Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP pacta la renovación del Poder Judicial con el mismo acuerdo que rechazó
Vox traspasa otros 3,5 millones a la fundación privada que preside Abascal
'Un gran día para la justicia, ya verás como viene alguien y lo jode', por Isaac Rosa
Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

Por una Europa más social

0

Metidos ya de lleno en la campaña electoral para elegir a nuestros representantes en la Eurocámara, debemos afirmar con rotundidad que la Europa en la que vivimos no es la Europa que queremos.

Aunque Castilla-La Mancha ha sido uno de los territorios de la Unión Europea que más se ha beneficiado de los fondos Next Generation y que han tenido una gran trascendencia para el progreso y desarrollo de nuestra región, no nos podemos quedar únicamente con la idea de esa Unión Europea y la percepción de esos fondos, debemos construir entre todas y todos una Unión Europea más justa y social.

En los próximos días, del 6 al 9 de junio, se celebran elecciones al Parlamento Europeo, elecciones europeas en las que, en concreto en España, se vota el domingo 9 de junio. Por España, se eligen 61 eurodiputados, del total de 720 que conforman la Eurocámara. España contará con 2 representantes más que en la anterior legislatura, de los 15 que crece el Parlamento. Los 720 diputados representan a 450 millones de personas. 

Europa, que ha sido en importantes etapas históricas territorio de democracia y protección social, tiene hoy un gran reto, ser de nuevo un espacio de solidaridad en este decisivo momento histórico de belicismo y de crisis económica y social, tras una difícil etapa de pandemia y sus consecuencias, que aún las sufrimos en algunos ámbitos y territorios.

Estos avances en conquistas sociales y libertades necesitan de unas instituciones europeas más democráticas y solidarias, que entierren las políticas de austeridad y faciliten la lucha contra la desigualdad, por el empleo juvenil y la mejora de las condiciones de vida de todas y todos.

La profundización del proceso de integración de Europa sólo tendrá futuro si se abordan decididamente las preocupaciones reales que tenemos los ciudadanos europeos, elaborando de manera participativa y ejecutando verdaderas políticas de integración comunitaria en materias como el empleo, la lucha contra la pobreza, la defensa de los valores ambientales, la extensión de la cultura, o la cohesión social entre los territorios y poblaciones de la Unión Europea, en una lucha permanente por la igualdad. 

La UE debe alinear su política exterior y de seguridad común con los principios de la Carta de las Naciones Unidas. En lugar de pensar en construir nuestro propio ejército, exigimos iniciativas serias de desarme. En lugar de asegurar las materias primas militarmente, la riqueza material debe compartirse con los pueblos que han sido saqueados y oprimidos por los países europeos durante mucho tiempo. Debemos construir una Europa como una tierra de libertad y justicia, acogedora y abierta al Sur Global y abanderada antimilitarista del 'No a la Guerra'. 

Insistimos que los verdaderos problemas de los europeos son la lucha contra la pobreza, la vivienda asequible, el empleo seguro, la igualdad social y la transición ecológica, entre otros muchos. Para conseguir esto y lograr una Europa más social hace falta dinero. Este dinero se puede conseguir con un sistema fiscal justo, por lo que Europa debe potenciar una economía para las personas y para el planeta, no para los beneficios empresariales. Queremos una política fiscal ambiciosa, que revierta en inversión social y en unos servicios públicos sólidos.

Hoy por hoy, debemos tener presente que toda la legislación nacional viene marcada por las directivas europeas y su transposición obligatoria. No podemos obviar que Bruselas marca la regulación de los países miembros, de aquí la gran importancia que tienen las próximas elecciones al Parlamento Europeo. El bien común debe ser precisamente el objetivo prioritario de las políticas europeas, y también nacionales. Hemos de recuperar el impulso de integración social de la UE, con los valores de solidaridad, cooperación, protección del medio ambiente y democracia avanzada como principales ideas fuerza para la Europa más social de hoy, haciendo retroceder las tendencias nacionalistas y antihumanas.

Esa otra Europa más social que anhelamos, depende de nosotras y nosotros.

*El Colectivo Puente Madera esta integrado por Esteban Ortiz, Eva Ramírez, Elías Rovira y Javier Sánchez.

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

Etiquetas
stats