La portada de mañana
Acceder
La UE entra en crisis ante los retrasos y la incertidumbre sobre la vacunación
Sánchez prescinde de Illa en plena tercera ola y se volcará en la campaña catalana
Opinión - Las personas importantes, primero, por Rosa María Artal

Funcionarios de prisiones acampan a las puertas de la Tenerife II para exigir mejoras laborales en el colectivo

Acampada de protesta de funcionarios de prisiones en el recinto carcelario de El Rosario, este lunes en Tenerife

Desde las siete de la mañana de este lunes, un grupo de funcionarios de prisiones del recinto Tenerife II, sito en el municipio de El Rosario, se ha congregado en acampada a las puertas de ese centro penitenciario, el único existente actualmente en la isla, para pedir mayores medidas de seguridad en su lugar de trabajo y la misma subida salarial que ya han logrado otros cuerpos del Estado, como la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Se trata de personas afines y componentes de la nueva asociación de profesionales Tu abandono me puede matar, creada en Málaga y expandida por todo el territorio nacional. Uno de sus portavoces en Canarias, José Campello, recordó la agresión reciente a dos funcionarios en Galicia, el riesgo que corren a diario y la poca visibilidad en la sociedad que su servicio les brinda como argumentos reivindicativos.

"En nuestra realidad", explica, "un día estás aquí y otro cambias de sede y te puede pasar lo que a nuestros compañeros gallegos". Por este motivo, los trabajadores piden "la equiparación salarial, que sí sufrimos a la baja con los recortes que fueron para todos al comienzo de la crisis".

Además, reclaman al Partido Socialista "el apoyo real que sí demostraron, aunque el voto en contra de Ciudadanos lo frenara, para que hoy tuviéramos la justicia laboral que se ha tenido en cuenta con otros colectivos" dependientes del Estado.

Esa demanda viene desde antes del verano, con sucesivas concentraciones a las puertas de la penitenciaría. Ahora esperan que esta nueva protesta, con acampada por fuera de Tenerife II y que se prolongará hasta el sábado próximo, "llueve o truene", cambie la suerte del colectivo.

De esta forma, esperan que sus exigencias lleguen hasta la sociedad porque "nuestra profesión no es solo de oficina, sino que implica un riesgo; no somos mantenedores de personas", recalca el mismo portavoz, aunque sí "rehabilitamos en los mejores casos", a la vez que "encaramos situaciones penosas e incluso investigamos casos de inestabilidad o de redes que se generan dentro de las prisiones. Pero esta labor es absolutamente invisible. ¿Dónde creen que van los detenidos y quién vela por la seguridad del sistema una vez son interceptados y juzgados?".

Campello también se refirió a las últimas informaciones en las que se ha descubierto una revuelta organizada en todas las cárceles por grupos terroristas, con uno de los cabecillas localizado en Canarias. "Piensen, por favor, solo por un momento", insiste, "cómo ir a tu puesto de trabajo con estos anuncios sin el amparo de nuestros responsables, en este caso la Secretaría de Estado de Seguridad. Para que el sistema se active tenemos que dar parte de agresiones directas, pero no es suficiente con insultos o amenazas, y esto es rutina desgraciadamente en nuestras prisiones".

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2018 - 17:04 h

Descubre nuestras apps

stats