“Al Túnel de Trasvase le quedan 4,5 km de agua para solucionar para siempre la sequía en La Palma”

Carlos Soler Liceras, doctor ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.

Carlos Soler Liceras, doctor ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, tras visitar el Túnel de Trasvase el pasado 16 de junio,  sostiene que “la solución que debe poner fin a la angustia de la sequía en La Palma es construir cierres mejores y, si hace falta, perforar hacia adelante las galerías”  del pasadizo hídrico horadado hace 20 años en la cordillera dorsal, ha indicado a La Palma Ahora. También asegura que “al Túnel del Trasvase le quedan 4,5 km de agua para solucionar de una vez y para siempre el problema del agua en La Palma, aportando la cantidad necesaria, mejorando la calidad que permita a los pozos sobrevivir sin ser sobreexplotados, reduciendo el consumo eléctrico de toda la Isla y aportando el agua necesaria con un coste de producción prácticamente nulo”.          

Soler,  en el informe que ha elaborado tras su visita al Túnel de Trasvase,  expone  que “hay que romper los cierres actuales, lo cual no está de más porque, al estar mal emplazados, no cumplen su misión almacenadora y además ambos pierden agua”.  Apunta que “en el caso” de la boca de la galería situada en al zona de Aduares, en Las Breñas, “el cierre nuevo, el bien emplazado, hay que hacerlo unos treinta o cuarenta metros aguas abajo del actual”. En el caso de la de Hermosilla  (zona oeste), “habría que buscar bajo el gunitado el dique volcánico que dio el agua que seguramente no debe estar muy lejos hacia aguas abajo”.

En las conclusiones  indica que “la obra del Túnel de Trasvase se ha comportado, ante esta sequía y con el régimen de extracción de agua que le han impuesto en los cinco últimos años, mucho mejor que lo que creen aquellos que la explotan”.  Añade que “actualmente aporta un caudal de 850 pp/h  (pipas de agua por hora, cada pipa equivale a 480 litros) por cada boca y si no da más caudal, no es porque no pueda sino porque las tuberías no dan para más. Después de estos años de extracción continua, aún le quedan 7 metros de carga de agua tras el cierre de Las Breñas y posiblemente más de 4 metros detrás del cierre de Hermosilla”. 

Aumentar los caudales “en cualquier boca pasa por aumentar el diámetro de las tuberías o por duplicar desagües y por construir los cierres en los lugares adecuados para evitar las pérdidas que se están produciendo, por otra parte difíciles de evaluar pero nada desdeñables”,  subraya. “Con estas dos acciones, mejorar desagües y cierres, aumentaría el caudal de Las Breñas, pero para el Valle, debido a su precario estado por la sequía, es necesario además perforar la galería en una longitud que en principio podría evaluarse en un kilómetro, acometiendo la obra por fases y sondeos, en función del agua que se vaya captando, tal y como se decía en el informe de diciembre 2019”,  añade.

Asegura que “el Túnel de Trasvase, tras sus dos frentes actuales, guarda un acuífero digno de ser explotado cabalmente, con mesura, adecuando siempre la extracción con la demanda y alternando la actuación en una boca u otra en función de las demandas en cada vertiente, hasta calar un día lejano si es que llega a hacer falta, no hay que olvidar que esa premisa de calar se necesita para poder trasvasar agua de una vertiente a la otra”. En el informe “se explica la manera de proceder, pero para asegurar el resultado basta con saber que entre ambos frentes quedan 4,5 km de agua para solucionar de una vez y para siempre el problema del agua en La Palma, aportando la cantidad necesaria, mejorando la calidad que permita a los pozos sobrevivir sin ser sobreexplotados, reduciendo el consumo eléctrico de toda la Isla y aportando el agua necesaria con un coste de producción prácticamente nulo”, concluye.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2020 - 14:14 h

Descubre nuestras apps

stats