La flota artesanal canaria vuelve a quedarse con migajas en el reparto de la pesca de atún

Pescadores artesanales en El Hierro

Otra temporada más, si no se remedia en el último momento, la flota artesanal canaria se verá abocada a conformarse con migajas en el reparto de la tuna o patudo, una de las especies más importante para la subsistencia del sector pesquero en las Islas. En la resolución del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España del reparto de la cuota del túnido en todo el país, a la que ha tenido acceso este periódico, se refleja que al Estado le han correspondido 7.438,09 toneladas para 2022 (617 toneladas menos que el año anterior).

Y ha asignado a los barcos del Archipiélago 2.368 toneladas, repartidas entre dos flotas. La mayor parte (más del 90%), se ha otorgado a 35 atuneros cañeros, cuya actividad se reduce a la pesca de atún; y 218 toneladas para los 200 buques de la flota artesanal polivalente que, aunque puede acceder a otras especies, depende en gran medida de los túnidos.

El borrador del Ministerio, que será aprobado en Consejo de Ministros, reduce la cantidad de toneladas que pueden capturar, tanto la flota atunera como la artesanal, en la misma dinámica que los años anteriores , con el objetivo de proteger una especie sobreexplotada. A este escenario se suma en Canarias que desde 2020 dejó de permitirse la pesca olímpica, es decir, una modalidad en la que todos los barcos pueden realizar capturas libremente hasta cubrir la cuota.

En la negociación para establecer el reparto para ese año, se pretendía aumentar la asignación a los barcos de las islas, pero tras una serie de discrepancias en el sector, se solventó separando a las dos flotas. El director general de Pesca del Gobierno de Canarias, Carmelo Dorta, dijo a este periódico en enero de 2021 que en 2022 se intentaría revertir la situación y volver a aglutinar en un solo censo el reparto para la flota isleña, pero no se ha logrado.  

Que 200 barcos tengan acceso tan solo a 218 toneladas implica que una parte se quede sin siquiera poder capturar ni un ejemplar de tuna y que aquellos que consigan hacerse con alguno, deban amarrar sus barcos demasiado pronto. El año pasado, la zafra se inició el 5 de febrero y el 31 de marzo el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ordenó el final de la pesca para la flota artesanal.

La Dirección General de Pesca aseguró entonces que tan solo 85 de los más de 200 barcos de los polivalente pudieron capturar tuna. A esto se suma, además, que 18 atuneros cañeros han sido incluidos en el listado de flota artesanal por los criterios establecidos para asignar cuotas. Una decisión que los ha condenado “a la miseria”, tal y como manifestó a este periódico Vicente Rivero, uno de los afectados con su buque Margarita y presidente de IslaTuna.

“Una situación muy lamentable”

Las primeras reacciones al reparto de 2022 ya se han sucedido en el ámbito político. El diputado del grupo Nacionalista Canario en el Parlamento de Canarias, Narvay Quintero, considera que los 200 barcos de la flota artesanal quedan de nuevo en “una situación muy lamentable” y reclama que, junto a los atuneros cañeros, puedan pescar túnidos libremente porque su sistema de pesca, un hombre un anzuelo, “nunca pondrán en peligro” esta especie.

“Nuestra flota artesanal, completamente sostenible no es tenida en cuenta en el reparto de la cuota de atún y ni siquiera la consensúan con el sector”, ha reivindicado en declaraciones recogidas por Efe durante una rueda de prensa. Quintero también ha criticado al Gobierno de España por no revertir la situación de los 18 atuneros incluidos como flota artesanal en el reparto, que se prolonga durante tres años.

El que fuera consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias durante la anterior legislatura, ha centrado sus críticas al Gobierno de España, a quien considera responsable de otorgar la mayor parte del reparto de la cuota a once embarcaciones que “no son sostenibles y cogen atunes de hasta 30 kilos”.  

En el borrado del Ministerio, se asignan 3.753 toneladas de tuna a once atuneros cerqueros congeladores, lo que supone el 50% de la cuota para unos barcos “que no cuidan esta especie”, critica Quintero. Mientras que la flota artesanal polivalente en Canarias se queda con el menor porcentaje de las seis flotas a las que se les asigna cuota, con un 2,9% del total.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats