Page: "Si Aragonès va a Waterloo que sea para traerse a Puigdemont, que ya no tiene inmunidad”

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, en Salamanca

Buen sabor de boca para el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, tras la conferencia de presidentes en Salamanca, de la que dice haber salido “convencido de que recuperaremos el país y que en ciertos aspectos saldremos reforzados”, entre otras cosas por el “indispensable” papel que están jugando las comunidades autónomas a la hora de gestionar la pandemia.

Sin concreciones económicas en su discurso, García-Page, ha dejado sobre la mesa varios conceptos para el futuro más próximo. “Los fondos europeos deben gestionarse obviando el despilfarro y el gasto estructural, porque es una solución temporal que nos va a dar valor añadido” y ha mostrado su temor de que en otoño haya que seguir “soportando un gasto extraordinario por la COVID”. De ahí que haya dejado como “pendiente” seguir debatiendo con Europa la necesidad de mantener los fondos de recuperación, porque “los vamos a seguir necesitando”.

Al presidente de Castilla-La Mancha la cumbre de Salamanca le ha resultado “útil” y cree que al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, “le hubiera salido a cuenta venir. Hubiera comprobado que hay muchas cosas que nos unen”.

Ha insistido sobre la ausencia del presidente catalán, como ya hiciera ayer, para decirle que “si va a Waterloo que sea para traerse a Puigdemont, que ya no tiene inmunidad” y se ha remontado al 15M al asegurar que “todos estamos sometidos a la Justicia y a las mismas reglas. Si tras el 15M, la política no podía ser espacio de impunidad para delinquir,  ahora es un buen momento para ser coherentes con eso. No le deseo mal a nadie, pero sí que se dé la cara. Estará si no, perjudicando a Catalunya”.

“No estaría mal que en la reunión Aragonès-Sánchez vieran la mejor forma de traer a Puigdemont, que ya no tiene inmunidad: en tren, coche, en avión…”

Emiliano García-Page — Presidente de Castilla-La Mancha

En este aspecto ha sido preguntado por si Castilla-La Mancha teme que la reunión que la próxima semana mantendrán Pedro Sánchez y Pere Aragonès pueda servir de excusa para hablar, fuera ya del foro de hoy, de los fondos europeos o de financiación en general.

“Que dialoguen me parece bien, no debería ser noticia. Otra cosa es decidir y Catalunya tiene el mismo régimen financiero que el resto,  excepto País Vasco o Navarra. Si se quiere otro escenario es legítimo, pero tiene que encajar en la Constitución”. Además, añadía, “no voy a permitir que Castilla-La Mancha permanezca de brazos cruzados, y me da igual que sean independentistas o del PP”.  

“No estaría mal que en la reunión vieran la mejor forma de traer a Puigdemont: en tren, coche, en avión…”, ironizaba.

“La clave de la recuperación es la sostenibilidad y la equidad territorial”

García-Page ha sido preguntado también por las propuestas de Castilla-La Mancha respecto a la despoblación. “La clave de la recuperación es la sostenibilidad y tiene que ser económica, ambiental -porque es inmoral y carísimo no prevenir el cambio climático y hay oportunidad de empleo- y sostenibilidad también social porque tenemos que salir reforzados en los conceptos de igualdad”.

Y la idea de igualdad la aplica también a los diferentes territorios de España. “No concibo, por incoherente que la financiación de los servicios públicos no se haga con criterios de equidad territorial. Sería abocar a la ruina al 70% de España”.

Ha recordado que Europa ya ha autorizado al Gobierno del país a rebajar los impuestos a las zonas despobladas en Cuenca, Teruel y Soria y ahora, dice, “no solo hay que aplicarlo sino ampliar a provincias como Guadalajara o a otras zonas de España en circunstancias parecidas”.

En este punto no ha habido ninguna concreción, ha reconocido García-Page, a pesar de que se ha planteado en el seno de la conferencia de presidentes.

La financiación autonómica: "O hay mas porción de tarta o seguiremos con una injusticia crónica"

García-Page ha vuelto a insistir en trabajar sobre la financiación autonómicas porque pese a que desde hace 40 años se vienen trasladando competencias a las comunidades autónomas, el Estado “sigue conservando el 50% del gasto y no sé si para consulados en Armenia”.

Ha lamentado que las comunidades autónomas sigan gestionando “el mismo porcentaje de la tarta. O hay más porción o gestionaremos una injusticia crónica. Hay que ponerse de acuerdo en la financiación de los servicios públicos mínimos”.

En su discurso, no obstante, se mostraba satisfecho. “Ha ido bastante mejor de lo que el ruido ambiental de los últimos días hacía prever” y dice marcharse con “una sensación positiva más allá de discrepancias y matices”, por el “compromiso unánime”, recalcaba, tanto para cumplir con el objetivo de vacunación “y si es posible adelantarlo” como para “no mezclar o confundir” los fondos europeos para la recuperación con la financiación autonómica.

Ha sido, decía, un encuentro de “buenas formas” a pesar de que “a veces en política nos comportemos de manera bipolar. El ambiente general ha sido muy positivo, pese a las mínimas diferencias de opinión y me quedo con eso”. Un ambiente que, añadía, debería “servir para dar ejemplo. Es lo contrario a lo que pasa en la política nacional: sobra ruido y no hay diálogo”.

De hecho, incidía, “los presidentes autonómicos tenemos más posibilidades de cuajar consensos nacionales que el Parlamento de la nación”. 

síguenos en Telegram

Publicado el
30 de julio de 2021 - 18:19 h

Descubre nuestras apps