El yacimiento de Zonzamas en Lanzarote, en la lista roja por riesgo de desaparecer

Conjunto arqueológico de Zozamas, en Lanzarote.

Si no se actúa de inmediato, el conjunto arqueológico de Zonzamas, en Lanzarote, corre el riesgo de desaparecer, según ha indicado Hispania Nostra, una asociación dedicada a la defensa del patrimonio histórico y declarada de utilidad pública, que ha incluido al enclave conejero en su lista roja de patrimonio.

En un comunicado, Hispania Nostra explica que las excavaciones, el abandono, el expolio y el vandalismo han llevado al deterioro del poblado de Zonzamas, que "se considera uno de los yacimientos de arqueología indígena más relevantes del Archipiélago".

La asociación recuerda "cuando, a mediados de la década de los 90 del pasado siglo, se empezaba a construir un edificio que pretendía albergar el Museo Arqueológico de Zonzamas en las localidades de Teguise, Arrecife, y San Bartolomé, el futuro del yacimiento arqueológico parecía muy esperanzador" pero "en 1997 las obras cesaron y la construcción quedó sin finalizar".

"Desde ese momento, el conjunto arqueológico de Zonzamas quedó prácticamente abandonado y descuidado, y pronto comenzaron los primeros episodios de expolio y vandalismo", relata el colectivo.

Hispania Nostra denuncia saqueos de piezas arqueológicas favorecidos por la falta de protección y vigilancia y un progresivo deterioro de estructuras que o se encuentran actualmente en ruinas o incluso ha quedado enterradas.

"Fue el Rey Zonzamas -uno de los últimos jefes de la isla antes de la conquista europea en 1402- quien dio nombre a este poblado", aunque "las dataciones cronológicas realizadas hasta ahora sitúan su origen en el siglo V, estando ocupado hasta el siglo VIII, cuando es abandonado", señala la nota.

La población volvería luego en el siglo XII, construyendo sobre lo que había quedado tapado por sedimentos y "al menos hasta el siglo XVIII había construcciones no sepultadas que estaban en uso; se supone que su abandono definitivo ocurre en 1731 tras las erupciones que sufrió la isla desde 1730 a 1736".

El conjunto arqueológico engloba una quesera y varias “casas hondas”, entre las que se encuentra el Palacio de Zonzamas, también conocido como Cueva del Majo.Y en algunas estructuras pueden apreciarse diversos tipos de grabados y en la zona se han encontrado fragmentos de cerámica, huesos de animales y cuchillos aborígenes, subraya la asociación.

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2021 - 12:49 h

Descubre nuestras apps

stats