Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ley de vivienda cumple un año: los expertos dan soluciones a la falta de pisos
El PSOE da por desactivado el desgaste de la amnistía tras el éxito electoral en Catalunya
Opinión - El suicidio de Europa. Por Rosa María Artal

El papel de las asociaciones culturales: “Hay que reivindicar el potencial de los pueblos para organizar actividades”

Festival ATuAire del municipio turolense de Jarque de la Val

Nerea Lozano

1

“Hay que reivindicar el potencial que tienen los pueblos de organizar actividades culturales y hacer una oferta de calidad. No todo tiene que ser en las ciudades”. Ese es uno de los objetivos de los festivales que se celebran en las zonas rurales, tal y como reconoce Néstor Saura, miembro de la Asociación Cultural El Torrejón -situada en la localidad turolense de Jarque de la Val- y que organiza el Festival de Arte ATuAire. Este año celebra su tercera edición el 3 y 4 de mayo. 

El ATuAire es uno de los aproximadamente 20 festivales que se celebran en la provincia de Teruel a lo largo del año. Algunos de ellos pueden ser el Micromúsicas de Valdealgorfa -8 de junio-, Alkorock en Alcorisa -18 de mayo-, Tamborile de Mezquita de Jarque - 15 de junio-, Poborina Folk celebrado en El Pobo -del 21 al 23 de junio-, Matarranya Íntim de Calaceite -26 al 28 de julio-, el Gaire de Pancrudo -entre el 13 y 15 de septiembre- o el Festival contra la Despoblación, que se lleva a cabo anualmente en Allepuz. 

Parte de ellos sirvieron de inspiración a la Asociación Cultural El Torrejón para crear ATuAire, que iba a iniciarse en 2020, pero a causa de la pandemia se retrasó hasta 2022. “La idea viene de ver que en otros pueblos se estaban celebrando festivales culturales y artísticos, algunos con más de 20 años de trayectoria. Pensamos que había que hacer algo así en Jarque de la Val”, describe Saura. 

Así, decidieron apostar por un certamen de “arte libre” en el que tuvieran espacio diversas disciplinas artísticas. “Hacerlo de arte libre es la primera característica de ATuAire y la segunda es que cada año centramos las actividades en una temática”, detalla el miembro de la Asociación Cultural el Torrejón y de la organización de este festival. 

Él mismo apunta que en la primera edición eligieron el “agua” porque Jarque de la Val por “razones geológicas cuenta con gran número de manantiales”. En la segunda entrega, celebrada en 2023 apostaron por el concepto de “raíces” con un doble sentido. Uno de ellos hacía referencia a las raíces de cada persona y es por esto que trabajaron en una exposición fotográfica que recogiese a personas de este municipio. Para Saura se trataba de un “homenaje” a quienes han mantenido Jarque de la Val. Este año, AtuAire se dedicará al cielo. “Queremos mostrar la importancia de preservar esos elementos de la naturaleza”, destaca. 

La población de multiplica

Durante los días que se desarrollan las actividades que engloba AtuAire, la población llega a multiplicarse. Como enumera Saura, en invierno en Jarque de la Val apenas hay “50 vecinos” y cuando llega el Festival se cuantifican más de “500 personas”. “Es una oportunidad para reactivar los municipios”, aclara y añade que en las dos pasadas ediciones se “superaron las expectativas”, pues tuvo “gran acogida” y se acercaron personas de todo el territorio turolense y provincias próximas. 

En esta tercera edición esperan al menos repetir esas cifras y si es posible superarlas. Para ello han preparado un programa de actos “accesible a todo el mundo”. Por ejemplo, el 4 de mayo habrá espacio para talleres de cerámica o alabastro, la literatura con recital de poesía, la música a través de diversos conciertos, el circo o la astronomía con una observación nocturna. 

En paralelo se podrá disfrutar de un mercado de artesanía con “productos de la zona”, que reunirá unos “15 puestos”, y una exposición “colectiva” en el salón del Ayuntamiento en la que invitan a participar a cualquier artista. “Queremos dar la oportunidad a los artistas que les cuesta montar una exposición. Aquellas personas que tengan inquietudes artísticas pueden presentar las obras que deseen y se exponen”, explica Saura. 

Además de este Festival ATuAire, la Asociación Cultural El Torrejón trabaja para “entretener y dar una propuesta cultural” a los vecinos de Jarque de la Val el resto del año. “Hemos hecho talleres sobre cine, proyección de cortos, talleres de cerámica o traído espectáculos de baile”, ejemplifica. 

Hoy en día esta Asociación cuenta con cerca de “100 socios” y sus orígenes se remontan a los inicios de la década de los 80. “Fue pionera en la zona porque se trabajaban muchas disciplinas artísticas como pintura o telares”, desarrolla Saura a la vez que revela que se hacían exposiciones en Zaragoza y otras partes del mundo. Incluso, considera que “aquellas personas de alrededor de Jarque de la Val que tienen inquietudes artísticas de adultos es porque de niños convivieron con El Torrejón”. 

Saura recuerda que el apoyo de las instituciones es “fundamental” para poder realizar este tipo de festivales. En concreto de la Diputación Provincial de Teruel, que cuenta con una línea de subvenciones para apoyar las distintas iniciativas culturales y organizan congresos como ‘Teruel Tierra de Festivales’. También destaca el papel del Gobierno de Aragón y de las comarcas y ayuntamientos, que son necesarios para los “permisos y cesión de materiales y espacios” sin los que estos certámenes no podrían salir adelante. 

El equipo de ATuAire trabaja para ir mejorando cada año la oferta cultural. Su objetivo lo tienen claro y es que “todo el mundo tenga el mismo acceso, independientemente de donde vivan”. “La propia Constitución en el artículo 44 recoge que la cultura es un derecho”, concluye Saura. 

Etiquetas
stats