buen seguro buscará también el respaldo de la concejal no adscrita. En Adelante no hay predisposición a poner las cosas fáciles, ya que se considera que muchos de los compromisos previos no se han cumplido, lo que augura una negociación complicada. Lo que sí está claro es que esta vez Espadas lo tiene imposible para lograr su ansiada cuadratura del círculo...

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats