La portada de mañana
Acceder
La escalada de hospitalizaciones dispara la alarma entre el personal sanitario, agotado tras meses de epidemia: “Si viene la segunda ola no sé cómo aguantaremos”
Los profesores tratan de blindarse para que no les responsabilicen de los contagios ante una “vuelta al cole caótica”
Seis meses de lucha contra un enemigo invisible y todavía estamos muy lejos de cantar victoria

La Guardia Civil "tomó cartas en el asunto" de Lorenzo Bárez tras un anónimo

EFE

La Guardia Civil ha confirmado este miércoles que fue la que "tomó cartas en el asunto" del teniente coronel Lorenzo Bárez y decidió abrir una investigación interna tras recibir un anónimo en el que se denunciaban irregularidades en la concesión de autorizaciones de transportes especiales.

Tanto la Guardia Civil como la Delegación de Gobierno en Cantabria han confirmado a Efe que el Juzgado de Instrucción número 1 de Santander ha abierto diligencias para esclarecer esas presuntas irregularidades tras una información reservada, como ha denunciado hoy la agrupación Unificada de Guardia Civil (AUGC).

Según la AUGC, la investigación del juez se dirige contra el teniente coronel Lorenzo Bárez, exjefe de Tráfico en Cantabria, y un guardia por organizar traslados ilegales de piezas desde empresas de la periferia de Santander hasta el Centro Botín.

Fuentes de la Guardia Civil han explicado a Efe que cuando se recibió el anónimo Lorenzo Bárez ya no era responsable de la Agrupación de Tráfico en Cantabria. Este oficial de la Benemérita se presentó en abril a las instituciones de Canarias como nuevo director del Centro Regional de Coordinación del archipiélago.

Las mismas fuentes han subrayado que la Guardia Civil inició una investigación porque es "la principal interesada en solventar posibles irregularidades".

Esa investigación reservada reflejó que, efectivamente, podían haberse producido esas irregularidades, por lo que se remitió al Juzgado.

La Guardia Civil ha asegurado que es una institución que se "autodepura", porque "lo peor" que le puede ocurrir, ha añadido, es que haya personas que pongan en duda el trabajo de cientos de miles de guardias.

Por eso, ha sido "la que ha tomado cartas en el asunto", porque es la principal interesada en que se esclarezcan los hechos, han subrayado las mismas fuentes.

El delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, ha hecho hincapié en que en el momento en que se tuvo conocimiento de los hechos se abrió una información reservada que, posteriormente, se trasladó al Juzgado para que determine si se ha cometido cualquier actuación irregular.

En un comunicado de prensa que ha difundido posteriormente la Dirección General de la Guardia Civil se insiste en que fue precisamente una investigación interna de este Cuerpo la que permitió poner en conocimiento del juez estas posibles irregularidades.

El comunicado aclara que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil tuvo conocimiento de estos hechos hace varios meses, por lo que se inició la investigación interna en la que, tras tomar declaración a testigos y hacer indagaciones, "se obtuvieron datos que hicieron sospechar que podrían concurrir ilícitos penales".

Desde ese momento se paralizó la vía administrativa y el general jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil presentó una denuncia que recayó en el Juzgado de Instrucción número 1 de Santander, con conocimiento de estas actuaciones por parte del Ministerio Fiscal.

"Por todo lo expuesto cabe señalar que han sido los propios controles internos de la Guardia Civil los que han llevado el pasado mes de julio ante la Autoridad Judicial la información acerca de esta posible conducta irregular", abunda el comunicado.

Se añade que actualmente la Guardia Civil está a la espera de las decisiones y posibles medidas cautelares que, en su caso, determine el Juzgado de Instrucción.

Etiquetas
Publicado el
26 de agosto de 2015 - 23:01 h

Descubre nuestras apps

stats