Santa Cruz de Tenerife se despide de su Carnaval más atípico, celebrado en pleno verano, y sin restricciones tras dos años de pandemia. Miles de isleños han formado parte de las fiestas en la calle de este fin de semana en el que las orquestas han marcado el ritmo. Ya este domingo, última oportunidad para disfrazarse y disfrutar de las carnestolendas, la capital dijo adiós a las tan anheladas celebraciones a golpe de batucada, con el desarrollo del concurso de comparsas Ritmo y armonía, que recorrió la avenida de Anaga. Así se vivió.

Etiquetas
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats