eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Jesús A. Núñez

Economista y militar (retirado). Codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 40

Argelia ante el abismo o la montaña

Se sienten liberados de la herida fratricida, han perdido el miedo a la represión y, por el contrario, se lo han traspasado a los que hasta hoy se han beneficiado de un status quo que durante generaciones ha ahogado el futuro de Argelia. Son buena parte de los 41 millones de argelinos que aspiran a retomar el camino republicano que quedó bloqueado por 'le pouvoir' en sus diferentes configuraciones prácticamente desde la independencia en 1962. Y deben ser conscientes de que ante ellos se abre la posibilidad de caer en un abismo tanto o más hondo del que ya habitaron en la última década del pasado siglo o subir una escarpada montaña que les permita explotar las enormes potencialidades de un país con tantas riquezas naturales.

Su principal fortaleza radica en el hartazgo con una farsa insostenible tras la fachada de un presidente decrépito hasta el extremo, alimentado por un sostenido deterioro en sus condiciones de vida y la percepción clara de que no hay futuro digno dentro del actual sistema. Y es eso, no cabe ninguna duda, lo que les ha impulsado a la calle para desbaratar el plan diseñado para mantener a Abdelaziz Buteflika formalmente a la cabeza de una amalgama de facciones no precisamente bien avenidas entre ellas para seguir acumulando prebendas sin límite. Unas facciones a cuyo frente destacan tanto el hermanísimo, Said Buteflika, como el jefe del Estado Mayor, Ahmed Gaid Salah, o el ahora defenestrado primer ministro, Ahmed Uyahia, sin olvidar a los prebostes de las empresas públicas y al resto de los principales dirigentes del Frente de Liberación Nacional y la Reagrupación Nacional para la Democracia.

Seguir leyendo »

Trump y Kim Jong-un, un amor imposible

Del "estamos enamorados", proclamado por Donald Trump hace unos meses, a la suspensión de la comida que debía cerrar su segundo encuentro con Kim Jong-un este jueves media un abismo –difícil de salvar para los equipos de negociadores liderados por Stephen Biegun y Kim Hyon-Chol–.

Es cierto que en la reunión de Hanói no se esperaba, ni mucho menos, dar carpetazo al problema generado por el acceso de Pyongyang a las armas nucleares y a los misiles intercontinentales. Pero también lo era que se veía factible algún avance, como un acuerdo (no un tratado de paz) para poner fin a las hostilidades de la Guerra de Corea (1950-1953), el anuncio de la apertura de oficinas de interés en las respectivas capitales, el retorno de más restos de soldados estadounidenses caídos en dicha guerra y hasta algún ofrecimiento para paralizar o desmantelar alguna parte adicional del complejo nuclear de Yongbyon. Todo ello a cambio del levantamiento parcial de algunas sanciones contra el régimen norcoreano.

Seguir leyendo »

La caída del acuerdo antimisiles vuelve a dejar a Europa entre dos fuegos (nucleares)

Si nadie lo remedia, el próximo mes de agosto los europeos nos quedaremos sin una de las piezas básicas de nuestra seguridad: el Tratado de Armas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés). Así lo han decidido este pasado fin de semana Donald Trump y Vladimir Putin, arrojando a la papelera el acuerdo firmado por Reagan y Gorbachov el 8 de diciembre de 1987, por el que ambas superpotencias renunciaban a desplegar en Europa misiles balísticos y crucero con base en tierra y alcances entre los 500 y los 5.500 kilómetros, capaces de lanzar una cabeza nuclear.

A este punto se ha llegado en un clima de acusaciones recíprocas sobre supuestas violaciones que se remontan años atrás. Para Washington la gota que ha colmado su paciencia ha sido la entrada en servicio del misil ruso 9M729 (SSC-8 en terminología OTAN), por entender que su alcance supera el límite mínimo del INF. Por su parte, Moscú, que sostiene que el alcance del citado misil crucero no supera los 480km, acusa a Estados Unidos de que tanto el despliegue de algunos de sus drones armados como, sobre todo, el de su escudo antimisiles en suelo europeo –ampliado ya con la entrada en funcionamiento de los sistemas Aegis Ashore desplegados en Rumania, con una estación radar SPY-1D, tres baterías con 24 misiles interceptores SM-3 y lanzaderas verticales Mark-41– constituyen violaciones flagrantes del acuerdo.

Seguir leyendo »

EEUU, fuera de juego en Siria

En realidad, con apenas unos 2.000 efectivos de operaciones especiales desplegados principalmente en la región noreste del país, Estados Unidos ya lleva tiempo fuera de juego en Siria, tanto militar como políticamente. Por eso la retirada que el pasado 19 de diciembre decidió el inquilino de la Casa Blanca, en un ejemplo más de su muy particular modus operandi, apenas es el ¿último? paso de un proceso que ya su predecesor en el cargo había iniciado: intentar salirse del pantano regional en el que, sobre todo, la administración de George W. Bush se había metido.

A la espera de que realmente llegue a completarse dicha retirada ya son bien visibles los efectos de esa manera de actuar. Entre ellos destacan los siguientes:

Seguir leyendo »

Afganistán acude a las urnas por tercera vez desde la invasión estadounidense y tras años de retrasos

Tras sucesivos retrasos desde 2015, los afganos vuelven hoy a las urnas. Por tercera vez desde la invasión estadounidense de octubre de 2001 se disponen a elegir a los 250 diputados de la Wolesi Jirga (cámara baja) entre más de 2.600 candidatos. Del total, unas 400 son mujeres y tienen reservado un cupo constitucional de 68 escaños.

En función de los resultados, que no se conocerán oficialmente hasta dentro de un mes (lo que abre un amplio margen a la manipulación), pueden acabar siendo un mero trámite más en un país asolado por la violencia, la corrupción y la falta de expectativas para gran parte de los casi 36 millones de afganos, o un revulsivo que puede permitirles finalmente explotar sus considerables recursos en beneficio del conjunto.

Seguir leyendo »

Irán nuevamente en el disparadero

En el punto de mira de Washington, Tel Aviv y Riad desde 1979, el controvertido régimen iraní ha logrado no solo sobrevivir sino ampliar notablemente su influencia en la región. Para llegar hasta aquí ha tenido que resistir sanciones económicas, presiones militares (incluyendo la guerra con un Irak alentado por Occidente en 1980-88) y sus propios demonios internos.

Ahora, cuando parecía superada su condición de paria internacional y cada vez más cercana la de ser reconocida como potencia regional, la decisión unilateral de Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear logrado en 2015 vuelve a colocar a Irán en el disparadero, acelerando un proceso que apunta directamente a más proliferación nuclear y a más tensiones belicistas.

Seguir leyendo »

Gaza revienta de nuevo

Podía ser antes o después, pero era evidente que Gaza reventaría en algúnmomento. Por un lado, las condiciones socioeconómicas en las que malvivensus casi dos millones de habitantes (de los que 1,4 son refugiados) son penosasdesde hace mucho tiempo. Encerrados por Israel en la mayor prisión delplaneta, con la colaboración del régimen golpista egipcio y de una AutoridadPalestina (AP) que no duda en castigar a su propia gente, negándole salariosdesde hace meses y dejando de pagar a Tel Aviv por el suministro deelectricidad a la Franja, los niveles de desempleo ya superan el 40% (más del60% entre los jóvenes) y la actividad productiva está prácticamente bloqueada.

A eso se suma la crisis existencial de una UNRWA a la que Washington (primercontribuyente mundial) ha decidido negar los fondos que apenas le permitenpaliar la miseria que allí se registra, prestando no solo servicios básicos desalud y educación, sino también ayuda alimentaria y de subsistencia.

Seguir leyendo »

Siria, juguete roto en manos de otros

Civiles observan las ruinas en Idlib, Siria. Omar Haj Kadour/AFP/Getty Images

Las posiciones e intereses de los actores implicados en Siria hace pensar que el gesto militarista de Donald Trump no representa una punto de inflexión para el conflicto.

Seguir leyendo »

La visión sobre el terrorismo que Trump no quiere ver

Si nos dejamos llevar por la lectura dominante que tantos medios y gobernantes occidentales promueven, deberíamos estar ya convencidos sin remedio de que el terrorismo internacional es la más importante (cuando no la única) amenaza que nos afecta y que la respuesta preferente solo puede ser la "guerra contra el terror".

No deja de sorprender, visto desde nuestras privilegiadas sociedades desarrolladas, que esa sea la percepción, como si no fueran cada vez más los que se ven atrapados en una desesperante precariedad que cuestiona su capacidad para satisfacer sus necesidades básicas, convertidos en perdedores netos de la desigual globalización que nos define, sin olvidar el aumento de las brechas de desigualdad que oscurece el futuro de muchos y alimenta la exclusión y la inestabilidad social, los efectos bien visibles del cambio climático o el incremento de la criminalidad (las muertes producidas por homicidios y asesinatos son quince veces mayores que las del terrorismo).

Seguir leyendo »