Ciudadanos escenifica la ruptura con los Bravo pidiendo explicaciones sobre los contratos de Lucas en Deportes

Lucas Bravo de Laguna en un pleno del Cabildo de Gran Canaria

Ciudadanos ha escenificado este martes su ruptura con Lucas Bravo de Laguna, exconsejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, y con su padre José Miguel, presidente de la corporación insular en el anterior mandato. La formación naranja, que negoció con ambos incorporarlos a su proyecto político de cara a las elecciones que se celebrarán en 2019, ha emitido este martes un comunicado en el que pide al actual presidente del Cabildo, Antonio Morales, que "deje de lado los juicios éticos" y aclare "hasta el último detalle" las posibles irregularidades "jurídicas o administrativas" en relación a los contratos adjudicados el pasado mandato por la Consejería de Deportes, liderada por Lucas Bravo de Laguna, a la empresa Volavi Canarias”, propiedad de la actual socia del exconsejero en la empresa B&M Sport Marketing.

La socia de Lucas Bravo también cobró 19.260 euros por una carrera de ocho atletas en sillas de ruedas

La socia de Lucas Bravo también cobró 19.260 euros por una carrera de ocho atletas en sillas de ruedas

"Son este tipo de situaciones tan anómalas y llamativas las que generan continua desafección y desconfianza de la ciudadanía hacia la clase política”, ha señalado la formación naranja en un comunicado en el que insta al presidente de la corporación insular a pronunciarse de forma "clara y contundente" para zanjar "este culebrón de verano". 

Ciudadanos cree que el anterior presidente del Cabildo y padre del exconsejero, Jose Miguel Bravo de Laguna, “también debe aclarar si bajo su mandato presidencial pudo existir desde el área de Deportes posible trato de favor en los contratos, que alcanzaron un montante total de casi un cuarto de millón de euros, concedidos a Volavi Canarias”, más allá del “manido argumento de que eran simples procedimientos negociados sin publicidad”.

Representantes de Ciudadanos mantuvieron reuniones tanto con José Miguel como con Lucas Bravo de Laguna para tantear la posibilidad de que ambos se incorporen al proyecto político de la formación naranja de cara a las elecciones autonómicas y locales que se celebrarán en 2019. Sin embargo, los contactos se rompieron a raíz del revuelo generado después de que Canarias Ahora publicara estos movimientos de Ciudadanos, que incluían el fichaje de Enrique Hernández Bento, subsecretario de Industria en la época de José Manuel Soria como ministro, para encabezar la lista al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

La formación ha expresado que “la sensación que se transmite a la ciudadanía acerca de estas anómalas contrataciones, por más que se hayan podido ajustar a vericuetos legales que las avalen, es la de que todo queda en casa”, por lo que ha señalado que “quizás la corporación insular debería replantearse ser aún más restrictiva que la norma que contempla este tipo de contratos”.

Y han añadido que “el Cabildo de Gran Canaria debe establecer que todas las contrataciones se realicen con luz y taquígrafos”, con el fin de “disipar cualquier tipo de duda social e institucional y evitar favorecer determinados intereses comunes”.

Etiquetas
Publicado el
5 de septiembre de 2017 - 13:13 h

Descubre nuestras apps

stats