eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jesús A. Núñez

Economista y militar (retirado). Codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 15

Afganistán acude a las urnas por tercera vez desde la invasión estadounidense y tras años de retrasos

Tras sucesivos retrasos desde 2015, los afganos vuelven hoy a las urnas. Por tercera vez desde la invasión estadounidense de octubre de 2001 se disponen a elegir a los 250 diputados de la  Wolesi Jirga (cámara baja) entre más de 2.600 candidatos. Del total,  unas 400 son mujeres y tienen reservado un cupo constitucional de 68 escaños.

En función de los resultados, que no se conocerán oficialmente hasta dentro de un mes (lo que abre un amplio margen a la manipulación), pueden acabar siendo un mero trámite más en un país asolado por la violencia, la corrupción y la falta de expectativas para gran parte de los casi 36 millones de afganos, o un revulsivo que puede permitirles finalmente explotar sus considerables recursos en beneficio del conjunto.

Seguir leyendo »

Irán nuevamente en el disparadero

En el punto de mira de Washington, Tel Aviv y Riad desde 1979, el controvertido régimen iraní ha logrado no solo sobrevivir sino ampliar notablemente su influencia en la región. Para llegar hasta aquí ha tenido que resistir sanciones económicas, presiones militares (incluyendo la guerra con un Irak alentado por Occidente en 1980-88) y sus propios demonios internos.

Ahora, cuando parecía superada su condición de paria internacional y cada vez más cercana la de ser reconocida como potencia regional, la decisión unilateral de Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear logrado en 2015 vuelve a colocar a Irán en el disparadero, acelerando un proceso que apunta directamente a más proliferación nuclear y a más tensiones belicistas.

Seguir leyendo »

Gaza revienta de nuevo

Podía ser antes o después, pero era evidente que Gaza reventaría en algún momento. Por un lado, las condiciones socioeconómicas en las que malviven sus casi dos millones de habitantes (de los que 1,4 son refugiados) son penosas desde hace mucho tiempo. Encerrados por Israel en la mayor prisión del planeta, con la colaboración del régimen golpista egipcio y de una Autoridad Palestina (AP) que no duda en castigar a su propia gente, negándole salarios desde hace meses y dejando de pagar a Tel Aviv por el suministro de electricidad a la Franja, los niveles de desempleo ya superan el 40% (más del 60% entre los jóvenes) y la actividad productiva está prácticamente bloqueada.

A eso se suma la crisis existencial de una UNRWA a la que Washington (primer contribuyente mundial) ha decidido negar los fondos que apenas le permiten paliar la miseria que allí se registra, prestando no solo servicios básicos de salud y educación, sino también ayuda alimentaria y de subsistencia.

Seguir leyendo »

Siria, juguete roto en manos de otros

Civiles observan las ruinas en Idlib, Siria. Omar Haj Kadour/AFP/Getty Images

Las posiciones e intereses de los actores implicados en Siria hace pensar que el gesto militarista de Donald Trump no representa una punto de inflexión para el conflicto.

Seguir leyendo »

La visión sobre el terrorismo que Trump no quiere ver

Si nos dejamos llevar por la lectura dominante que tantos medios y gobernantes occidentales promueven, deberíamos estar ya convencidos sin remedio de que el terrorismo internacional es la más importante (cuando no la única) amenaza que nos afecta y que la respuesta preferente solo puede ser la "guerra contra el terror".

No deja de sorprender, visto desde nuestras privilegiadas sociedades desarrolladas, que esa sea la percepción, como si no fueran cada vez más los que se ven atrapados en una desesperante precariedad que cuestiona su capacidad para satisfacer sus necesidades básicas, convertidos en perdedores netos de la desigual globalización que nos define, sin olvidar el aumento de las brechas de desigualdad que oscurece el futuro de muchos y alimenta la exclusión y la inestabilidad social, los efectos bien visibles del cambio climático o el incremento de la criminalidad (las muertes producidas por homicidios y asesinatos son quince veces mayores que las del terrorismo).

Seguir leyendo »