La portada de mañana
Acceder
La reforma de las pensiones tropieza con el periodo para calcular la jubilación
El dilema tras lecanemab, el fármaco experimental contra el alzhéimer
OPINIÓN | "¿Qué actitud ganará las elecciones?", por Rosa María Artal

Irene Montero pide al PP que haga dimitir al vicepresidente de Castilla y León por negar la violencia de género

Minuto de silencio por la víctima de Palencia con el vicepresidente Juan García-Gallardo

elDiariocyl


0

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha pedido al Partido Popular que fuerce la dimisión del vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox) tras insistir este en que “la violencia no tiene género” después de conocerse tres asesinatos de mujeres en 24 horas, entre ellos uno sucedido en la ciudad de Palencia que ha dejado dos húerfanos.

Montero respondía en la sesión de control al Gobierno a una diputada del PP que le cuestionaba sobre la ley Trans, a lo que la ministra señaló que “Quienes ponen en riesgo los derechos de las mujeres son los machistas, los agresores sexuales y también quienes niegan la violencia contra las mujeres, que son con quienes ustedes gobiernan”, en referencia al pacto de gobierno de PP y Vox en la Junta de Castilla y León.

“Ya podrían hacer dimitir al señor Gallardo, que ayer llamaba privilegiada a la víctima de un asesinato machista y a sus dos hijos de 2 y de 7 años”, pidió Montero, para apuntar que “no son las personas 'trans' quienes ponen en riesgo los derechos de las mujeres, es el patriarcado, es el machismo y son los agresores”.

Preguntado en una visita en Burgos sobre la petición de dimisión, García-Gallardo ha señalado que “a mi las peticiones de dimisión de Irene Montero me honran porque si quisiera que yo continuara en el cargo algo estaría haciendo mal”. Y el vicepresidente autonómico ha insistido “Nuestra posición no es novedosa, rechazamos toda la violencia, nos repulsa cualquier tipo de violencia. Yo si un hombre asesina a una mujer me parece un miserable, me parece un delincuente, me parece alguien que merece todo el castigo; pero lo mismo que si una mujer mata a un hombre, me merece la misma repulsa”. Según el cargo de Vox eso les motiva a promover una ley de violencia intrafamiliar “que va a poner a todas las víctimas de todo tipo de violencia al mismo nivel”.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), sí expresó su “condena una vez más a la violencia machista” tras confirmarse el crimen machista, en contra de lo sostenido por sus socios de gobienro. El nuevo caso de violencia machista se descubrió cuando la Policía acudió al domicilio de la víctima para comunicarle que su marido había fallecido arrollado en las vías del tren. Allí fueron recibidos por una niña de 7 años que les dijo que sus padres no estaban en casa y que decía encontrarse sola con su hermano de dos, momento en que los agentes localizaron el cadáver de la madre en una habitación con signos de estrangulamiento.

Vox ejecutó ayer en Castilla y León una acción coordinada de negación de violencia de género en los mensajes que pusieron en redes sociales sus principales cargos, entre ellos García-Gallardo o la cuenta institucional de las Cortes de Castilla y León. En ellos se obviaba que el asesinato de Palencia es violencia de género y remitían a un “crimen perpetrado en las últimas horas en Palencia y que se ha cobrado la vida de una mujer”. El vicepresidente de Castilla y León aseguró por su parte que “la violencia no tiene género” y que “pronto, todas las víctimas de violencia serán tratadas por igual y no se alimentarán políticas identitarias discriminatorias por razón de sexo”. Desde su llegada al gobierno autonómico Vox trata de imponer su relato de violencia intrafamiliar en cada uno de estos sucesos, de momento encontrándose con el rechazo del PP.

Irene Montero ya rechazó este martes en un tuit las palabras que el principal cargo institucional de Vox en un gobierno en España dedicó tras el asesinato machista de Palencia. La ministra de Podemos señaló que hablar de “privilegiadas” en esta situación “es una forma de revictimizar, multiplicar la violencia y cerrar puertas a otras mujeres para salir de ella”. La secretaria de Igualdad del PSOE, la diputada por León, Andrea Fernández, también reprochó al Partido Popular junto a otros cargos socialistas que no expulse del Ejecutivo autonómico a García-Gallardo, a quien ha tildado de “incapaz” por sus afirmaciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats