eldiario.es

9

Ana Garralda

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 914

Avigdor Lieberman: inmigrante de la URSS, portero de discoteca y figura clave de la política en Israel

Avigdor Lieberman volverá a poner en jaque a los dos principales bloques resultantes de estas elecciones: el de derechas, liderado por el Likud de Netanyahu, y el más centrista Kahol-Lavan (azul y blanco), encabezado por el exgeneral Benny Gantz.

Y lo hará presionándoles para conseguir la que para él es "la única opción posible": un ejecutivo de unidad nacional que les incluya a ambos junto a su partido, Israel Beitenu, como fórmula para quitarse de encima a los partidos ultraortodoxos judíos y a los árabes que, al haberse presentado esta vez como única lista, han movilizado a la minoría árabe-israelí y conseguido entre tres y cinco escaños más, según las últimas encuestas (se convertirían así en la tercera fuerza política en la Knéset).

Seguir leyendo »

Repetición electoral en Israel: 'magia exprés' para facilitar el desempate

Israel celebró elecciones legislativas el 9 de abril pero desde entonces el primer ministro en funciones Benjamín Netanyahu no ha conseguido encontrar el pacto necesario para gobernar. Este martes, Israel vota de nuevo en unos comicios adelantados o una repetición electoral, según se mire, que supone un episodio inédito en la política del país.

Consciente de la potencial fuga de votos por la derecha y transmitiendo mensajes de impacto orientados especialmente al más de medio millón de colonos que residen en los asentamientos de Cisjordania y Jerusalén Oriental –que a pesar de no representar un gran porcentaje de la población, presentan un índice de movilización superior al de la media–, Netanyahu sacó dos conejos de su inagotable chistera política. En primer lugar, convocando una conferencia de prensa para realizar un anuncio de "dramática importancia". En ella denunció la existencia de una nueva instalación nuclear clandestina iraní, colocando así la seguridad nacional en la cúspide de la pirámide de prioridades del conjunto de la ciudadanía. Si hay algo que une transversalmente a la inmensa mayoría de israelíes es el temor a que Irán se haga con el arma nuclear.

Seguir leyendo »

Deportado por Trump a un país en el que no había estado nunca: crónica de una muerte anunciada

Antes de ser deportado, Jimmy Aldaoud nunca había puesto un pie en Irak. Nacido hace 41 años en un campo de refugiados griego e hijo de exiliados iraquíes, llegó a Estados Unidos con su familia a través de un programa de reasentamiento de refugiados cuando tenía algo más de un año de edad. Cuando iba a ser expulsado, dijo claramente a los agentes del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) que se lo llevaban que se consideraba culturalmente estadounidense y no sabía nada de Irak.

Aun así, el 4 de junio pasado, fue trasladado forzosamente a la ciudad de Nayaf, ubicada a 175 kilómetros al sur de Bagdad. Apenas llevaba consigo 50 dólares, algo de insulina para su diabetes y la ropa que llevaba puesta. Tres meses después, sus restos han vuelto a Detroit en un ataúd para recibir entierro junto a su madre.

Seguir leyendo »

La corrupción interna corroe la causa palestina

El nepotismo y la corrupción son dos de los males endémicos que se reproducen desde hace generaciones en Oriente Próximo. Si durante el Proceso de Oslo llegaron a aflorar en el marco de varias iniciativas conjuntas como la del casino de Jericó, en las que algunos dirigentes palestinos e israelíes se repartieron pingües beneficios en detrimento del interés general, todo apunta a que esta disfunción podría extenderse ahora a otros países árabes. 

La reciente cumbre de Bahrein, celebrada a finales de junio, que tuvo como ponente principal al exprimer ministro británico Tony Blair ha creado el terreno de cultivo idóneo para que la corrupción se extienda aún más por la región. 

Seguir leyendo »

El ciberataque como mejor defensa, pero ¿en qué manos?

La mayoría de empresas de ciberseguridad israelíes son conocidas por el desarrollo de cortafuegos y otras herramientas de protección informática. Sin embargo, algunas están siendo acusadas de exportar tecnología especializada en la penetración de sistemas ajenos, es decir, en el espionaje. La controvertida tecnológica NSO está en el punto de mira por una supuesta venta de este tipo de herramientas a gobiernos no democráticos africanos e incluso a países árabes autocráticos que no mantienen relaciones diplomáticas con Israel.

Considerado como el quinto dominio bélico por la OTAN –tras los de tierra, mar, aire y espacio– el ciberespacio ha pasado a ser un elemento más para la confrontación entre los Estados, así como para organizaciones paraestatales que han desarrollado este tipo de capacidades, sean grupos armados o vinculados con el crimen organizado. Un nicho ideal de posicionamiento tecnológico para Israel, también conocido como la Start-Up Nation.

Seguir leyendo »

Majeda al Saqqa: "En Gaza el cambio llegará, es solo cuestión de tiempo"

Majeda al Saqqa es muy conocida en el mundo de las ONG y las organizaciones internacionales presentes en la Franja de Gaza. No en vano la Asociación para la Cultura y el Libre Pensamiento (ACLP o CFTA, en su acrónimo inglési) que hoy dirige, recibe financiación de las agencias de cooperación de países como Suiza, Noruega o España para la formación y la asistencia de niños o adolescentes procedentes de entornos marginales, "y dentro de un espacio independiente", según reza su mandato.

En su oficina de Jan Yunis, al sur de la Franja de Gaza, el teléfono no deja de sonar. Sus colegas de trabajo, algunos de ellos antiguos alumnos de este centro educativo --después ampliado a jóvenes y mujeres en situación de exclusión social-- entran y salen del alegre despacho de Al Saqqa.

Seguir leyendo »

Eurovisión, la cara amable de Israel que contribuye a trazar cortinas de humo sobre la ocupación

Seguir leyendo »

Activistas contra Eurovisión: "Organizar un concurso de música mientras Israel somete a otro pueblo es inmoral"

La celebración del Festival ha desencadenado varios actos de protesta para denunciar el "blanqueamiento" de la ocupación de los territorios palestinos por parte de Israel. Entrevistamos en la zona a Omar Bargouthi, uno de los cofundadores del movimiento BDS (Boicot, Desinversiones, Sanciones), una de las plataformas más activas sobre esta cuestión. 

Seguir leyendo »

La Nakba palestina languidece en el olvido

El tiempo corre inexorablemente a favor de los intereses de Israel y en contra de los de Palestina, especialmente desde que la Administración Trump se hiciera con las riendas de la Casa Blanca. La declaración de capitalidad israelí sobre Jerusalén en diciembre de 2017, el traslado de la Embajada estadounidense hace exactamente un año y el reciente reconocimiento de titularidad israelí de los Altos del Golán han logrado que su primer ministro, Benjamín Netanyahu, nunca lo haya tenido tan fácil para afianzar la ocupación, tanto de facto como de iure. En contraposición, los palestinos nunca han estado tan débiles, fragmentados e, incluso, ignorados. La causa palestina se muere poco a poco.  

Dentro de este contexto geopolítico la conmemoración de la Nakba persigue resituarla dentro de la agenda política y mediática internacional, aunque solo sea por un día. "Este año la Nakba supone el cumplimiento de 71 años del desplazamiento masivo de palestinos con motivo de la guerra de 1948", explica Raquel Martí, responsable de la UNRWA (agencia especializada para los refugiados palestinos creada por la ONU precisamente tras la guerra de 1948) en España. "Igualmente rememora los 52 años de ocupación de Cisjordania, Jerusalén Oriental y Gaza. Y hay más, se cumplen 12 años de bloqueo de la Franja y un año de las marchas del retorno. Demasiados malos aniversarios", señala la española.

Seguir leyendo »

El ídolo del hip hop en Israel que quiere movilizar a la minoría árabe

"Los palestinos de Israel ni siquiera somos ciudadanos de segunda, estamos al final de la cola", denuncia Tamer Nafar, poco antes de saltar al escenario improvisado en la terraza al aire libre del bar Border Line, (Jerusalén oriental), situado a un centenar de metros de la Línea Verde que separa la Jerusalén árabe (parte oriental) de la judía (occidental).

El despliegue es poco habitual en esta parte de la ciudad, pero Tamer Nafar no es cualquier músico. Sus letras, siempre con una fuerte carga política, calan desde los inicios del rapero a finales de los 90 en la audiencia palestina (ya sea la que vive en Israel, Cisjordania, Gaza o en la diáspora), pero también en la internacional. Incluso en la de los israelíes judíos del país por el empeño del artista de expresarse en árabe, hebreo o inglés. Un multilingüismo, frecuente entre los residentes árabes del país, como herramienta para transmitir mensajes cargados de reivindicaciones siempre ligadas a la discriminación que sienten los palestinos de Israel en general, y las mujeres en particular. 

Seguir leyendo »