eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rodolfo Irago

Periodista gallego de Vigo. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Premio José Couso de Periodismo en 2010. Fue director de los Servicios Informativos de la Cadena SER primero en Galicia y después, durante 7 años en la redacción central de Madrid. Ha ocupado además varios cargos de asesoría y dirección de comunicación política. En la actualidad, colabora como analista en las tertulias de El programa de Ana Rosa Quintana, en Telecinco. 

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 639

Peligro de ruptura

El PP se encamina a un congreso extraordinario que puede acabar como el rosario de la aurora. El gran partido conservador español tiene pendiente desde hace años resolver un debate que les divide casi por la mitad. Se trata de decidir si siguen la estela pragmática y blanda de Rajoy o vuelven al palo y tentetieso de Aznar y de la derecha de toda la vida.

Rajoy fue el sucesor inesperado de Aznar en 2003. Era el candidato con menos muertos en el armario, con menos equipo y con menos aspiraciones de matar al padre; al menos, en teoría. Hace unos días, el propio Aznar reconocía que lo eligió porque "era el que tenía menos inconvenientes en un momento determinado". Todo un elogio.

Seguir leyendo »

El deber de informar y el derecho a saber

Los ciudadanos de Madrid supieron que tenían una presidenta a la que le habían regalado un Máster universitario tras falsificar sus notas gracias a una información documentada y rigurosa de eldiario.es publicada el 21 de marzo de este año. Y pudieron comprobar después que tenían una presidenta que mentía descaradamente en el Parlamento regional y ante la opinión pública para intentar mantener una versión que se caía a pedazos cada día.

Cristina Cifuentes acabó dimitiendo tras un penoso mes de silencios, defensa numantina, firmas falsas, mentiras y cintas de video en el que además se llevó por delante el prestigio de una Universidad.

Seguir leyendo »

Pánico frente al abismo

El PP había sido siempre una aparente balsa de aceite. Nadie cuestionaba en las reuniones de la dirección ni una sola de las decisiones, silencios o parálisis de Rajoy en todos estos años.

Pero ha sido salir Mariano por la puerta de Génova y el PP ha estallado en un permanente de ataque de nervios. Tanto reírse de las primarias del PSOE para que ahora tengan más candidatos a la presidencia de los que han tenido nunca el resto de partidos.

Seguir leyendo »

Gobernar tiene consecuencias

Un presidente del gobierno presumía hace tiempo de lo que se podía hacer en Moncloa: se levantaba por la mañana, daba una orden y zas… se cumplía. Algo así han debido experimentar esta semana los responsables del nuevo gobierno de Pedro Sánchez. Claro que luego cada decisión tiene consecuencias.

El flamante ejecutivo apenas ha tenido tiempo para tomar decisiones, más allá de forzar la salida del ministro más breve de la historia. Es evidente que comparando los tiempos con los que manejaba Rajoy, la solución al caso Màxim Huerta fue rápida, aunque su destitución debió ser fulminante y comunicada a los 5 minutos de publicarse su fraude a Hacienda. El asunto no tenía discusión y el gobierno soportó 10 horas de presión social y política que se podía haber ahorrado.

Seguir leyendo »

Lo difícil para el PSOE era llegar

El PSOE es un partido de gobierno, que se siente cómodo con el BOE en la mano y que, en sus dos etapas anteriores, con sus luces y sus sombras por supuesto, promovió y acompañó las grandes transformaciones sociales y económicas de la España democrática.  

El PSOE sufre horrores en la oposición; se divide, se fractura y se deprime. Le pasó en 1996 cuando tardó 8 años en volver a Moncloa y le estaba pasando desde 2011 en un proceso todavía mucho más traumático sumando derrotas históricas, rompiéndose de forma fratricida por la mitad y viendo como crecía a su izquierda por primera vez un auténtico rival que estuvo a punto de darle el sorpasso.

Seguir leyendo »

Paisaje después de la moción

Cuando entré en clase, había un presidente y al salir, ya había otro. Así resumía una estudiante universitaria los vertiginosos acontecimientos que hemos vivido estos días.

El PSOE ha pasado en dos semanas de lamentarse porque nadie les hacía caso y vivían en la irrelevancia castigados por cada encuesta a gobernar este país. Los socialistas aprovecharon su oportunidad. Estaban obligados a presentar la moción de censura tras la sentencia de la Gurtel pero la dirección del PSOE supo moverse con habilidad en el alambre para rentabilizar las ganas de echar a Rajoy. Cantaron bingo.

Seguir leyendo »

Atrincherado hasta el final

Es evidente que Rajoy no va a dejar de ser fiel a sí mismo hasta el final aunque pueda estar viviendo sus últimos horas en Moncloa. El presidente del Gobierno se ha refugiado en su despacho y ha dado orden a los suyos de disparar a todo lo que se mueva como hizo con descaro María Dolores de Cospedal en el Congreso, sometida a un intenso bombardeo de toda la oposición.

Parapetados detrás de la moción de censura, en el PP no piensan verse al menos de momento en el espejo para comprobar que son un partido condenado por corrupción por la Audiencia Nacional; un partido que según los tribunales se financió ilegalmente durante 20 años gracias a un sistema organizado y permitido por Génova. No quieren ver que tienen un presidente cuya credibilidad ha quedado destrozada por la sentencia y que ya no tiene apoyos estables en el Congreso para seguir gobernando. Siguen con la huida hacia adelante porque creen que si reconocen algo de lo ocurrido, se caerán con todo el equipo.

Seguir leyendo »

El pasado siempre vuelve

Por si le quedaba alguna duda, Rajoy ya sabe hoy que la sombra de la corrupción en el PP no le va a abandonar nunca, al menos hasta que deje la política.

Es una sombra viscosa, pegajosa, que le persigue vaya a donde vaya. Por las mañanas, cuando está desayunando en la Moncloa se le aparece en forma de Zaplana, cuando ojea cualquier día el resumen de prensa le vienen a la memoria sus fotos con Camps, Matas o Carlos Fabra. Por las noches, cuando ya parece que puede descansar un poco, se sobresalta con las sombras madrileñas en forma de Esperanza Aguirre, González, Granados o la penúltima, la de Cifuentes.

Seguir leyendo »

De error en error

La crisis del chalet de los líderes de Podemos ha sido una sucesión de errores, algunos incomprensibles.

El primero y más importante, la propia compra. Que dos políticos inteligentes como Pablo Iglesias e Irene Montero no valoraran adecuadamente las consecuencias de la operación es muy sorprendente. Fueron ellos los que vinieron a asaltar los cielos contra la casta, fue Iglesias el que dijo que no pondría la economía del país en manos de alguien que se gasta 600.000 euros en una vivienda y fue Iglesias el que dijo que los políticos que viven en un chalet en las afueras se aíslan y no conocen la realidad de la gente. Algo, esto último en lo que por cierto no le falta razón.

Seguir leyendo »

Tiempo de aprovechateguis

Mes y medio sin sesiones de control y cuando se reanudan todo el protagonismo se lo llevan PP y Cs a cuenta de su batalla sobre quien es más español. ¿Acaso Cs es la oposición al PP? No, pero es capaz de ser el socio de gobierno y a la vez llevarse todo el protagonismo de la oposición. La competencia virtuosa de las dos derechas como dice Errejón. PSOE y Podemos deberían hacérselo mirar.

Volvió Rajoy al Congreso y solucionó la mañana con una palabra para definir a Rivera: aprovechategui. Resulta que el líder de Ciudadanos está de acuerdo en lo básico con el PP pero exagera las diferencias y hace aspavientos dramáticos sobre Catalunya. El PP se da cabezazos contra la pared acusando a los de Rivera de hacer electoralismo con los temas de España. Olvidan los de Rajoy que esto es lo que ha hecho el PP toda la vida.

Seguir leyendo »