Canarias recibe 2022 con un 'tsunami' de contagios inédito y sin restricciones de movilidad

La sexta ola de contagios en Canarias sigue su avance imparable sin control. / FOTO: CANARIAS AHORA

La sexta ola de contagios de COVID-19 en Canarias se parece más a un tsunami: una auténtica recta que avanza sin freno hacia no se sabe dónde. Y lo que es aún peor, nada parece indicar que se consiga un cierto control en la incidencia del coronavirus en los próximos días, más bien todo lo contrario. Como ya se ha comprobado a lo largo de esta pandemia, tras las fechas señaladas en el calendario de fiestas, los casos positivos se multiplican, un hecho que se acentuará en las islas teniendo en cuenta que la variante Ómicron, mucho más contagiosa, es mayoritaria.

No habrá toque de queda en Canarias en Nochevieja, Año Nuevo y Reyes

No habrá toque de queda en Canarias en Nochevieja, Año Nuevo y Reyes

Canarias recibirá, por tanto, a 2022 con una incidencia de COVID que sigue creciendo y que este jueves, en las vísperas de Nochevieja, alcanza los 1.670,07 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Por islas, Tenerife ya supera de largo la barrera de los 2.000: 2.316,7 contagios por 100.000 habitantes, para ser exactos; Gran Canaria, por su parte, sigue su escalada y ya apunta 1.219 casos. En las islas orientales, Fuerteventura anota una incidencia de 1.296 contagios por cada 100.000 habitantes en esta jornada y Lanzarote, 959. En las occidentales, La Palma escala hasta los 908, La Gomera hasta los 1.466 casos y El Hierro hasta 1.363.

Los datos son, a todas luces, disparatados, inéditos, y ya triplican (incluso cuadruplican en algunas islas) los registrados en la quinta ola, la que había batido todos los récords en Canarias. Así las cosas, para esta jornada, la Consejería de Sanidad notificó un nuevo récord de contagios por coronavirus al contabilizar un total de 5.261 positivos con lo que la cifra de acumulados sube a 149.046, con 41.059 casos activos, de los que 350 (-5) están hospitalizados en planta y 67 en UCI (sin variación).

Justamente son los indicadores en la presión asistencial los que han hecho que, pese al empeoramiento de la situación epidemiológica, los niveles de alerta y las restricciones se mantengan sin cambios en las islas (a excepción de El Hierro y Lanzarote, que esta semana pasaron de nivel 1 a 2). "Los cambios se han dado así porque el sistema de indicadores en estos momentos no tiene en cuenta tanto el número de contagios como la presión sobre el sistema hospitalario", explicó el portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez tras el Consejo de Gobierno de este miércoles.

Como se puede observar en la tabla siguiente, la ocupación UCI de Tenerife y Gran Canaria se encuentra en estos momentos en riesgo alto (color rojo), y la ocupación de camas en planta de los hospitales tinerfeños también. Hasta que alguno de estos indicadores no se presente en riesgo extremo (color vino), las islas no pasarán a nivel 4, el más restrictivo.

Todo ello, sin duda, gracias al avance de la vacunación en las islas, que ya han inoculado 3.715.647 dosis en total a una población diana que arranca desde los niños y niñas de 5 años. De hecho, Julio Pérez remarcó este miércoles durante su comparecencia que entre los casos reportados existe una "alta proporción" de personas no vacunadas.

Por otro lado están las restricciones para estas fechas tan señaladas y de tantas reuniones familiares y entre amigos: el Consejo de Gobierno ha decidido que para Fin de Año se puedan reunir un máximo de 10 personas, mientras que el pasaporte COVID será obligatorio. Asimismo, la Justicia rechazó la petición del toque de queda para las noches del 31 al 1 de enero y el 5 de enero, al considerar que "la medida puede ser idónea para luchar contra la enfermedad y facilitar el correcto funcionamiento del servicio público, pero el fin no justifica cualquier medio y la propuesta que se pretende ratificar es excesiva y genera un perjuicio grave para la generalidad de las personas".

Poco más se puede hacer. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, le ha pedido este jueves a los jóvenes que no salgan en Fin de Año y Reyes para no poner en juego la salud y la economía "por tres días". Ha insistido en que Canarias necesita "entrar fuerte" en 2022 y ha señalado que "se puede uno divertir, ser responsables con distancia, y afrontar el futuro de una manera mejor que lo que hemos pasado".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats