Revilla avisa de que si se repitiesen los problemas de la primera semana de vacunación "caerían cabezas": "Una y no más, no lo voy a tolerar"

Revilla, en la tribuna de oradores del Parlamento. Archivo. | MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ

"No lo voy a tolerar; una y no más". Así de tajante se ha mostrado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), en el análisis de la campaña de vacunación en referencia a los problemas que surgieron durante la primera semana. Tanto es así, que el líder del Ejecutivo autonómico ha advertido de que si se repitiesen "caerían cabezas", dejando claro que no le temblaría el pulso a la hora de cesar a quien considerara oportuno.

"Si llegan vacunas hay que colocarlas y los responsables de colocarlas sabemos quiénes son", ha subrayado en la tribuna del Parlamento cántabro en respuesta a dos interpelaciones de los grupos de la oposición PP y Ciudadanos durante el primer Pleno celebrado en este 2021. "Hubo unos días iniciales lamentables y el cabreo que cogí fue monumental", ha manifestado Revilla, sobre una primera semana caracterizada por la lentitud en la administración de dosis que situó a Cantabria en el farolillo rojo del ranking por comunidades.

No obstante, el presidente ha garantizado "la colocación masiva de todas las vacunas que lleguen", asegurando que la comunidad tiene la capacidad de poner 4.000 dosis al día, incluidos fines de semana, lo que se traduce en un total de 120.000 al mes. "Si no se puede por lo público habrá que recurrir a lo privado, pero la idea que tiene el Gobierno es hacerlo con recursos públicos bien organizados, como con la gripe", ha señalado.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado una y otra vez su compromiso con "la vacunación masiva": "Créanme que asumiré el riesgo de esta promesa que hago desde esta tribuna", ha expresado, dejando claro que el problema es la llegada de las dosis. Así todo, ha afirmado que "a finales de marzo pueden llegar a Cantabria incluso cuatro vacunas diferentes de manera importante".

Llegado el caso, según Revilla, "se colocarán a la velocidad de vértigo", ya que "ya están decididos los lugares", distribuidos en diferentes puntos de la región, para que la gente "vaya en masa" a vacunarse. "Lo que digo intento mantenerlo", ha resaltado sobre su compromiso y las decisiones que toma, a raíz de las críticas de la oposición. "Tendrá que entender que después de lo que ha pasado nosotros tengamos la mosca detrás de la oreja", ha replicado el diputado naranja, Félix Álvarez.

Y es que pese a ello, Revilla ha vuelto a dejar claro que no piensa destituir al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE): "Pierdan la ilusión de que lo cese", ha dicho en respuesta a PP y Cs, que han cargado con dureza contra su gestión recordando la vacunación de la madre de la directora médica y las irregularidades en Ambuibérica: "No funciona sin supervisión, solo reacciona a base de tirones de oreja y, además, le puede su soberbia", ha destacado la portavoz popular, María José Sáenz de Buruaga sobre Rodríguez.

Y sobre los casos conocidos en los que alguien se ha saltado el protocolo, Revilla ha opinado que la dimisión es la opción que deben tomar: "Cada uno que ha hecho eso debería presentar la dimisión por un principio de ética", ha sentenciado el presidente de Cantabria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats