Centenares de personas se movilizan en Gran Canaria contra la inmigración: “Esto es culpa de la Unión Europea”

Vecinos se manifiestan al sur de Gran Canaria contra la gestión migratoria

Canarias Ahora


37

Gran Canaria ha sido este sábado escenario de tres manifestaciones en contra de la inmigración. Las concentraciones tuvieron lugar en La Isleta, El Lasso y Maspalomas, y estuvieron controladas por decenas de agentes de la Policía Nacional. Los vecinos critican que la gestión política del fenómeno migratorio está convirtiendo a la isla en "un polvorín" y culpan a la Unión Europea de la situación: "Nos están convirtiendo en Lesbos". Desde hace dos semanas las protestas se suceden en Gran Canaria ante el aumento de incidentes protagonizados por personas migrantes. El último tuvo lugar en el barrio capitalino de Las Rehoyas, con una pelea entre jóvenes canarios y marroquíes. Pocos días después de la trifulca, medio centenar de personas protagonizó una concentración xenófoba en las calles de la zona con música y alcohol, vulnerando el toque de queda establecido a las 22.00 horas y sin que fuera disuelta por las autoridades.

Por su parte, Vox sigue haciendo uso político de la crisis humanitaria que vive Canarias. El diputado del partido de extrema derecha por Las Palmas, Alberto Rodríguez, ha estado presente en la concentración de La Isleta para criticar al gobierno formado por el PSOE y Unidas Podemos. ''España tiene el deber de proteger la frontera sur de Europa. Hay que acabar con el efecto llamada", ha añadido. Una de las propuestas que su partido ofreció al Gobierno de España fue la imposición de un bloqueo naval por parte de las Fuerzas Armadas. El jefe del Estado Mayor de la Armada, Teodoro López Calderón, respondió con contundencia: ''El deber de cualquier barco de guerra de España que se encuentra con una patera es rescatar a sus ocupantes".

Alberto Rodríguez señaló el alojamiento de personas migrantes en hoteles como un factor que potencia el supuesto "efecto llamada". El uso de complejos turísticos vacíos por la pandemia fue la alternativa temporal y de emergencia que el Ejecutivo central encontró a la precaria situación que se vivió en el muelle de Arguineguín. En el puerto del sur de la Isla quedaron hacinadas más de 2.600 personas ante la falta de recursos estables de acogida a los que ser derivados. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ya ha anunciado que en febrero estos recursos serán vaciados y todas las personas serán derivadas a campamentos instalados en distintos puntos del Archipiélago.

Frente a uno de estos campamentos también ha tenido lugar una manifestación. Se trata del recurso instalado en el CEIP León, en El Lasso (Las Palmas de Gran Canaria).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats