Expedientado un funcionario de la comisaría provincial de Las Palmas tras protestar por las colas en el DNI

Supercomisaría de la Policía Nacional en Las Palmas de Gran Canaria (ALEJANDRO RAMOS)

Un funcionario que ha desempeñado durante diez años su labor en el equipo de expedición de DNI en la Jefatura Superior de Policía de Canarias, ubicada en la comisaría provincial de Las Palmas, asegura que la Dirección General de la Policía le ha abierto un expediente disciplinario después de protestar contra las colas y los tiempos de espera que se dan en verano.

Javier Cruz, también delegado de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Las Palmas, denunció públicamente que en julio y agosto los usuarios en Gran Canaria que quisieran renovar el DNI obtenían su cita para septiembre, dada la imposibilidad de los funcionarios de realizar horas extra para paliar el déficit de personal.

En el expediente disciplinario, en el que constan cinco escritos, se le acusa de desobedecer órdenes de superiores, de abandonar su puesto de trabajo, de mostrar "falta de respeto a los compañeros", incitar "a los ciudadanos a poner quejas relativas al servicio", realizar "exceso de gestiones particulares durante la jornada de trabajo" o no comunicar "las liberaciones sindicales", lo que provoca "bajo rendimiento en su productividad".

Sin embargo, Cruz sostiene que los problemas comenzaron a finales de 2017, tras un presunto caso de acoso laboral que tuvo lugar en Canarias, pero que finalmente no se tradujo en condena. Tanto él como la delegada sindical de la comisaría provincial de Santa Cruz de Tenerife presentaron quejas recriminando la tardanza de la administración en la elaboración del informe correspondiente o pidiendo evitar la cercanía física de ambos en el lugar de trabajo.

Después de esta situación, la delegada sindical de Santa Cruz de Tenerife, quien trabajaba expidiendo DNI en la comisaría provincial de Santa Cruz de Tenerife, pidió en 2018 la prolongación del servicio activo pero, durante ese proceso, se le abrió un expediente disciplinario por desobedecer órdenes y se le denegó su petición, por lo que se vio obligada a jubilarse forzosamente. Sin embargo, recurrió ante el contencioso-administrativo, que estimó sus demandas un año después y le restituyeron en su puesto en otra comisaría junto con todo el sueldo que no había percibido en ese tiempo.

El delegado sindical en Las Palmas recuerda que el conflicto con sus superiores comenzó cuando le apercibieron, el 18 de julio de 2018, por ir al trabajo en pantalón corto y sandalias, algo que, asegura, hacía en cada periodo estival. Además, le advirtieron de que si persistía en esa vestimenta, se daría conocimiento al departamento de expedientes disciplinarios. Ante esto, Cruz decidió interponer un recurso de alzada, que le fue denegado por la administración alegando que aún no se había producido apertura de expediente, y acudió al contencioso-administrativo.

El juzgado, sin entrar al fondo del asunto, exigió en marzo a la Jefatura Superior de Policía de Canarias que conteste al recurso de alzada, respuesta que aún no se ha producido, según el delegado sindical de CSIF.

Durante el verano de 2018, Cruz también denunció públicamente a través del sindicato las colas que se estaban produciendo para la expedición del DNI en Gran Canaria. El funcionario recuerda que reclamó a sus superiores la posibilidad de pedir a Madrid hacer horas extra para mitigar las esperas, puesto que en una mesa de trabajo que tuvo lugar en la capital española le comunicaron que estas "se dan si se piden", pero cuando lo trasladó a sus superiores, asegura que no atendieron sus demandas.

Tras regresar de sus vacaciones en noviembre, sus superiores le comunicaron que ya no iba a continuar prestando servicios en el equipo de expedición de DNI y le reubicaron en archivos alegando "necesidades del servicio", según explica. Lo acató y en febrero recibió la noticia de que le habían abierto un expediente disciplinario por unos hechos acaecidos el 7 de noviembre, antes de irse de vacaciones.

En el documento se recogen, entre otros, un escrito de su jefa de equipo de DNI, quien le achacaba una "actitud nada profesional" y una forma de dirigirse a ella "que rozaba la mala educación". Los hechos que traslada surgen a raíz de un fallo informático que impidió seguir expidiendo documentos. Según esta versión, la jefa le pidió a Cruz que se encargara de mostrador, que informara de esta situación a los afectados y que no se les podía atender, pero cometió "una falta grave" al hacer "como si con él no fuera el asunto" para, a continuación, desobedecer la orden y abandonar su puesto de trabajo, obligando a otro jefe de sección de DNI a atender a los ciudadanos.

Ante esta tesitura, Cruz considera que estas denuncias en realidad son una obstrucción a sus labores sindicales y recuerda que en noviembre de 2017 la misma jefa de equipo le regaló "un certificado de equipo" con un texto que rezaba: "A mi puto sindicalista". Según el funcionario, resulta incomprensible que "si no era malo ese día, como es posible que el 8 de noviembre de 2018 (día en el que la jefa redactó la denuncia) fuera lo peor y faltase a mis obligaciones".

La Jefatura Superior de Policía de Canarias no ha contestado a las preguntas formuladas por Canarias Ahora.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2019 - 23:30 h

Descubre nuestras apps

stats