Cantabria cambia de estrategia y centrará la vacunación en administrar la tercera dosis a mayores en residencias

Vacunación contra el Covid en el Palacio de Exposiciones de Santander

La Consejería de Sanidad va a imprimir un giro a su estrategia de vacunación ya que se está próxima a alcanzar el techo de vacunación y no considera que tenga sentido montar amplios dispositivos como los actuales cuando lo que queda por vacunar son personas que se niegan a ello. Por lo tanto, centrará sus recursos en aplicar la tercera dosis de la vacuna a mayores en residencias, así como a inmunodeprimidos y trasplantados. Para el resto de la población sin vacunar tendrá a su disposición los centros de salud y un equipo 'residual' de vacunación en alguna ubicación.

A día de hoy la población mayor de 12 años vacunada en Cantabria es del 90,7%, uno de los índices más altos del mundo, hasta el punto de que el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha manifestado hoy que ningún país ha alcanzado los registros que ostenta Cantabria. En cuanto a la población inmunizada, es decir, con las dos vacunas o la pauta de vacunación completas, Cantabria se sitúa en el 87,3%.

Desde hace semanas, la vacunación se ha ralentizado y ya cuesta llenar los cupos diarios. Esto no solo es por las vacaciones estivales y por aquellos que aceptan una cita y luego no acuden. La Consejería ha topado ya con el núcleo de población que se resiste o niega a la vacunación por lo que considera que cuando se llegue al 91% poco más habrá que hacer, ya que hay que respetar el derecho a no vacunarse de aquellos que lo invoquen, se justifica. Por más que se apele a la vacunación sin cita, con las complicaciones burocráticas que ello implica al tenerse que efectuar el registro administrativo de la persona vacunada, ni de esta forma se agotan ya las vacunas disponibles.

"Llegamos a un techo y tenemos que respetar que haya personas que no quieran vacunarse", ha valorado Rodríguez.

En los grupos de edad con más bajo índice de vacunación se encuentra el de los cántabros entre 20 y 29 años (76,2%) y el de los cántabros entre 30 y 39 años (75,7%). Paradójicamente, el de los adolescentes y jóvenes entre 12 y 19 años se ha comportado mejor y ya ha sido vacunado el 84,2% de la población-objetivo.

Es por ello que la Consejería va a reordenar sus recursos para vacunar a los mayores en residencias con la tercera dosis. Según ha informado hoy el consejero, a finales de esta semana se comenzará a administrar la tercera dosis a mayores en residencias, no así a los trabajadores de las mismas. Más adelante, pero no demasiado tarde, entre la última semana de septiembre y primeros de octubre, empezará a llamarse a trasplantados y personas inmunodeprimidas para aplicarles la tercera dosis también.

Miguel Rodríguez ha valorado la situación actual de la pandemia como buena en Cantabria.

Nuevas reglas y presencialidad

Rodríguez ha informado que el Consejo Interterritorial de Salud está preparando un documento en el que introducirá un sistema más flexible de restricciones para los distintos niveles de alerta. Cantabria actualmente se encuentra en nivel 1, que es de riesgo medio, nivel que el consejero considera ya consolidado por lo que se aspira a bajar al nivel inferior, el Nivel 0.

En todo caso, con el nuevo documento, se aplicarán nuevas reglas y restricciones en caso de que vuelvan a activarse otros niveles.

El consejero de Sanidad ha informado, asimismo, que se incrementará la consulta presencial en los consultorios y centros de salud cántabros. La Consejería está trabajando en recuperar el trato presencial, aunque considera que la atención telemática ha llegado para quedarse en aquellas consultas que no requieran la presencia de un facultativo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats