El Gobierno remite al Parlamento el proyecto de Ley de Bibliotecas de Canarias

El presidente del Ejecutivo Regional, Fernando Clavijo, firma unos documentos para la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, al comienzo de una reunión del Consejo de Gobierno

Efe

El Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado este lunes remitir al Parlamento regional el Proyecto de Ley de Bibliotecas de Canarias para su tramitación una vez recibido el informe del Consejo Consultivo, que no contempla cambios sustanciales sobre el texto inicial.

Este texto viene a cubrir un vacío legal y a satisfacer una de las demandas más importantes del sector, además de cumplir un compromiso de legislatura, ha informado este lunes la portavoz del Gobierno, Rosa Dávila.

La norma se hace necesaria desde el punto de vista profesional y social ante la inexistencia de una ley de carácter autonómico para la regulación del sector de las bibliotecas en Canarias, que tampoco cuenta con otra normativa de rango menor.

Tanto los profesionales de las bibliotecas como las asociaciones profesionales de bibliotecarios y documentalistas han venido reclamando a lo largo de los últimos años el impulso por parte del Gobierno de Canarias de la redacción de esta ley, que da el primer paso para la mejora en la prestación de los servicios públicos, la profesionalización del personal al servicio de las bibliotecas, las dotaciones bibliográficas, el desarrollo y acondicionamiento de las infraestructuras, o la actualización de los equipamientos.

Una de las cuestiones más importantes que contiene el proyecto que se remite ahora al Parlamento es que considera la lectura como un servicio público imprescindible para la formación académica y cultural de los ciudadanos, y un instrumento para la integración, algo que queda contemplado en su articulado.

Además, el texto concibe la promoción de la lectura como una tarea común de toda la sociedad, fruto de la colaboración entre los responsables de políticas culturales, sociales, educativas y de comunicación, más allá de la tarea de la formación de la habilidad de leer, que se inicia en la familia y en la escuela.

Se configura como el medio por el cual los principios de coordinación y cooperación, entre las administraciones públicas en materia bibliotecaria, conforman un Sistema Bibliotecario basado en un aprovechamiento eficiente de los recursos económicos, culturales, informativos y personales, mediante el que se ofrezcan al ciudadano servicios basados en la calidad y accesibles a toda la población.

Igualmente, la ley establece la necesidad de elaboración del Mapa de Bibliotecas de Canarias como instrumento de planificación territorial que definirá el tipo de centros bibliotecarios, sus servicios y fijará los parámetros que deben cumplirse en lo que concierne a superficie, equipamiento, personal, fondo bibliográfico y mantenimiento de cada biblioteca, conforme a las directrices y pautas profesionalmente reconocidas.

Otra de las cuestiones que se define en el texto es el patrimonio bibliográfico canario, que se establece estará constituido por las obras, fondos y colecciones bibliográficas y hemerográficas que por su origen, antigüedad y trascendencia o valor cultural presentan un interés manifiesto para Canarias.

En este sentido, se incluyen también los fondos cinematográficos, discos, fotografías, cualquier material audiovisual o similares que estén sujetos a depósito legal.

Asimismo, el Gobierno de Canarias ha acordado remitir al Consejo Económico y Social el texto de la futura Ley de Protección del Menor.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2018 - 17:53 h

Descubre nuestras apps

stats