1878. La Virgen de las Angustias en rogativa de lluvias /y 2

Procesión de la imagen de las Angustias. Años 1920-1930

0

Después de que los habitantes del Valle de Aridane fueron socorridos por la fertilidad que propiciaron las abundantes lluvias, la crónica del periódico La Palma continuaba su relato diciendo: “Alegrado el pueblo por el bien inapreciable de la lluvia se preparaba en hacer acopios de festejos para despedir a la Virgen en su ida a su casa, lo mismo que para tributarle los merecidos honores en procesión general que había de verificarse el día anterior al que marchara, cuya procesión tuvo lugar en la tarde del día lunes de Pascua; 22 de abril, después de haber habido por la mañana una función con misa solemne de ministros y sermón, ocupando la cátedra del Espíritu Santo el venerable sacerdote D. Víctor Lorenzo y Lorenzo, que con la unión y elocuencia que le es propia hizo, como acostumbra, preciosas reflexiones a impregnar en el ánimo de los oyentes, las que arrancara del tema: Misericordia et veritas precedent faciem tuam; beatus populos quiscit jublilationem. La procesión estuvo concurridísima y con notable orden, admirándose el buen gusto y particular esmero con que de antemano se hallaban enramadas las calles por donde había de pasar la Virgen, muy especialmente las Casas Consistoriales que ostentaban colgaduras y palmas y los bonitos pabellones que se alzaban frente a la casa que habita D. Augusto Cuevas y a la del venerable presbítero D. Víctor Lorenzo, pues este último estaba formado un exquisito altar con hermosas inscripciones alusivas a la Reina de los Ángeles; debiéndose advertir que desde que la efigie salió a la calle no cesaron de atronar el espacio multitud de cohetes-voladores, repetidas y continuas descargas alternando el acto y las dos bandas de música de esta villa y Tazacorte amenizando con escogidas piezas la marcha procesional a la cual asistía también el Cuerpo Capitular y demás autoridades de la población.

1878. La Virgen de las Angustias en rogativa de lluvias /1

Llegado el siguiente día martes 23 del mes que concluye, después de celebrado el sacrificio de la misa y en medio de un inmenso gentío salió de esta parroquia con dirección a su ermita Ntra. Sra. de las Angustias, y entre el mayor orden, asistencia de la Corporación municipal y demás autoridades de esta villa y la banda de música, llegó a la ermita de San Pedro en Argual, donde hubo misa solemne de ministros y un bonito sermón de despedida que pronunciara, como todos los suyos, el presbítero Víctor Lorenzo y Lorenzo desde la puerta de aquel templo por no ser posible contener éste la aglomeración de gente que concurriera, en el cual tomó por tema aquellas sublimes verdades evangélicas: Ubi thesaurus vécter est, ibi et corvestrum erit; habiendo sido objeto la Virgen durante la carrera de ferviente aclamaciones, puesto que no dejó de verse un solo punto que pudiera tributar a María el homenaje de admiración que dejara de hacerlo, resultando lo mismo en la ermita que, en su adorno, resaltaba el gusto más perfecto.

        Puesta en marcha la procesión bajo el mismo orden anterior se dirigió a la ermita de Tazacorte, y llegada que hubo allí y ser recibida con regocijos vítores y el entusiasmo sincero de aquellos fieles corazones, ocupó la sagrada cátedra D. Elías Santos Lorenzo, pronunciando un buen discurso con el buen gusto y lenguaje que era de esperar; y como éste era el último pago que había de despedir a la Madre de Dios Hombre, se dispuso a conducir el fervoroso entusiasmo hasta las puertas de su propio templo, y ¡cosa admirable! Al llegar al puerto, los barquitos, galanamente abanderados, rendían a María el saludo de cariñosa veneración, elevando a los aires multitud de cohetes e invocando la protección de la gracia hacia aquellas sencillas naves que bogaban por los encrespados mares sin otro auxilio que la suave y omnipotente protección de Dios. Siguiendo su marcha la referida procesión y presenciado las vistosas cimas de las colinas adornadas que al efecto de presentar la más bonita perspectivas se habían compuesto, llegó por fin el momento de hacer la sagrada imagen su entrada en su casa y quedar depositada en el lugar milagroso en que el Eterno la colocara para bien y felicidad de los files, con la satisfactoria convicción de que son muy raros los hechos de que en las procesiones que han tenido lugar con el numeroso concurso de gente se cuente la dicha, como ha sucedido en las anteriormente relacionadas, de haber sido tan unánime el orden y respeto y por lo cual fue innecesario hacer uso de los soldados que en ellas asistieron con el objeto de hacer observarlos.

        Ahora resta, Sr. Director, hacer público el loable comportamiento del venerable párroco D. José María Lorenzo Armas en el ejercicio de las expresadas solemnidades, por cuyo comportamiento y el buen deseo que demostrara en la santificación de estos fines, se le da la más expresiva enhorabuena. Idénticos plácemes de felicitación y agrado se les da también a los venerables sacerdotes D. Víctor Lorenzo y Lorenzo, D. Elías Santos Lorenzo y D. Antonio Pérez y Cáceres por el decidido y religioso empeño con que cada uno supo prestarse al generoso desempeño y cumplimiento de los servicios que se les encomendara. También al ilustre Cuerpo municipal que lleva por el alcalde presidente D. Manuel Pérez y Cáceres, se le da la más sincera y merecida enhorabuena por la tan bien que ha sabido y sabe no sólo conquistarse el aprecio general de sus representados, sino garantizarle la confianza, intereses y sentimiento que en él depositan, pues elocuentísimos son los hechos que, hijos de su comportamiento, acaban de probarlo; extendiendo iguales plácemes no sólo a las demás autoridades que así mismo han secundado los propósitos de este Ilustre Cuerpo, asociándose a la noble liberalidad de sus acciones, sino también a las dos bandas de música de esta villa y Tazacorte por haberse mostrado tan gustosas a solemnizar con sus tocatas las procesiones. Y por último, reciban del mismo modo la más espontánea como particular felicitación de compañerismo las 7 u 8.000 almas que acompañaron desde esta parroquia, por el singular procedimiento con que obraron, a medida de sus fuerzas, en revelar notablemente el mérito de sus peculiares cualidades cuando se trata de la fe católica”.

         Además del relato de la solemnidad eucarística, procesional y devocional la crónica aporta otros datos importantes para la historia local como son los nombres de los recordados sacerdotes, alcalde, muestras populares del regocijo de los vecinos y algo inédito hasta ahora como lo que parece ser la primera referencia a la existencia de dos bandas de música en Los Llanos de Aridane, -hasta ahora se conocía la existencia de La Filarmónica fundada en 1858- y una tercera en Tazacorte. Referente a esta última banda los datos conocidos, hasta ahora, apuntaban que la fundación de la Banda de Música de Tazacorte databa de principios del siglo XX cuando en esta crónica queda claro que, al menos, desde 1878 ya existía una agrupación musical en la actual villa y puerto de Tazacorte.

        Otra subida de la Virgen de las Angustias tuvo lugar en el año 1905. En este año el alcalde Leocadio Felipe y Felipe dictó un bando municipal comunicando que el párroco de Nuestras Señora de los Remedios le había notificado que: “debido a la piedad de un devoto de Nuestra Señora de las Angustias, la Santa Imagen de esta advocación saldrá procesionalmente el día dos del próximo mes de septiembre con estación en las ermitas de San Miguel y San Pedro, en Tazacorte y Argual respectivamente hasta esta Parroquia, para lo cual se han obtenido las autorizaciones necesarias”. Continúa el alcalde dando instrucciones de orden público.

        Las corporaciones municipales aridanense, como hemos visto, desde hace siglos han profesado un cariño y devoción especial a la Virgen de las Angustias, no en vano es Alcaldesa Honoraria de la ciudad. El 2 de marzo de 1913 el pleno de la Corporación Municipal acuerda solicitar del Obispado la subida de la Virgen de las Angustias, cada tres años. Ese día se dio cuenta de “una instancia suscrita por gran número de vecinos de este término municipal en súplica de que por medio de esta Corporación se hiciera llegar el Excmo. e Istmo Sr. Obispo de la Diócesis el deseo de los habitantes de esta jurisdicción de que cada tres años en el mes de Mayo, correspondiente por el presente de 1913, suba desde su Santuario de las Angustias a esta iglesia parroquial, por las ermitas de Tazacorte y Argual la Venerada Imagen de N.S. de las Angustias, regresando a su morada por la Vera del último citado pago; y la municipalidad, atendiendo lo expuesto en la referida instancia y las razones que en ella se aducen, estima conveniente y de gran importancia para este término, dada su religiosidad, la subida con suntuosidad y esplendor de la Inmaculada Virgen de las Angustias a esta Peregrina, acordando en conclusión y por unanimidad, elevar dicha instancia al Excmo. Sr. Obispo, con copia de este acuerdo, para que, si se estima conveniente, acceder a lo que todo este término municipal con gran fervor católico y cristiano, recientemente lo pide con el acuerdo unánime a esta ilustre Corporación”. Desconocemos el parecer del Obispado, pero lo cierto es que esta solicitud no se llevó a término, por lo que conocemos.

Años después y de manera extraordinaria la Virgen de las Angustias ha salido de su Santuario como peregrina de la fe cristiana por el Valle de Aridane.

María Victoria Hernández, cronista oficial de la ciudad de Los Llanos de Aridane (2002), miembro de la Academia Canaria de la Lengua (2009) y de la Real Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel Arcángel (2009)

Etiquetas
Publicado el
14 de agosto de 2020 - 13:47 h

Descubre nuestras apps

stats