Los trabajadores 'esenciales' se resisten a completar la vacunación en Cantabria: El 7% de los Cuerpos de Seguridad y el 6% del personal sanitario siguen sin ninguna dosis

Personal sanitario en Santander durante la vacunación de Cantabria.

Fueron prioritarios para acceder a la vacuna contra la COVID cuando arrancó la campaña en diciembre de 2020, pero a pesar de que los meses han ido transcurriendo mientras el resto de los grupos de población se iba sumando a la inmunización, sigue habiendo un porcentaje de ellos que se resisten a inocularse.

Hablamos de los conocidos como trabajadores 'esenciales', es decir, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Emergencias, el personal sanitario -el de primera línea y el de segunda- y el personal de centros sociosanitarios, es decir, aquellos funcionarios del Estado que tuvieron que mantener su trabajo a pesar del confinamiento de marzo de 2020 y durante todas las restricciones.

En el caso de Cantabria, la vacunación arrancó con el personal sanitario y de residencias, que entraron en la primera fase junto a los residentes y los grandes dependientes no institucionalizados. Posteriormente, a partir de febrero de 2021, la inmunización siguió con el resto de trabajadores esenciales como policías, bomberos o docentes. Y después se fueron adhiriendo a la campaña los grupos por edades.

Ahora, unos nueve meses más tarde, y después de que unos días antes del inicio de curso se revelase que el 10% de los docentes continuaba sin vacunar, elDiario.es ha preguntado a la Consejería de Sanidad cómo van los datos inmunización en estos colectivos, y de nuevo, la respuesta de aquellos que se resisten a la inoculación sorprende con datos parecidos a los de sus compañeros de colegios e institutos.

Comenzando por el personal sanitario de primera línea, continúa sin inocularse el 6% y, a diferencia de lo que ocurre con otros grupos, apenas hay personas pendientes de recibir la segunda dosis ya que todos los que han optado por la vacuna, ya han accedido a la pauta completa. Por el contrario, aquellos que no quisieron la vacuna contra la COVID-19 hace unos meses, tampoco han querido recibir la dosis recientemente.

Además, el conocido como personal sanitario de segunda línea u 'otro personal sanitario', tal y como se le conoce en la estrategia de vacunación, baja ligeramente el porcentaje de no vacunados, y en este caso asciende al 4%. Por último, dentro del ámbito de la sanidad, los trabajadores de centros sociosanitarios son los que más se han inoculado, y solo tienen a un 3% sin haber recibido ninguna de las pautas.

No obstante, aquellos que más se resisten a la inmunización se pueden encontrar en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Emergencias -donde se incluye a Policía Local, Policía Nacional, Ejército, Guardia Civil, Protección Civil y bomberos-, ya que el 9% no ha recibido la pauta completa y, de ellos, el 7% no ha recibido ninguna de las dosis.

La vacunación de la población general se aproxima a la de los trabajadores esenciales

La población general, que ha tardado más en ser llamada a la inoculación -de hecho los más jóvenes han podido empezar a hacerlo hace apenas dos meses-, ya está alcanzando porcentajes parecidos a los de estos trabajadores esenciales. Así, esta semana Sanidad vertía los datos de personas mayores de 12 años vacunadas y Cantabria ya ha superado la barrera del 90% con al menos una dosis, de los que el 88,1% ya tienen la pauta completa.

No obstante, parece que este porcentaje crecerá un poco más durante las próximas semanas debido a los puntos de vacunación sin cita previa que se están habilitando en la comunidad para aquellos rezagados que aún no se han aplicado su dosis. Tal y como explicaba el vicepresidente del Gobierno, Pablo Zuloaga en rueda de prensa, la estrategia que se está llevando a cabo en universidades y centros de salud principalmente, está siendo un "éxito".

Aunque tal y como apuntaban desde Sanidad hace unos días, ya se han "topado" con un núcleo de población que se niega a vacunarse, por lo que consideran que cuando se llegue al 91% de inmunizados "poco más habrá que hacer": "Llegamos a un techo y tenemos que respetar que haya personas que no quieran vacunarse", valoraba por entonces el consejero del área, Miguel Rodríguez. Cabe recordar, que en este momento, los grupos de edad con más bajo índice de vacunación se encuentran en los cántabros de entre 20 y 39 años.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats