La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

La contundente respuesta a Clavijo de más de 400 investigadores de al menos 30 universidades por el 20A

Protestas contra Cuna del Alma y el Circuito del Motor en Tenerife, y el presidente de Canarias.

Canarias Ahora

2

Personal docente e investigador de diversas universidades y centros de estudios, tanto en Canarias como fuera de las Islas, han hecho un llamamiento desde sus áreas del conocimiento a sumarse “masivamente” a la convocatoria de protesta ciudadana de este sábado, 20 de abril, bajo el lema de Canarias tiene un límite en manifestaciones simultáneas en las islas y también en varias concentraciones en ciudades más allá del archipiélago, como Madrid, Málaga, Barcelona, Granada, Berlín y Londres.

Las más de 450 personas firmantes del manifiesto han querido responder así al presidente del Gobierno regional, Fernando Clavijo (Coalición Canaria), cuando dijo, tras conocerse la convocatoria de estas protestas, que había que mantener un “diálogo sosegado y científico”, de la mano de “las universidades”, sobre el modelo turístico y de desarrollo del archipiélago.

“Pues aquí llega la respuesta”, afirman en el manifiesto. “Unas 450 voces, especializadas en distintas áreas del conocimiento, convergen en el diagnóstico de que el actual modelo de desarrollo es fallido y en que existen alternativas fundamentadas a él”, sentencian.  

La iniciativa, propuesta por un grupo independiente de docentes universitarios a través de un  simple formulario de Google Form, ha tenido un “éxito apabullante”, asegura el grupo.

El manifiesto recoge firmas de personal investigador de todas las universidades canarias (públicas y privadas) y de unas 30 universidades fuera de las islas. De la ULPGC a Harvard, estas voces convergen en la idea de que “el archipiélago está marcado por un esquema de organización social y político depredador del suelo, contaminador de las aguas, destructor del patrimonio cultural y perjudicial, en general, para todas las especies que habitamos las islas”.  

En la mayoría de casos se trata de especialistas de las islas que se dedican a la investigación,  pero también incluye a personal investigador de otros países que tienen a Canarias como objeto de estudio. También aparecen institutos y centros de investigación de gran reconocimiento, como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas o el Instituto  Astrofísico de Canarias. Desde estos espacios también se cuestiona “una economía centrada fundamentalmente en el turismo” que somete a la población de las islas “a condiciones de  vida precarias y cada vez más insalubres”.  

Una buena parte de las firmas representa, además, a personas que se dedican a la investigación de forma independiente, con trayectorias vinculadas a la educación, el periodismo de investigación o la creación artística. Ya sea desde las ciencias naturales, las ciencias sociales o las humanidades, la idea común es abogar por alternativas  “descentralizadas y diversificadas, ajenas a las macroinfraestructuras y coherentes con la realidad geográfica e histórica del territorio”.  

A estas firmas se suman comunicados particulares de grupos y asociaciones dedicados a la investigación, como el del Grupo Internacional de Estudios Canarios, que declara “desde el extranjero y la diáspora canaria” su apoyo “en favor de las movilizaciones que luchan por el presente y el futuro de las Islas Canarias”. O la Asociación Canaria de Antropología, que pide  “acabar con la especulación y el expolio” y “respeto por nuestra cultura, pasada y presente”. 

“En una situación límite como la actual, donde incluso un grupo de activistas ha decidido ponerse en huelga de hambre para exigir medidas de extrema urgencia, el pronunciamiento de la comunidad investigadora resulta crucial”, afirma. Tal y como ha señalado el colectivo Canarias se agota (cuyos activistas están en huelga de hambre para pedir la paralización de los hoteles Cuna del Alma y La Tejita por numerosas irregularidades), urgen vías de participación ciudadana donde las diferentes partes puedan contribuir a edificar propuestas. “Canarias tiene un límite y sólo sumando los distintos saberes se podrá transformar. ¿Estará dispuesto el presidente del gobierno de Canarias a establecer este diálogo social?”, se preguntan. 

Además de este numeroso grupo de especialistas, también se han sumado a la convocatoria sindicatos como UGT, Intersindical Canaria, Asamblea 7 Islas, CCOO y USO, partidos políticos, como NC-BC, PSOE de Canarias, PSOE de Lanzarote, Si se Puede, Izquierda Unida, Sumar, Drago, Podemos e Iniciativa por La Gomera, y fundaciones y asociaciones cívicas y ecologistas, como Fundación Tamaimos, al Asociación Ossinisa, la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad Canaria, la Asociación Profesional de Agentes Forestales y de Medio Ambiente de Canarias (AFMACAN), entre otras. A ellas se suman las murgas de Tenerife y las decenas de organizaciones convocantes en las 8 islas del archipiélago.

Etiquetas
stats