eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Amparo González Ferrer

Amparo González Ferrer es socióloga y trabaja como demógrafa en el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Estudia cuestiones relacionadas con las migraciones internacionales, las políticas que las regulan y sus consecuencias sociales.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 231

La medicina alternativa: quién, cómo y por qué

Cada vez con más frecuencia aparecen en los medios noticias relacionadas con el uso de la homeopatía o, más genéricamente, de las terapias (llamadas) alternativas a la medicina tradicional; y al hilo de tales noticias suele desatarse un acalorado debate sobre la fiabilidad y posibles consecuencias no deseadas de las mismas. Sin embargo, más allá de los casos concretos que saltan a los medios, disponemos generalmente de muy poca información sobre el grado de implantación que dichas prácticas, terapias o tratamientos tienen en la sociedad española, y sobre cuál es el perfil de las personas que recurren a ellos. Ambos elementos nos parecen clave a la hora de entender quién y por qué se acude a dichas prácticas. En concreto, resulta relevante saber qué tratamientos, terapias o prácticas son las más habituales y cuáles las minoritarias, y quién recurre a ellas; y también si lo hacen en concurrencia con la medicina convencional o como alternativa a la misma.

El CIS publicó el mes pasado su barómetro de Febrero, en el que se incluía toda una batería de preguntas sobre el conocimiento y uso que los españoles hacen de tratamientos y prácticas no integradas en la medicina convencional. En concreto, el cuestionario preguntaba acerca de 20 tipos de tratamientos o prácticas diferentes: Acupuntura, Medicina tradicional china, Homeopatía, Ayurveda, Naturopatía, Hipnoterapia, Sanación espiritual, Meditación, Yoga, Musicoterapia, Plantas medicinales (fitoterapia), Terapia nutricional, Quiropráctica, Osteopatía, Masaje terapéutico, Reflexología, Reiki, Terapia floral, Qi-gong (o Chi-kung), Imanes terapéuticos y Otro (en este orden). Sin duda, no todas estas prácticas y tratamientos resultan completamente asimilables entre sí pues no sólo responden a supuestos distintos sino que, además, requieren diferente grado de implicación por parte del sujeto que recurre a ellas. En unos casos implica la ingesta de sustancias, en otros no; en unos casos requiere esfuerzo físico y/o mental del sujeto, en otros no, etc. De hecho, es probable que al leer la lista muchos de ustedes se hayan sorprendido al ver que el masaje terapéutico aparece, por ejemplo, en la misma lista que la musicoterapia. No entraremos aquí en muchas disquisiciones sobre cómo corresponde agruparlas y distinguirlas. Sin embargo, en algunos análisis hemos decidido excluir el masaje terapéutico, la quiropráctica y la osteopatía, de la lista porque mucha gente es probable que los entienda como variantes de la fisioterapia y, por tanto, como parte de la medicina convencional. Esta decisión no esconde ningún juicio de valor sobre la eficacia de unas prácticas y otras, sino que trata simplemente de reproducir lo que puede ser una percepción bastante generalizada entre la población.

Seguir leyendo »

'El Muro Invisible'. Divulgación sociológica del siglo XXI

Nuestros amigos de Politikon, uno de los blogs de divulgación en ciencias sociales más pujantes del panorama digital, han publicado una obra colectiva titulada  El Muro Invisible (Editorial Debate) sobre las vicisitudes de ser joven en España. En esta entrada queremos celebrar la aparición de este trabajo y destacar su enorme potencial para elevar el debate público. Pero también queremos invitar a nuestros lectores a hacer una reflexión crítica de algunos de sus argumentos centrales. Vamos a ser más sintéticos en el primero de estos objetivos que en el segundo.

 

Seguir leyendo »

¿Juntas o revueltas? Inmigración y formación de parejas

Las trayectorias que conducen a la formación de una familia se han diversificado mucho en las últimas décadas. En prácticamente todos los países europeos la incidencia de las uniones matrimoniales ha disminuido a la vez que aumentaban la cohabitación y los hijos nacidos fuera del matrimonio. El aumento de la cohabitación ha sido generalmente interpretado como un signo de modernización de las familias, y una de las más claras señas de identidad de la Segunda Transición Demográfica. Así ha ocurrido en España, donde la cohabitación emergió asociada al individualismo, la secularización y el debilitamiento de los valores de la familia tradicional y seguramente por ello, hasta hace poco, ha sido más habitual entre mujeres con niveles de instrucción altos.

En cambio, en muchos países de América Latina, por ejemplo, la cohabitación ha sido habitual entre personas de los estratos menos favorecidos de la población como sustituto del matrimonio. Y en Rumanía y otros países del Este, la cohabitación es por lo general un preludio al matrimonio, más que una alternativa a él. Dicho de otro modo, la cohabitación no tiene un significado unívoco y existe una cierta heterogeneidad en los motivos por el que las personas deciden cohabitar en lugar de casarse.

Seguir leyendo »

Las inmigrantes no tendrán los hijos que nosotras tampoco tenemos

España es uno de los países con la tasa de fecundidad más baja del mundo, en torno a 1,3 hijos por mujer desde 2011, y llevamos ya por debajo de la tasa de reemplazo (2,1 hijos por mujer) casi tres décadas. Durante el boom económico, muchos pensaron que la inmigración arreglaría un poco este desastre; ahora, con la calma que da la distancia, podemos examinar si realmente fue así y en qué medida. Y más importante, podemos reflexionar sobre cómo se anuncia la contribución futura de la inmigración al rejuvenecimiento de la población española.

Hemos juntado los datos de la Encuesta de Fecundidad y Valores realizada por el CIS en 2006 y la de la Encuesta Nacional de Inmigrantes de 2007, para reconstruir las trayectorias reproductivas completas de las mujeres autóctonas e inmigrantes que residían en España antes de la crisis, y así poder compararlas para determinar hasta qué punto se ha producido o no cierta convergencia en su comportamiento, o no.

Seguir leyendo »

‘Póntelo, Pónselo’: anticonceptivos y desigualdad

Hace apenas una semana tuve la suerte de asistir a la conferencia del Consorcio Europeo de Investigación Sociológica, que celebraba en esta ocasión su 30 aniversario. En una de las lecciones magistrales seleccionadas para la celebración, Megan Sweeney de la Universidad de Los Ángeles trató un tema del que nunca había leído una palabra: los métodos contraceptivos y su diferente uso en función del estatus socio-económico de los individuos, tanto hombres como mujeres. Su exposición reveló datos que me resultaron sorprendentes y de gran interés, tanto por las preguntas que plantean como por el significado y las consecuencias para las personas, en especial de las mujeres. En este post pretendo simplemente compartir con ustedes lo que allí escuché y lo que he leído al respecto desde entonces.

En el gráfico 1 pueden ver cuáles son los métodos anticonceptivos usados en 10 países de baja fecundidad, a los que he añadido los datos de España adaptando y completando los ya publicados aquí y aquí.

Seguir leyendo »

Sanidad, inmigración y opinión pública

Los españoles mantenemos, en general, opiniones bastante positivas en torno al fenómeno de la inmigración, en especial cuando nos comparamos con lo que indican para otros países europeos diferentes encuestas de opinión. De hecho, los partidos que hacen del discurso anti-inmigración un punto central de su programa o que se manifiestan abiertamente xenófobos han obtenido, por el momento, un éxito electoral muy limitado en España. Y a pesar de que la crisis económica, el aumento del desempleo y los recortes en ayudas sociales constituyen en muchos otros países un excelente caldo de cultivo para el fortalecimiento de estas formaciones, la politización de la inmigración en España sigue manteniéndose en niveles bajos en términos comparados.

Una excepción a esta tónica general de escasa politización ha sido el asunto del acceso de los extranjeros al sistema público de salud. Ya en el año 2000, recién aprobada la primera gran reforma de nuestra ley de extranjería con el respaldo de un amplio consenso parlamentario (Ley 4/2000), el Partido Popular decidió usar el asunto del acceso de los extranjeros a la sistema público de salud como la gran excusa que justificaba una reforma inmediata de una ley que apenas había entrado en vigor. Y decimos excusa porque aunque el Partido Popular efectivamente procedió a la reforma de la Ley 4/2000, el nuevo texto legal (Ley 8/2000) dejó intactos los preceptos relativos al acceso a la sanidad, que supuestamente motivaban la necesidad de reforma. De este modo, el acceso universal que consagraba la Ley 4/2000 se mantuvo. Muchos expertos en la materia de toda Europa consideraron la aproximación española al asunto como una buena práctica: el acceso a la sanidad era universal para todos los residentes en el país que se registraran en el Padrón Municipal, algo que no estaba limitado sólo a los residentes regulares.

Seguir leyendo »

Nada nuevo bajo el sol. Brexit, inmigración y las ayudas por hijos

El último informe de la OCDE sobre Migración Internacional indicaba que, durante la crisis, la inmigración de naturaleza laboral se ha reducido sustancialmente, y la vinculada a la reagrupación familiar lo ha hecho también, aunque de modo más suavizado. En cambio, los flujos relacionados con la libre circulación de trabajadores en el seno de la UE son los únicos que han aumentado desde 2009, antes de que se dispararan en algunos países las solicitudes de asilo.

Las fuentes británicas indican que desde 2010 han llegado al Reino Unido entre 1 y 2 millones de ciudadanos de la UE. Por tanto, no es de extrañar que gran parte de las discusiones mantenidas las últimas semanas en Bruselas con la intención de evitar que los británicos abandonen la Unión Europea se hayan centrado en las posibles restricciones a la inmigración de trabajadores procedentes de otros Estados Miembros y, sobre todo, su acceso a algunas de las prestaciones sociales que se ofrecen a los trabajadores británicos, incluidas las ayudas por hijos.

Seguir leyendo »

El voto catalán desde el exterior en el 27S: especulaciones y cifras

Pasada la resaca de las elecciones catalanas, recuperamos algo de sosiego para analizar cómo ha funcionado en esta convocatoria electoral el voto desde el exterior.

La coalición Junts pel Sí se quedó a tan solo un escaño de superar por sí sola, sin ayuda de las CUP, el número de escaños de los no explícitamente independentistas. Y esto, como siempre que el resultado final es muy ajustado y podría haber variado de forma significativa con un pequeño número de votos más a favor de alguna opción, acentuó el interés por el voto exterior, cuyo cómputo se retrasa algunos días tras el fin de la jornada electoral.

Seguir leyendo »

La nueva estrategia migratoria de la UE: ¿Valiente y audaz?

Hace dos días la Comisión Europea presentó su Agenda de Migración, anunciada bombo y platillo desde el comienzo del mandato Juncker, y ansiada desde la Cumbre Extraordinaria del 21 de Abril que se celebró tras la muerte de otras 1.300 personas cerca de Lampedusa. Desde el seno de la UE se ha calificado a este nuevo plan estratégico de valiente y audaz. Y el representante de Naciones Unidas para Migración y Desarrollo emitió un  comunicado en el que acogía con satisfacción las ‘visionarias’ reformas del sistema de asilo europeo incluidas en él. Merece la pena por tanto entender en qué consisten dichas propuestas.

En primer lugar, la Comisión propone triplicar el presupuesto de Tritón y Poseidón (operaciones FRONTEX de vigilancia y protección fronteriza), lo que supondría simplemente igualar el presupuesto que Italia, por sí sola, destinó a la Operación Mare Nostrum en vigor entre Octubre de 2013 y Noviembre de 2014. Además, Mare Nostrum fue una operación de rescate y salvamento desplegada sobre las costas italianas, mientras que Tritón y Poseidón no lo son; se trata de operaciones de vigilancia fronteriza. Obviamente para los barcos y buques de Frontex también rige la legislación del mar y, por ello, sin ser operaciones de rescate, están obligados a socorrer a las barcazas en apuros que encuentren. Sin embargo, como demostró The Migrants Files, el concepto de ‘vida salvada’ en este tipo de operaciones se concreta en la identificación y devolución al país de partida de los integrantes de cualquier barco o patera, lo que junto a la obligación de cubrir un espacio marítimo mucho más amplio del abarcado por Mare Nostrum, debilita sustancilamente el esfuerzo efectivo de salvamento.

Seguir leyendo »

El tiempo de nuestros adolescentes

Según el Censo de 2011 aproximadamente dos millones de personas son hijos directos de la inmigración recibida en los últimos quince años en nuestro país, y más de la mitad eran todavía entonces menores de edad. Ellos constituyen, sin duda alguna, el gran reto en la gestión de la inmigración del presente y futuro inmediato, aunque la atención mediática -con ayuda del Gobierno y el de CNI si fuese menester- siga presa de la obsesión fronteriza que lastra nuestro debate público en este asunto desde casi el origen de los tiempos.

Lamentablemente sabemos muy poco sobre la vida cotidiana de estos niños y adolescentes, de cómo organizan su tiempo y sus relaciones sociales, y de cuáles son sus deseos y planes para el futuro; y este desconocimiento nos impide una primera evaluación de cómo marcha el proceso de integración para los más jóvenes y los retos que se nos avecinan. Precisamente por ello, el estudio Chances entrevistó a casi 3.000 adolescentes que cursaban 3º y 4º de la ESO en el municipio de Madrid en 2011, y les preguntó por muchas de estas cuestiones. En esta ocasión vamos a echar una mirada rápida a cómo organizan sus días y en qué emplean su tiempo, algo que puede ofrecernos una primera idea sobre cuán diferente resulta en realidad la vida cotidiana de nuestros adolescentes, y hasta qué punto su origen inmigrante está asociado a tales diferencias, o no. Las entrevistas se realizaron en colegios públicos y concertados (se excluyeron los privados) con un porcentaje de alumnado inmigrante que variaba según los casos entre el 4 y el 80 por ciento del total matriculado.

Seguir leyendo »