El incendio de agosto eliminó la función protectora de la vegetación

La viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Blanca Pérez; el director de la oficina de CaixaBank en Los Sauces, Anselmo Pérez de la Cruz, y el director de Área de Cultura, Educación y Patrimonio de la Fundación CajaCanarias, Álvaro Marcos Arvelo, informaron este viernes en rueda de prensa sobre el avance de las actuaciones de restauración en las zonas afectadas por el incendio del pasado mes de agosto en La Palma.

Los trabajos se están llevando a cabo dentro del convenio que actualmente mantiene el Gobierno de Canarias con la Obra Social la Caixa y la Fundación CajaCanarias para el desarrollo de actuaciones de recuperación y conservación del entorno natural en Canarias.

Las actuaciones previstas para La Palma se revisaron para adaptarlas a las necesidades surgidas tras el incendio que afectó a los municipios de El Paso, Mazo, Fuencaliente y Los Llanos el pasado mes de agosto.

Finalizada la rueda de prensa, el grupo visitó las zonas en las que se están desarrollando los trabajos de restauración. La práctica totalidad de la masa forestal quemada forma parte de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos y la Red Natura 2000 al ser zonas de gran riqueza ecológica.

El fuego afectó, principalmente, a masas de pinar canario, considerado como hábitat natural de interés comunitario por la Red Natura 2000 (3.709,27 hectáreas  de pinares macaronésicos endémicos) y, en menor medida, a vegetación de matorrales (446,49 hectáreas de matorrales termomediterráneos y preestépicos).

Una de las consecuencias más graves del incendio es la eliminación de la función protectora de la vegetación, que reduce la infiltración de las lluvias con el consiguiente aumento de escorrentías superficiales.

Con esta situación, un episodio pluviométrico intenso podría arrastrar el suelo decapitado, cenizas y madera quemada, con el riesgo de taponamientos en los cauces de los barrancos y posteriores avenidas que aneguen zonas habitadas.

Por este motivo, el Gobierno de Canarias, Fundación Bancaria la Caixa y Fundación CajaCanarias decidieron acometer de manera inmediata la recuperación de los hábitats de varias especies amenazadas dañadas por el gran incendio forestal, con una inversión total de 50.000 euros aportados por las dos fundaciones. En concreto, los trabajos en el marco de este convenio se han desarrollado en la pista forestal de El Gallo, en el municipio de El Paso.

Estos trabajos, que ya se encuentran próximos a finalizar, han dado empleo a 8 personas, 6 de ellas dentro del plan de inserción laboral que incluye el convenio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats