La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

A juicio el dueño y un empleado de un restaurante del Puertito de Güímar por insultar y amenazar a una pareja homosexual

Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife.

EFE

0

La sección segunda de la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife acogerá el próximo martes el juicio contra el dueño y un empleado de un restaurante en el Puertito de Güímar acusados de hostigar a una pareja de homosexuales que reside en la vivienda contigua a dicho establecimiento.

La Fiscalía pide para cada uno de ellos la pena de dos años de cárcel y una multa de unos 2.100 euros por un delito de incitación al odio por razón de orientación sexual, y como responsabilidad civil que indemnicen conjunta y solidariamente a la pareja por daños morales en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia.

Además, solicita el alejamiento respecto a las víctimas a no menos de 500 metros durante un periodo de dos años.

Según se recoge en el escrito de calificación, los acusados, "guiados por el ánimo de degradar y menospreciar" a sus vecinos por su condición de homosexuales profirieron "de forma continuada y pública y en voz alta todo tipo de expresiones contra los mismos".

Entre estas, cita algunas textualmente: "ahí viven los maricones del Puertito", "ésta es la casa de los maricones del Puertito", "le daría una paliza a los maricones"; frases acompañadas en ocasiones con gestos obscenos tocándose los genitales.

Uno de los acusados, según se detalla en el escrito de la Fiscalía, le dijo vociferando a una de las víctimas si había ido a votar -en las elecciones generales del 28 de abril de 2019- y que votara a un determinado partido político que iba a "acabar con todos los maricones".

Más allá de los insultos y las amenazas -"la casa de los maricones, son unos cerdos, hay que matarlos" o "payaso, te doy un tortazo que te hago un hombre"-, el coche de las víctimas apareció un día con arañazos en forma de pene.

La Fiscalía hace constar que hay grabaciones de vídeo de gestos obscenos y frases soeces pronunciadas por los acusados.

El representante del ministerio público recalca que estas actitudes han generado "un entorno intimidatorio, hostil y degradante" para la pareja, que ha visto alterado "gravemente" el desarrollo de su vida cotidiana.

Según recoge un informe médico forense una de las víctimas padece un trastorno adaptativo con ansiedad de tipo medio, por lo que ha estado sometido a terapia psicofarmacológica, y padece un trastorno adaptativo tipo ansioso de grado leve

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2021 - 14:01 h

Descubre nuestras apps

stats