La portada de mañana
Acceder
El último órdago de Putin provoca una nueva escalada de la guerra en Ucrania
El auge del empleo reduce los jóvenes que ni estudian ni trabajan a mínimos históricos
Qué fue y qué no fue el 1-O, por Neus Tomàs

La emergencia medioambiental para La Palma, “una oportunidad para mejorar la separación de residuos”

Imagen de archivo de recogida de residuos en El Paso.

La Palma Ahora

Santa Cruz de La Palma —

0

La decisión del área de Servicios y Cambio Climático del Cabildo de solicitar la declaración de emergencia medioambiental para La Palma “lleva aparejado, además de medidas urgentes de carácter técnico, un mensaje a la población de la Isla para que tome conciencia de lo que cada día arroja a su bolsa de basura”, se indica en una nota de prensa del Consorcio Insular de Servicios. “La correcta separación de los residuos y la mejora en la recogida de materia orgánica en los lugares donde aún no está implantada”, añade, “será fundamental para alargar, lo más posible, la vida útil del Complejo Ambiental de Los Morenos”. Destaca que la emergencia ambiental para La Palma es “una oportunidad  para mejorar la separación de residuos”.

El Cabildo de La Palma pide la emergencia medioambiental para poder alargar la vida del complejo  de tratamiento de residuos de Los Morenos

El Cabildo de La Palma pide la emergencia medioambiental para poder alargar la vida del complejo de tratamiento de residuos de Los Morenos

El último estudio de caracterización de “la fracción resto”, señala, “la bolsa gris que contiene los residuos domésticos municipales de la Isla, vuelve a evidenciar que cerca de la mitad del contenido es materia orgánica. Se trata de un recurso valioso si se separa y se composta, pero que mezclado con el resto de basura dificulta que se aprovechen otros residuos reciclables y, en definitiva, acaba en la celda de vertido como material bioestabilizado, un compost no válido”.

Añade que “el estudio, que encargó el Consorcio de Servicios de La Palma y que se realizó entre octubre de 2021 y febrero de 2022,  desprende que el promedio de materia orgánica que se deposita en el contenedor gris en toda La Palma es del 43%, con municipios como Villa de Mazo donde ese porcentaje se eleva hasta el 58%, es decir, que más de la mitad de lo que va la bolsa de basura son fundamentalmente restos de alimentos, posos de café, bolsas de té, etcétera, que recogido separadamente se podría convertir en abono orgánico de gran calidad para uso agrícola o de jardinería”.

“El inminente llenado de la única celda de vertido de residuos con que cuenta el Complejo Ambiental de Los Morenos no es una buena noticia para La Palma, como tampoco lo es que el Cabildo haya tenido que solicitar al Gobierno de Canarias la declaración de la emergencia medioambiental para la Isla”, reflexiona la responsable del área insular de Servicios y Cambio Climático, Nieves Rosa Arroyo, toda vez que considera que, “lejos de suponer un hándicap para el avance hacia el modelo sostenible en la gestión de los residuos orgánicos en el que se está trabajando, podría ser un acicate para mejorar la separación en origen de la basura, dado que aún se está lejos de los niveles óptimos”.

Prueba de ello, se apunta en la nota, “es que, además de ese 43% de materia orgánica que se desperdicia, en la bolsa de basura gris de los palmeros van un 13% de plásticos, un 12% de papel-cartón, un 3% de vidrio, un 2% de metales, un 5% de restos de textiles y un 8% de celulosa. Esto da medida de que aún se siguen depositando mal muchos materiales que, separados de manera correcta, serían perfectamente reciclables y, por tanto, no se arrojarían a la celda de vertido”.

En diciembre de 2015, agrega, el Consorcio de Servicios de La Palma implantó en El Paso un primer proyecto piloto de servicio de recogida de residuos orgánicos. Luego se unieron Fuencaliente y Los Llanos de Aridane en 2016 y Tazacorte en 2018, incorporando en toda la zona oeste de la Isla el conocido como quinto contenedor, de color marrón, que se suma a los cuatro depósitos de separación de residuos (amarillo, verde, azul y gris).

El municipio de El Paso,  indica, donde primero se instaló el contenedor marrón en La Palma, es donde menos materia orgánica vierten sus vecinos a la bolsa gris, aunque aún lo hacen un porcentaje elevado, un 30%. En Fuencaliente, por contra y pese a tener ese quinto contenedor desde 2016, se sigue arrojando a la basura el 57% de materia orgánica.

Este año, señala, se han entregado un primer grupo de contendedores marrones de recogida separada de biorresiduos en Breña Alta y Breña Baja, empezando por un sistema de recogida puerta a puerta en grandes generadores, como son hoteles, residencias, colegios, supermercados, restaurantes, cafeterías, el hospital o el aeropuerto, para posteriormente continuar con la recogida a nivel doméstico.

A los 400 puntos de recogida de residuos orgánicos, añade, se suman otros 40 en estos tres municipios y se continuará con la implantación de la recogida a nivel doméstico en los municipios con población superior a 5.000 habitantes.

Además, indica, se está desplegando una red de zonas de compostaje comunitario, que se complementa con el compostaje doméstico y el Cabildo está a la espera de financiación para la puesta en marcha de una planta de compost en la zona este de la Isla.

Con la implantación del “sistema puerta a puerta en nuevas zonas”, concluye, “además de la colocación de 45 nuevos contenedores de papel-cartón y de 30 para envases ligeros, el Cabildo aspira en los próximos meses a incrementar la capacidad de recogida selectiva, apoyando al Consorcio de Servicios de La Palma para que aumente la recogida separada de materia orgánica en los lugares donde aún no se está haciendo”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats